El 1 de octubre de 1522. Tras año y medio de dura relación, Carlos V promulga en Valladolid un perdón general que excluye a 293 comuneros. Días antes, había ordenado que fueran decapitados siete procuradores apresados en Tordesillas, así como don Pedro Maldonado en Simancas y el pellejero Villoria en Salamanca. “Se estima que fueron un total de cien los comuneros ejecutados desde la llegada del rey, siendo los más relevantes Pedro Maldonado y el Obispo Acuña.

1 de octubre de 1578. Fallece don Juan de Austria. Don Juan de Austria (1547-1578), hijo natural de Carlos V, es una de las figuras más fascinantes del siglo XVI. Don Juan de Austria (Ratisbona, 24 de febrero de 1545 o 1547 – Bouge, 1 de octubre de 1578), hijo del rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, y de Bárbara Blomberg; fue miembro de la Familia Real Española, militar y diplomático durante el reinado de su hermano (por vía paterna) Felipe II.

1 de octubre de 1596. Regresan a Sanlúcar de Barrameda, la Flota de Tierra Firme del General Juan Escalante de Mendoza, la Flota de Nueva España del General Pedro Méndez Marqués y la Armada del Mar Océano del General Bernardino de Avellaneda y Juan Gutiérrez de Garibay. Esta Armada había sido enviada por la Corona española a finales de 1595 desde Sanlúcar, para expulsar a los piratas ingleses del Caribe, el 28 de enero de 1596 se enfrentaría a una Flota inglesa al mando del pirata John Hawkins (imagen), pues el pirata Drake había fallecido días antes, esta Flota inglesa sería derrotada en la isla de Pinos (Cuba), costándole la vida a John Hawkins, los españoles capturaron 3 navíos y hundieron 15, dando muerte a un gran número de piratas y haciendo 500 prisioneros.

1 de octubre de 1625. Un barco de vela se acerca a la isla con víveres para los asediados pero el patache holandés que bloquea la entrada a la Bahía de San Juan logra disuadirlo asestando un duro golpe a la esperanza de los defensores de Puerto Rico. Al amanecer de aquel miércoles primero de octubre, la artillería holandesa reanudó su labor arreciando el cañoneo que batía los castigados baluartes del castillo de san Felipe del Morro. Bajo la protección de las seis piezas flamencas que disparaban desde el monte del Calvario, el general Balduino Enrico aún digería la negativa a rendirse que le había espetado el Gobernador de Puerto Rico en la jornada anterior, mientras encargaba a varios comisarios la administración de víveres y municiones. Mientras, sus ingenieros militares seguían avanzando en las obras de las trincheras, que cada vez se acercaban más al codiciado castillo. Pasada la mañana, un velero de las islas maniobraba cercano a punto de cobijarse bajo al amparo de la artillería del morro donde podría descargar vino y viandas entre los asediados en el castillo. Para asegurar su llegada, se envió al soldado Pedro Sarzuela, el cual previno a su tripulación sobre el estado de la isla bajo el ataque holandés y le indicó la forma más segura para que se cobijase bajo el amparo de la fortificación. Pero esta vez la suerte fue esquiva para los defensores de Puerto Rico, que resignados sintieron caer el viento lo que imposibilitaba la llegada del velero. Los holandeses pendientes de evitar cualquier socorro a sus enemigos, sacaron a remolque un patache a la bocana de la Bahía de San Juan, lejos del alcance de las baterías del Morro, para disuadir al navío de que desembarcara cualquier mercancía en el castillo que estaban asediando y que pretendían rendir a fuerza de sangre, fuego y hambre. El desánimo se extendió entre los soldados y demás gentes que se veían recluidos y asilados en el Morro. A estas 300 personas, el Gobernador don Juan de Haro se dirigió, sacando fuerzas de flaquezas, para animarlos afirmando que, lejos de pretender algún beneficio particular, ponía la causa en manos de Dios, al que debían honrar con su resistencia al igual que a su Rey. Aquella misma noche, los comisarios de los diferentes distritos de la isla nombrados por el Gobernador lograron entrar por “sitios incognitos” al interior del Morro, sin ser descubiertos por el enemigo, para trayendo consigo casabe, algunas carnes y esperanza.

 1 de octubre de 1644. Llegan a Sanlúcar de Barrameda las primeras monjas Carmelitas.

1 de octubre de 1793. En tal día como hoy, del año 1793, durante el asedio de Tolón por los convencionales franceses, tiene lugar el victorioso combate de las alturas de Farón, en el que el jefe de escuadra, don Federico de Gravina, mandando fuerzas españolas e inglesas, napolitanas y sardas, de mar y tierra, a pesar de ser gravemente herido en la pierna derecha, derrota a los enemigos, que fueron puestos en fuga, dejando 300 prisioneros. El regreso de Gravina, en una parihuela, a la plaza fue triunfalmente apoteósico. Los representantes de la ciudad le ofrecen una corona de laurel como homenaje. “Por la inteligencia, valor y agilidad” que le habían distinguido siempre es promovido Gravina al empleo de Teniente General de la Real Armada.- Se distinguen también de modo extraordinario, en la acción, el Sargento Manuel Moreno y cuatro soldados de nuestros batallones de Marina.

1 de octubre de 1.800. España devuelve a Francia la Luisiana Occidental, por el acuerdo secreto de San Ildefonso.

1 de octubre de 1813. Se libra la batalla Vilcapugio que manda las Tropas españolas, el Virrey del Perú D. Joaquin de la Pezuela, subinspector de Artillería que había sido en aquel departamento, dicha victoria sobre los rebeldes le vale la Cruz Laureada de San Fernando.

1 de octubre de 1812. Guerras napoleónicas. Toma de Chinchilla por los franceses. Al retirarse de Andalucía el ejército del mariscal Soult en dirección a Valencia, el castillo de Chinchilla, guarnecido por 250 hombres, de ellos 145 pertenecientes al regimiento de Almansa, hizo algunos disparos de cañón sobre las tropas francesas, que irritadas circunvalaron inmediatamente el fuerte por orden del mariscal, y empezaron la trinchera en este día, asestando la artillería sus disparos contra los débiles muros. Ocho días se defendieron bizarramente aquellos valerosos españoles, aun teniendo abierta brecha, atacados por fuerzas tan considerables; mas habiendo caído en día 8 una chispa eléctrica en uno de los ángulos de la fortificación, quedó esta parte sin fuegos, herido el gobernador, teniente coronel de Ingenieros D. Juan Antonio Cearra y maltratados algunos de los defensores, viéndose éstos obligados a capitular cuando contaban ya entre muertos y heridos las dos terceras partes de la fuerza. En recompensa a su distinguido comportamiento, Fernando VII concedió por Real orden de 13 de mayo de 1815 a todos los que tomaron parte en este glorioso hecho de armas, un escudo de distinción con el lema: “El Rey a los defensores de Chinchilla”.

El 1 de octubre de 1814. Carlos IV abdicó del trono en Roma.

1 de octubre de 1817. Campaña 1808-1814. Condecoraciones. Cruz de Distinción de la Fuga de Zapadores. Cuatro brazos ligeramente curvilíneos esmaltados en rojo, divididos a su mitad por filetes de oro y con pequeños triángulos esmaltados en azul en los extremos culminados en globillos de oro. En el centro y sobre unos montes, una bandera morada con las iniciales: Z.M.P. (Zapadores, Minadores, Pontoneros) y en el cerco sobre blanco: MI LEALTAD Y VALOR TE CONSERVARON. En el reverso, sobre fondo azul, la inscripción SALIDA DE LOS ZAPADORES DE ALCALA-MAYO 1808. Pende de una cinta roja con corona Real. Fue concedida por orden de Fernando VII el 1 de octubre de 1817 premiando a las dos compañías que al mando del comandante Don José Veguer, escaparon de la Escuela de Ingenieros de Alcalá de Henares ante la inminente ocupación francesa, presentándose con su bandera y equipo al Capitán General de Valencia.

El 1 de octubre de 1820. Ley de supresión de todas las órdenes religiosas masculinas, monacales y conventuales, que el rey Fernando VII no firmaría hasta el día 25.

1 de octubre de 1.823. Fernando VII anula todas las leyes del trienio liberal generadas desde el 7 de marzo de 1820. y el decreto de perdón que había firmado el día anterior.

1 de octubre de 1.833. Efeméride general. Origen de las Guerras Carlistas. Proclama de Carlos María Isidro reivindicando sus derechos al trono de España, origen de las guerras carlistas. El carlismo fue un movimiento político legitimista de carácter antiliberal y antirrevolucionario surgido en España en el siglo XIX que pretendía el establecimiento de una rama alternativa de la dinastía de los Borbones en el trono español, y que en sus orígenes propugnaba la vuelta al Antiguo Régimen. En el siglo XX una parte del carlismo evolucionó hacia el socialismo autogestionario (el Partido Carlista), si bien más tarde se produjo una escisión del sector tradicionalista conservador, que formaría la Comunión Tradicionalista Carlista. Ambos movimientos tienen un apoyo electoral residual. Los carlistas formaban el ala más conservadora de la sociedad española de la época, englobando a los denominados «apostólicos», tradicionalistas y, sobre todo, a la reacción antiliberal. La lucha entre pretendientes fue realmente una lucha entre dos concepciones políticas, de una parte los defensores del Antiguo Régimen y de otra los partidarios de las reformas liberales, surgidas como consecuencia de la Revolución Francesa y de la Revolución Industrial, que habían dejado desfasada la antigua sociedad agraria predominante hasta entonces en España. Así, el carlismo tuvo escasa repercusión en las grandes ciudades, siendo un movimiento predominantemente rural. Otro aspecto de la disputa transcurría en el terreno religioso, con el deseo de los carlistas de conservar los privilegios e influencia de la Iglesia Católica en la sociedad y el estado, así como la restauración de la Inquisición. Además, los partidarios del pretendiente Don Carlos alentaban la reinstauración de la totalidad de los fueros de los territorios de las zonas sublevadas (si bien existen discrepancias entre los historiadores respecto si la defensa de los fueros fue un rasgo característico del carlismo desde su origen o si se manifestó ya empezada la Primera Guerra Carlista), lo que explica el mayor auge del movimiento en los territorios que habían disfrutado de regímenes forales, caso de Aragón, Valencia y zonas de Cataluña, así como en los que aún los disfrutaban, caso del País Vasco y Navarra, donde los veían amenazados por el afán uniformizador de los liberales. Así se conformó el ideario carlista: legitimidad dinástica, integrismo católico, monarquía absolutista y defensa de los fueros tradicionales. Su lema legendario: «Por Dios, por la Patria y el Rey». Ya durante el Trienio Liberal (1820-1823) había surgido un movimiento de carácter antiliberal y contrarrevolucionario como reacción a las políticas reformistas que se establecieron desde el poder y que tuvo continuidad en la denominada Guerra de los Agraviados de 1827. Sin embargo, el movimiento hundía sus bases ideológicas en el pensamiento español antiilustrado y antiliberal de autores como Fernando de Zeballos, Lorenzo Hervás y Panduro o Francisco Alvarado, enmarcados en una corriente europea de reacción contra el enciclopedismo y la Revolución Francesa. Fernando VII había quedado viudo por tercera vez, sin descendencia y contrajo un nuevo matrimonio con María Cristina de Borbón-Dos Sicilias en 1829, habiendo designado como sucesor a su hermano Carlos María Isidro. Sin embargo, a finales de marzo de 1830, María Cristina quedó embarazada y ante la posibilidad de tener un heredero, el 31 de marzo de 1830 Fernando VII promulgó la Pragmática Sanción, la cual, aunque había sido aprobada por las Cortes el 30 de septiembre de 1789, en tiempos de Carlos IV, no se había hecho efectiva en aquella época por razones de política exterior. La Pragmática establecía que si el rey no tenía heredero varón, heredaría la hija mayor, lo que suponía de hecho la abolición de la Ley Sálica, que no permitía la transmisión de los derechos de sucesión de la Corona por vía femenina, importada de Francia por Felipe V y restableciendo la tradición castellana. Esta decisión excluía, en la práctica, al infante Carlos María Isidro de la sucesión, en tanto que fuera niño o niña, quien naciera sería el heredero directo del rey. Aunque Carlos IV había derogado la Ley Sálica mediante la Pragmática Sanción, la disposición no había sido promulgada, por lo que no había entrado en vigor al faltarle un elemento fundamental para la validez jurídica. Fue Fernando VII quien la sancionó —no sabiéndose a ciencia cierta si esto era preciso— y la promulgó en beneficio de su hija, la futura reina Isabel II y en detrimento del que hasta entonces era su heredero, su hermano Carlos María Isidro. Mucho tuvo que ver en el cambio de actitud, según todos los historiadores, la esposa del rey Fernando, María Cristina de Borbón, deseosa de coronar a su hija Reina de España. La enfermedad del Rey influyó en la Corte, donde unos y otros, partidarios de Isabel y de Carlos, trataron de que el monarca promulgase o no la norma. Fuera cierto o no que, muy poco antes de morir, había modificado el Rey de nuevo su criterio a instancias del Consejo de Ministros, y posiblemente influido por su hermano, lo cierto es que la reinstauración de la Ley Sálica no se produjo por faltar la obligada sanción y promulgación. Los carlistas, que sostienen la vigencia de este último acto del monarca y la nulidad jurídica de la Pragmática, consideran que el Rey pudo haber sido presionado, o bien se ocultó la disposición para que nunca entrase en vigor. Los partidarios de la reina Isabel, por su parte, consideraron inexistente norma válida alguna posterior a la derogación de la Pragmática, en su parecer perfectamente válida y, por tanto, la heredera del trono era la hija del monarca, futura reina Isabel. Ésta es la tesis defendida por la mayoría de los historiadores en la actualidad. Así las cosas, el 10 de octubre de 1830 nació la futura Isabel II, siendo proclamada heredera legítima, lo que produjo malestar entre los partidarios del infante Don Carlos, que comenzaron a ser conocidos como «carlistas». Ya en septiembre de 1832, con el rey gravemente enfermo en La Granja de San Ildefonso, se produjo la revuelta de los partidarios el infante Carlos para hacerse con el poder, y aunque fracasó, el ministro Francisco Calomarde, próximo a las ideas apostólicas, consiguió la firma del rey en un documento que anulaba la Pragmática Sanción, con lo que el infante Carlos se convertía en el heredero. A pesar de ello, una vez recuperado, Fernando VII anuló el documento derogatorio y el 1 de octubre de 1832 destituyó el gobierno presidido por Calomarde, sustituido por el liberal moderado Francisco Cea Bermúdez, intentando ganarse, con una amnistía y algunas reformas políticas, el apoyo de los liberales a la futura Isabel II, al tiempo que destituía a los partidarios de su hermano Carlos de los puestos de importancia. Éste marchó en marzo de 1833 al exilio a Portugal, negándose a jurar a Isabel como princesa de Asturias, aduciendo que el rey Fernando VII no tenía potestad para promulgar la Pragmática Sanción y que, por tanto, seguía en vigor la Ley Sálica. El infante se proclamó rey con el nombre de Carlos V a la muerte de Fernando VII el 29 de septiembre, al tiempo que hacía un llamamiento al ejército para rebelarse. Consiguió un gran apoyo en el cuerpo de los Voluntarios Realistas. En el siglo XIX se produjeron varias insurrecciones de los carlistas contra el gobierno de Isabel II y sucesivos, denominadas en aquella época guerras civiles. Al producirse una nueva insurrección en 1936, que llevó a una guerra más destructiva, se hizo habitual designar como «guerras carlistas» a las del siglo XIX, y reservar el término «Guerra Civil» para la de 1936-1939. A partir del 2 de octubre se producen manifiestos a favor de Carlos, ya con el nombre de Carlos V, en Talavera de la Reina, Vitoria, Salvatierra, Bilbao, Orduña, Logroño que no tienen resultados positivos hasta que partidas de voluntarios navarros sublevados celebran una junta en Estella en la que nombran como jefe a Tomás de Zumalacárregui el 14 de noviembre. A partir de este momento comienza a desarrollarse la Primera Guerra Carlista, que duraría siete años. Las acciones bélicas se centraron principalmente en el País Vasco, Navarra, las regiones interiores de Aragón, Cataluña y Valencia. Los carlistas consiguen dominar amplias zonas rurales, pero no consiguen la conquista de ninguna ciudad importante, puerto o zona industrial ni ninguna zona triguera. Ante los fracasos militares y la división del movimiento entre apostólicos (radicales) y transaccionistas (moderados), la guerra finaliza en el norte el 29 de agosto de 1839 con el Convenio de Oñate (el célebre «Abrazo de Vergara»). En 1840 las últimas tropas que aún resistían en Aragón y Cataluña al mando del general Cabrera se rinden definitivamente, aunque quedan bandas dispersas (Balmaseda o Matías el Ventero) en algunas zonas que continúan la lucha, pero más como bandoleros que como un auténtico ejército. En 1845 el Infante don Carlos abdica en favor de su hijo Carlos Luis de Borbón, conde de Montemolín, que toma el nombre de Carlos VI, e inicia la Segunda Guerra Carlista o Guerra dels Matiners, desarrollada principalmente en Cataluña, Aragón, Navarra y Guipúzcoa entre 1846 y 1849. Al mando del general Cabrera, la contienda se caracteriza por acciones guerrilleras que no consiguen resultado, haciendo que Cabrera tenga que cruzar la frontera, si bien algunos focos resistieron hasta 1856 en acciones más propias del bandolerismo. Derrotado y hecho prisionero al desembarcar en España en 1860 en San Carlos de la Rápita (Tarragona), Carlos Luis de Borbón es forzado a renunciar a sus derechos, proclamándose sucesor legítimo su hermano Juan, segundo hijo de Carlos María Isidro y Juan III en la línea de pretendientes carlistas. Con escasos partidarios, se mantuvo hasta 1868 cuándo abdicó en favor de su hijo Carlos María, que adoptó el nombre de Carlos VII y que consiguió revitalizar el carlismo. En 1868 el pretendiente publicó un manifiesto en el que exponía sus ideas, entre ellas la de constituir unas Cortes de estructura tradicional y promulgar una Constitución o carta otorgada, así como realizar una política económica proteccionista. Tras el destronamiento de Isabel II en 1868, se alía con figuras prominentes del pensamiento católico, de forma que, desde folletos o periódicos (entre 1869 y 1872 aparecieron más de 160 publicaciones periódicas carlistas) el carlismo se organizó como una fuerza política legal en el nuevo régimen. Después de un período de regencia del general Serrano en 1870, el Parlamento designó como rey a Amadeo I de la dinastía de Saboya. En las elecciones de 1871, el partido carlista, la Comunión Católica-Monárquica, consiguió alrededor de 50 diputados y 30 senadores. Presidía la minoría carlista el conde de Orgaz y emergen las figuras de Cándido Nocedal y Antonio Aparisi y Guijarro. Carlos María, que veía peligrar la posibilidad de una restauración borbónica en cualquiera de las dos ramas y alarmado por la pérdida de diputados en las elecciones de 1872, optó por la vía bélica y el 21 abril de 1872 dio comienzo a la Tercera Guerra Carlista, primero contra Amadeo y, tras su abdicación, contra la República y finalmente contra Alfonso XII, hijo de Isabel II, proclamado rey por el general Martínez Campos en Sagunto. La guerra finalizó en 1876 con la conquista de Estella, la capital carlista y la huida a Francia del pretendiente. Hubo algunos intentos posteriores de sublevación, aprovechando el descontento por la pérdida de las posesiones ultramarinas en 1898, pero no tuvieron éxito.

1 de octubre de 1838. Se libra en Maella (Tarragona) una sangrienta batalla entre la división del General Pardiñas y las tropas carlistas del General Cabrera, más numerosas. El Regimiento de Caballería Lanceros del Rey acuchilló allí a la caballería carlista y, cuando murió Pardiñas, protegió la retirada de las tropas realistas hasta Caspe.

1 de octubre de 1873. Quedó restablecida la Academia de Artillería en el estado en que se hallaba antes de su clausura por licenciamiento voluntario de todos sus alumnos.

1 de octubre de 1873. El Cantón de Cartagena hizo una proclama en la que señalaba: La instrucción gratuita elemental, obligatoria; La prohibición de la enseñanza de la religión; La confiscación de los bienes de las asociaciones religiosas; La confiscación de los bienes recibidos por herencia o donación.

 1 de octubre de 1.883. Efeméride general. Transmisiones telefónicas. Comunicaciones. Primer ensayo en Madrid de comunicación telefónica. La conexión se efectúa entre el Palacio Real de Madrid y los Ministerios.

1 de Octubre de 1.927.- La O.C. de este día (DO nº 220). “Señor: Los extraordinarios méritos y servicios prestados por este Tercio en la pasada Campaña de Marruecos, que le han hecho acreedor de la alta merced de recibir su Bandera Nacional de las manos de su Majestad la Reina, vuestra augusta esposa (Q.D.G.) y que tan preciada insignia está condecorada con dos medallas Militares hará tranquilamente su vida sin ser nuevamente molestada por el cañón de Beni-Hozmar.

1 de octubre de 1939. Primero de octubre, Día de la Exaltación del general Francisco Franco a la Jefatura del Estado.

2 de octubre de 1485. El Rey D. Fernando El Católico, le concede al insigne Artillero D. Francisco Ramírez de Madrid, el heredamiento de la Villa de Borno, para sí y sus descendientes, en 1483, le habían nombrado la Reina Dª. Isabel La Católica, Capitán General de la Artillería, murió peleando contra los moros en la Serranía de Ronda.

2 de octubre de 1800. En tal día como hoy, del año 1800, la corbeta de guerra Castor, mandada por el Teniente de Navío don Francisco de Gil, sostuvo combate, al norte del río Tumbes localizado en el sur del Ecuador y norte del Perú, con la fragata mercante inglesa, armada en corso, llamada Enrique. La acción, después de hora y media de lucha al cañón, fue decidida victoriosamente por el abordaje dado por la Castor, que rinde a la inglesa, conduciéndola apresada.

2 de octubre de 1823. Los Coraceros de la Reina dan, en Mirabete (Cáceres), cargas brillantísimas contra la numerosa caballería francesa del General La Roche-Jaqueline, lo que permitió al General Plasencia retirarse a Trujillo sin ser perseguido.

2 de octubre de 1819. En tal día como hoy, del año 1819, en El Callao, durante la noche, la escuadra chilena, mandada por el audaz Almirante lord Cochrane, al servicio de los insurgentes, ataca con brulotes a la escuadra española, fondeada en el puerto, pero es enérgicamente rechazada.

2 de octubre de 1.846. Comunicaciones. Se cursa el primer despacho por medio del teléfono óptico en España, de Irún a Madrid.

2 de octubre de 1.921.  La Iª y IIª Banderas de La Legión forman parte de la Columna Sanjurjo, cuyo objetivo señalado para hoy rebasado Sebt por la derecha, es ocupar la posición de Ulad-Dau, en la meseta del mismo nombre. En la posición Sebt y Cumbreras próximas aparece numeroso enemigo; otros grupos se descubren en las faldas del Gurugú y de Ulad-Dau. La Columna de Sanjurjo se pone en marcha, y los Legionarios marchan cantando. Tan pronto asoman las guerrillas en las Cumbreras, al pie de Monte Arbós, los primeros Legionarios se despliegan y el combate se entabla. Los Regulares de Ceuta avanzan por la derecha y los Legionarios de frente se lanzan a tomar la primera línea del barranco ocupado por el enemigo. El adversario se defiende bravamente, pero el avance de los Legionarios sigue impetuoso. El Teniente D. Eduardo Águila Jiménez Coronado recibe gravísima herida durante el asalto, de la que fallece en el hospital. En la feroz lucha alcanzan también gloriosa muerte los Legionarios de la Iª compañía Manuel Pérez Montado, Pedro Cifuentes, Manuel Camacho, Jose Marin Hermoso, Serafín Garro Cortes y Rafael Ríos Moya. Por su brillante actuación el General Sanjurjo concedió a la Iª y IIª Bandera la corbata de Sebt y Ulad, Corbatas que ostentan en la Legión los Guiones de Mando de las referidas Banderas y una de ellas, el Guión de Mando del Tercio Gran Capitán.

3 de octubre de 1574. Guerra de los Ochenta Años. Los españoles abandonan en fuerte de Schans Lammen. Un niño huérfano tomó un puchero de cocido que habían dejado allí los soldados, según la tradición local, y lo llevó a la ciudad de Leiden donde desde aquella fecha la ciudad conmemora el día con una comida tradicional en la que reina una adaptación de este plato típico español. La ubicación exacta del sitio se había perdido a lo largo de los siglos hasta 2017, cuando se lanzó una campaña de financiación colectiva, de acuerdo con un comunicado. La investigación histórica apuntó el lugar donde parecía estar ubicado y la prospección posterior, evidencias de que quedaran restos en el área de ese período. El fuerte se conservará para posteridad como parte de del patrimonio emblemático de Leiden, según las autoridades de la provincia.

3 de octubre de 1609. Infantes ilustres. El ilustre capitán y escritor toledano Alonso Vázquez es nombrado por Felipe III Sargento Mayor de la milicia de Jaén y su provincia. Inició la carrera de las armas luchando como soldado en Flandes, a las órdenes de Farnesio, quien, por sus méritos, le concedió el empleo de sargento. Como alférez combatió en Flandes y en Francia, llegando a recibir cuatro heridas de espada, pica y arcabuz en un solo día; más tarde obtuvo en Bretaña el empleo de capitán de picas y el de capitán de arcabuceros en la Armada Real del Mar Océano, con la que combatió durante siete años a ingleses, holandeses y franceses. Como sargento, fue testigo del milagro de Bommel, origen del Patronazgo de la Virgen Inmaculada sobre la Infantería, cuyos hechos narra en su obra Los sucesos de Flandes y Francia del tiempo de Alejandro Farnesio, escrita en dieciséis libros.

3 de octubre de 1611. Real Monasterio de la Encarnación en Madrid. Construido entre 1611 y 1616. Fundado por la reina Margarita de Austria que muere el 3 de octubre de 1611 sin ver terminada la obra que sería inaugurada el 2 de julio de 1616. Fundado en 1611 por la reina Margarita, esposa de Felipe III, para perpetuar el recuerdo de la ordenanza de Felipe III de expulsión de los moriscos que aún quedaban en Madrid. Este convento de Agustinas Recoletas quedaba muy próximo al Alcázar y estaba unido a él por un pasadizo sobre el primer piso de la Casa del Tesoro que daba toda la vuelta a la actual Plaza de Oriente. Esta cercanía emotiva y física a palacio ocasionaba que fuese aquí donde se celebrasen durante los siglos XVII y XVIII los funerales de Estado solemnes por los monarcas y personas de la familia real. La arquitectura se debe a Francisco de Mora y a Fray Alberto de la Madre de Dios, y es un modelo del estilo de los Austrias posterior a la construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. El interior de la iglesia, sin embargo, fue completamente redecorado bajo el reinado de Carlos III, entre 1765 y 1775 por Ventura Rodríguez en un gusto neoclásico exquisito de inspiración romana, pero aprovechando las grandes pinturas de Vicente Carducho en los tres altares. El convento conserva íntegros el claustro principal, el coro y el relicario, que es una sala excepcional por su coherencia decorativa, estado de conservación y riqueza de las piezas; entre los objetos de culto cabe destacar la teca con sangre de San Pantaleón. Destaca también el salón de Reyes, con retratos de los fundadores y personas reales emparentadas con ellos.

3 de octubre de 1.700. Carlos II firma el testamento que pone fin a la dinastía de los Austrias en España: La Corona pasa a su sobrino el Duque de Anjou, hijo de su hermana, futuro Felipe V, primer Monarca español de la Casa de Borbón.

3 de octubre de 1.714. Real Cédula de Felipe V por la que se aprueba la fundación de la Real Academia Española, constituida el año anterior por iniciativa de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena.

3 de octubre de 1718. En tal día como hoy, del año 1718, la división del general don Baltasar de Guevara, en travesía de Palermo a Ceuta, bate y apresa a una fragata de guerra inglesa, así como a tres buques mercantes que aquélla escoltaba. Guevara, en días anteriores, había tomado parte en el final del combate de Cabo Passaro, lanzando valientemente su navío contra la capitana inglesa, salvando algunos buques españoles que estaban en situación muy comprometida, después del súbito ataque que efectuaron los británicos sin estar en guerra con España.

3 de octubre de 1793. En los combates de octubre y noviembre de 1793, se distingue mandando la Artillería Ligera D. Joaquin de la Pezuela, Capitán del Cuerpo, que ganó en aquella jornada el ascenso a Teniente Coronel de Infantería; en la defensa del reducto de Vera, en la línea de Irún, hallaron gloriosa muerte los siguientes Oficiales de Artillería, Teniente D. Rafael Robledo y Subteniente D. Juan Worster.

3 de octubre de 1812. En estos días, del año 1812, en América, la Marina combatía por el mantenimiento del imperio colonial de España. No sólo luchaba en el mar y en los campos de batalla, sino que sus oficiales eran con frecuencia Gobernadores. En Venezuela, el valeroso Capitán de Navío don Domingo Monteverde había sido nombrado el día anterior jefe político de la provincia, de la que ya era Capitán General, y Presidente de la Audiencia de Caracas. Una muestra más de la benemérita labor de la Real Armada en América.

3 de octubre de 1865. Se organiza la Artillería de Campaña en cinco regimientos montados, uno a caballo y dos de montaña, cada uno con seis baterías de a cuatro piezas y en tiempo de guerra seis y hasta ocho.

3 de octubre de 1874. El Regimiento Alcántara defiende Vich (Barcelona) de un ataque carlista, desde el edificio más amenazado por el enemigo. Al recibirse socorros, el Teniente Coronel D. Andrés Benítez con dos Escuadrones contraatacó y obligó a retirarse al enemigo.

3 de octubre de 1.919. Convenio Internacional de París, base del Derecho Aeronáutico.

3 de octubre de 1.921. Guerra de África. El enemigo reacciona tratando de recuperar las posiciones perdidas en el día anterior. Avanzan por la derecha la 5¦ Cía. de Fusileros al Mando de su Capitán D. Antonio Alcubilla Pérez, en refuerzo de los Regulares de Ceuta y por la izquierda una Sección de la 3¦ Cía. de Ametralladoras al Mando del Teniente D. Rafael Montero Roch, que bajo nutridísimo fuego emplazó sus máquinas consiguiendo rechazar al enemigo, manteniéndolo a raya, instante en el que recibió gravísima herida en la cabeza. Todos le creen muerto y con la cabeza envuelta en un saco terrero lo retiran en ambulancia. Pocos días después curaba de sus heridas incorporándose a su Unidad.

3 de octubre de 1.936. Guerra Civil española. El general Franco traslada su Cuartel General a Salamanca.

3 de octubre de 1.989. Los Reyes de España inician un viaje oficial a Polonia de tres días de duración, el primero de un Jefe de Estado Español a ese país.

4 de octubre de 1.553. María Tudor, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, es coronada Reina de Inglaterra.

4 de octubre de 1571. Se acerca el aniversario de la batalla de Lepanto, que, en el año 1571, había de tener lugar el día 7 de octubre. Este gran encuentro naval es una de las principales glorias de nuestra Marina militar, pues este triunfo de la Santa Liga, organizada por el Papa, había de ser conseguido principalmente por la intervención de las fuerzas navales y las tropas del Rey de España. “Sin Don Juan de Austria y sin los españoles no hubiera habido victoria de Lepanto.” Este gran choque es el que Cervantes, que toma gloriosa parte en él, califica acertadamente como “la más grande ocasión que vieron los siglos”. Al celebrarse esta batalla el día de la Virgen del Rosario y obtenerse en ella tan señalada victoria, el Papa San Pío V, había de agregar a la letanía lauretana el “Auxilium Christianorum”.

4 de octubre de 1595. La Batalla de Las Palmas. El ataque de Francis Drake a Las Palmas de Gran Canaria que se prolongó hasta el día 6. Los piratas Francis Drake y John Hawkins al mando de una poderosa flota compuesta por 27 buques y unos de 3.000 hombres se presentaron en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria con claras intenciones de poner su bandera en la ciudad. No era su destino (había llegado la noticia a Inglaterra de que el buque principal de la flota del Tesoro español se encontraba en Puerto Rico, lleno de plata y desmantelado por un temporal) Pero se presentaba la oportunidad de intentar con un ataque rápido e inesperado a las Islas Canarias pues se sabía que no habían buques de guerra españoles en esos momentos en dichas islas y conquistando Gran Canaria para corona inglesa se podría cortar las comunicaciones de España con sus posesiones americanas. La escuadra inglesa arribó a Las Palmas en la madrugada del 6 de octubre. Una vez decretada la alarma, las autoridades españolas deciden de inmediato que la mejor táctica contra los invasores es impedir que desembarquen en las playas. De lo contrario, la superioridad militar aparente de aquella flota de la que no sabían su nacionalidad, significaba la toma de la ciudad. Las tropas españolas están formadas por poco más de 1.000 efectivos la inmensa mayoría de ellos milicianos sin prácticamente preparación militar alguna. Los barcos ingleses avanzaban hacia tierra, precedidas por unas 47 lanchas de desembarco, disparando constantemente sus armas de fuego, pero la arcabucería y los cañones españoles les hacían retroceder. Intentaron tres veces poner el pie en tierra, siendo rechazados sin conseguirlo, pues cuando fueron llegando las lanchas a la playa los canarios, saltando desde sus parapetos, se abalanzaron sobre ellas con el agua hasta la cintura volcando numerosos botes y matando e hiriendo a gran número de soldados ingleses. La confusión y la muerte fueron sembradas por doquier entre las tropas inglesas e hizo imposible el objetivo primordial de Drake. Viendo éste el desastre, comienza a darse cuenta de su temeridad y desiste de la conquista de Las Palmas argumentando que lo principal es Puerto Rico, poniendo rumbo al sur de la isla para intentar el desembarco en otro punto de la misma. En el horizonte se pierden las velas con varias naves inglesas dañadas de distinta consideración dejando atrás un fallido desembarco con las consiguientes pérdidas de soldados y lanchas de desembarco. Un grupo de canarios van costeando la isla vigilando los movimientos de las naves inglesas que derivaron hacia el sur y fondeó un día en la rada de Arguineguín al sur de Gran Canaria. Para reconocer la zona desembarca el capitán inglés Greminston, que iba en un bote con diez soldados y fue poner pie en tierra y los canarios cayeron en tromba sobre ellos y a base de palos y pedradas dejaron a nueve muertos e hicieron dos prisioneros. Entre los muertos estaba el capitán inglés. Este ataque imprevisto obliga a Drake a reembarcar sus tropas precipitadamente ante el temor de un ataque en masa, abandonando Gran Canaria aquella misma noche. Los prisioneros suministraron información sobre quienes eran los atacantes y sus intenciones lo que permitió enviar un velero ligero a Panamá para prevenir a sus defensores. Ello dio lugar al fracaso de los varios ataques que llevó a cabo la Armada británica a dichos puertos, entre ellos al de San Juan de Puerto Rico.

4 de octubre de 1811. Guerras napoleónicas. Creación del Regimiento de Tarragona, núm. 67. Se organizó en la ciudad de San Fernando por Real orden de dicha fecha con el nombre de 2º Americano, constituyendo un batallón de cuatro compañías mandado por el comandante D. Tomás O’Conell y el sargento mayor D. Manuel Cordero. Destinado al ejército de las Antillas, se embarcó en Cádiz el 3 de diciembre del mismo año, y por Real orden de 18 de septiembre de 1812 se añadió otro batallón al anterior para constituirlo en regimiento, que en 1815 (Real orden de 22 de julio) tomó el nombre de Tarragona, cuyo nombre conservó al unificar el ejército de Cuba con el de la Península por Real orden de 31 de octubre de 1889, tomando el número 67 de los de su clase.

4 de octubre de 1.923. La IVª Bandera de La Legión avanza sobre Lucín (Zona Occidental), recibiendo la orden de ocupar dispositivos de la Loma de Arapiles, lo que se realiza instalando posiciones para proteger los trabajos de fortificación que allí se efectúan sin descanso.

4 de octubre de 1.979. España ratifica el Convenio de Derechos Humanos.

5 de octubre de 1.511. Real Cédula de Fernando el Católico por la que se crea la Audiencia de Santo Domingo, primera del Nuevo Mundo.

5 de octubre de 1716. Efeméride general. Cesa Diego Morcillo Virrey del Perú. 1716 Diego Morcillo Rubio de Auñón (Arzobispo de La Plata y Charcas). Fray Diego Morcillo Rubio de Auñon nació en Villarrobledo el 3 de enero de 1642 y murió en Lima el 12 de marzo de 1730. Fue arzobispo de La Plata y Lima y, en dos ocasiones, Virrey del Perú.

5 de octubre de 1722. En tal día como hoy, del año 1722, frente a Barcelona, el Baylío Fr. don Miguel Reggio, siendo Jefe de Escuadra de las galeras de España, con las San Genaro y Soledad, de la división de su mando, apresa una saetía tunecina, llamada La Colorada, con 77 moros. El Baylío Reggio, el año anterior, se había distinguido en el socorro de Ceuta, protegiendo con el fuego de sus naves el desembarco de las tropas.

5 de octubre de 1.762. Tras un prolongado y duro asedio, una flota inglesa logra la rendición de Manila capital de la provincia de las Islas Filipinas, tras el duro acoso que venían recibiendo las rutas comerciales españolas por parte de aquella potencia. Los archivos cartográficos serían saqueados y servirían de base para las expediciones inglesas del siglo XVIII al Pacífico.

5 de octubre de 1.796. España declara la guerra a Inglaterra, consecuencia del Tratado de San Ildefonso, que obligaba a luchar al lado de Francia en caso de guerra.

5 de octubre de 1804. Armada. Guerra con Inglaterra. En tal día como hoy, del año 1804, en aguas del cabo Santa María, sin estar en estado de guerra, tuvo lugar el inesperado ataque de cuatro fragatas españolas: Medea, Clara, Mercedes y Fama, por cuatro inglesas de mayor fuerza. La sorpresa y el volar la Mercedes en el combate, quedando solamente tres, hicieron que éstas fueran apresadas. Por esta inicua provocación, España declaró la guerra a Gran Bretaña.

5 de octubre de 1849. Tal día como hoy, del año 1849, la corbeta de guerra española Ferrolana, de 32 cañones, al mando del Capitán de Navío don José María de Quesada, salió de Cádiz para dar la vuelta al mundo, haciendo su primera travesía directamente a la costa occidental de Australia, invirtiendo en el viaje de circunnavegación dos años, cinco meses y seis día. Durante él tuvo ocasión de desempeñar algunas comisiones de importancia.

5 de octubre de 1550. Murió en Laredo el que fue segundo Capitán General de la Artillería D. Luis Pizaño, Caballero del hábito de Calatrava Tomó parte en la batalla de Pavía y en el asalto a Roma por las Tropas imperiales, reclamado por el Emperador Carlos I, tomó parte en campaña contra los protestantes, y en la batalla de Müllberg. Fue, considerado “el mejor artillero del Emperador”.

5 de octubre de 1765. Primera promoción de Subtenientes de Artillería que salió del Colegio de Segovia, en la que se incluyó el insigne don Tomas de Morla.

5 de octubre de 1805. Sanidad Militar. Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. Balmis parte de Macao hacia Cantón. Carlos IV, consternado por los estragos que produce la viruela en Ultramar, ordena llevar a América y Filipinas los beneficios de la vacuna recién descubierta por Jenner. La Expedición, organizada y dirigida por Francisco Xavier Balmis, parte de La Coruña en la corbeta María Pita el 30 de noviembre de 1803. Le acompañan José Salvany como subdirector, Manuel Julián Grajales y Antonio Gutiérrez como ayudantes, Francisco Pastor y Rafael Lozano como practicantes y Basilio Bolaños, Pedro Ortega y Antonio Pastor como enfermeros, además de 22 “niños vacuníferos” de la Casa de Expósitos de La Coruña y la Rectora de la misma Isabel Cendales. Los niños permitían el transporte y mantenimiento de la vacuna activa por inoculaciones sucesivas brazo a brazo. Los 4 licenciados de la Expedición, director, subdirector y ayudantes eran Médicos Militares. En Venezuela la Expedición se divide. Balmis recorrió Cuba, Centro América, Filipinas, Macao y Cantón, y regresa a España en 1806. Salvany con el resto de la Expedición, recorre América del Sur y fallece en 1810, pero sus compañeros continúan la campaña hasta 1812. Fue una campaña de salud pública de proporciones gigantescas y la primera expedición sanitaria, científica y humanitaria de carácter mundial así definida por el propio Jenner y por Von Humboldt.

5 de octubre de 1808. Es ascendido a Teniente General de los Reales Ejércitos D. Joaquin Garcia de Poves y Moreno había ingresado como Cadete del Real Cuerpo de Artillería el 1 de marzo de 1758. Participó activamente en la campaña contra Portugal. Formó la milicia de Puerto Rico y posteriormente la de Santo Domingo, donde fue comisionado para practicar los límites con la colonia francesa en la isla. En marzo de 1789, recibe el Real Título de Capitán General, Gobernador y Presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo, durante su mandato tuvo que hacer frente a la guerra con la vecina colonia, como consecuencia de la Revolución Francesa.

5 de octubre de 1811. El guerrillero D. Julián Sánchez, “El Charro” que días antes había perdido su caballo en una acción con los franceses y sabedor de que lo tenía en su poder el General Dorsene, gobernador de Ciudad Rodrigo, logra sorprenderle cuando paseaba por las afueras y saltándole a la grupa huye con el caballo a galope tras arrojar al suelo al General francés, sin que su Estado Mayor, ni la escolta acertaran a impedirlo.

5 de octubre de 1844. Como consecuencia de la modificación de las divisas de Sargento, se determina que sigan usando los galones que llevaban los Cabos del Arma de Artillería, pero de estambre encarnado por Orden Circular.

5 de octubre de 1.919. Guerra de Marruecos. El desfiladero de Fondak queda en poder de las tropas españolas.

5 de octubre de 1924. En el avance sobre Bubarrach (Tetuán), el Capitán de Artillería D. Luis Marti Alonso, defiende, con valor extraordinario, al frente de su harka, una posición recientemente conquistada. Muere heroicamente al tratar de salvar personalmente a uno de sus mehaznies que herido, corre peligro de ser apresado por los rebeldes. Fue condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

5 de octubre de 1.926. La IVª, Vª, VIª, VIIª y VIIIª Banderas, con el Escuadrón de Lanceros, permaneciendo en el Acuartelamiento de Riffien, forman al mando de sus respectivos Comandantes, para asistir al acto de entrega de la Bandera que SS. MM. los Reyes de España, conceden al Tercio por su magnífica actuación en la pasada Campaña, desfilando seguidamente ante la Tribuna Regia.

5 de octubre de 1.928. Apertura en Zaragoza de la Academia General Militar presidida por el Jefe del Gobierno el General Primo de Rivera. Este mismo día de presentaba en Madrid la nueva Gramática de la Real Academia Española.

https://publicaciones.defensa.gob.es/media/downloadable/files/links/a/r/armascuerpos134.pdf

5 de octubre de 1943. Héroes de la Infantería. En este día se concede la Cruz Laureada de San Fernando al soldado don Rafael Rivera Selas por su destacada actuación en el río Palancia el 21 de julio de 1938. En un derroche de espíritu y valor, fue el primero en llegar al choque en el asalto a una posición, enfrentándose a varios adversarios, a los que puso fuera de combate. Su valerosa actitud dio lugar a que sus compañeros se hicieran dueños de los parapetos enemigos.

5 de octubre de 1993. Naciones Unidas. UNAMIR. Abril 1994: Misión de Naciones Unidas en RUANDA (UNAMIR). La participación española en esta misión es consecuencia de los trágicos acontecimientos que siguieron al estallido de la violencia generalizada que se produjo en Ruanda, en abril de 1994. España se sumó a la operación, al amparo de las Resoluciones 872 (1993) y 912 (1994) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con la misión de mantener la seguridad en la zona, coordinar la Ayuda Humanitaria y mediar entre las partes enfrentadas. Además del envío de ayuda humanitaria con medios del Ministerio de Defensa en apoyo de agencias gubernamentales y no gubernamentales, se enviaron aviones de transporte. En concreto, se envió un avión de transporte CN-235 con 20 efectivos del Ejército del Aire por un período de seis meses. Medallas de las Naciones Unidas: UNAMIR, MISIÓN DE ASISTENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA RWANDA. La UNAMIR se estableció por la resolución 872 (1993) del Consejo de Seguridad, de 5 de octubre de 1993, para supervisar la cesación del fuego, la situación de seguridad, el proceso de repatriación de los refugiados, ayudar en la limpieza de las minas, la coordinación de ayuda humanitaria y contribuir a la seguridad de la ciudad de Kigali. La UNAMIR también contribuyó a la seguridad del personal del Tribunal Internacional para Rwanda y las oficinas de derechos humanos en Rwanda y prestó asistencia en el establecimiento y la formación de una fuerza de policía ahora integrada. El mandato de la UNAMIR terminó en marzo de 1996. En diciembre de 1993 se estableció una medalla para esta misión. La cinta presenta una raya ancha y centrada del color de la bandera de la ONU, flanqueada por una estrecha raya blanca y tres rayas de iguales dimensiones en negro, verde y rojo. El color negro representa la lava volcánica y los famosos gorilas de la zona; el verde es el color de la vegetación local de arbustos; y el rojo representa la tierra africana. Son necesarios noventa días de servicio para la obtención de la medalla. Australia, Austria, Bangladesh, Bélgica, Canadá, Chad, Congo, Djibouti, Egipto, Etiopía, Fiji, Ghana, Guinea, Guyana, India, Malawi, Malí, Países Bajos, Níger, Nigeria, Polonia, Rumania, Federación de Rusia, Senegal, Togo, Túnez, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, España, Uruguay y Zimbabwe enviaron contingentes, observadores militares u observadores de policía.

6 de octubre de 1.214. El magnífico señor de Castilla Alfonso VIII, cuya aportación al prestigio de la Cristiandad fue incalculable, moría en Ávila (Gutierre Muñoz). Su esposa Leonor de Plantagenet, hija de Enrique II de Inglaterra, fallecía a los tres meses, encontrándose ambos sepultados con su numerosa prole en el Monasterio de las Huelgas Reales de Burgos, fundado por el castellano. Alfonso VIII deja a su muerte cinco hijos, todos ellos habrían de ceñir corona real. El mayor, Enrique, se convertiría en rey de Castilla (Fernando, en primogénito, había muerto en el combate de Madrid), Blanca casó con Luis VIII de Francia, Leonor fue esposa del rey de Aragón, Jaime I, Urraca fue reina de Portugal por su matrimonio con Alfonso II, y Berenguela casada con Alfonso IX de León, fue primero reina de este estado y después de Castilla, a la muerte de su hermano Enrique.

6 de octubre de 1595. En tal día como hoy, del año 1595, tuvo lugar el ataque de 28 naves enemigas, mandadas por Drake, a la ciudad de Las Palmas, en Gran Canaria. Iniciado el desembarco, tropezaron los ingleses con el gran valor y arrojo de los defensores, entre los cuales se encontraban muchos religiosos. No logrando conseguir su propósito, retiráronse los enemigos a la rada de Arguineguin para hacer aguada, pero allí fueron igualmente rechazados, teniendo que emprender su retirada con cuatro de sus naves maltrechas.

6 de octubre de 1.623. Felipe IV nombra como su pintor de Cámara al Caballero de la Orden de Santiago Don Diego Velázquez y da Silva.

6 de octubre de 1630. Efeméride general. Muerte de Diego Fernández de Córdoba Virrey del Perú. Diego Fernández de Córdoba y López de las Roelas Benavides y Melgarejo, marqués de Guadalcázar y Conde de Posadas (Sevilla, España, 1578 – Córdoba, ibid., 6 de octubre de 1630), administrador de los territorios españolas en América. Fue sucesivamente virrey de la Nueva España (18 de octubre de 1612- 14 de marzo de 1621) y del Perú (25 de julio de 1622-14 de enero de 1629).

6 de octubre de 1734. En tal día como hoy, del año 1734, una división naval española, mandada por el Jefe de Escuadra don Gabriel Alderete, entre Nápoles y Cádiz, se batió con tres buques argelinos, apresando a uno de 46 cañones.

6 de octubre de 1759. Quien reinaría como Carlos III renuncia al trono de Nápoles para acceder al trono de España. Carlos III desarrolló una brillante labor administrativa, cultural y arquitectónica en el reino de Dos Sicilias, donde reinó durante veinticinco años, cuando debió dejar la corona en manos de su hijo Fernando, de ocho años de edad. En la renuncia al trono quedaba manifiesta la intención de gobernar Nápoles desde Madrid, desarrollando a distancia las funciones de regencia. Así, antes de marcharse, Don Carlos promulgó una «Pragmática» estructurada en cuatro puntos. En el primero constataba la «imbecilidad» del primogénito Felipe y la consiguiente transferencia al tercer hijo Fernando de la herencia de los Estados italianos, estableciendo la emancipación de este último de la potestad no sólo paterna, sino también soberana. En el segundo creaba el Consejo de Regencia, estableciendo que éste debería actuar según las modalidades especificadas en las «Instrucciones para la Regencia». Por tanto la «Pragmática» y las «Instrucciones» formaban una única ley. En el tercer punto establecía la obtención de la mayoría de edad de Fernando al cumplir los dieciséis años. En el cuarto, por último, instituía el futuro principio de sucesión, basado en la primogenitura y en el derecho de representación de la descendencia masculina de varón en varón…/… Don Carlos se reservaba, además del inapelable derecho de arbitraje, el poder de decisión en todos los asuntos de cierta importancia. Al Consejo le quedaba sólo la ordinaria administración. Sería Don Carlos, con sus «oráculos» desde Madrid, el verdadero regente.

 6 de octubre de 1811. Guerras napoleónicas. Guerrilla de Julián Sánchez. En una sorpresa realizada por los enemigos contra las fuerzas que mandaba el intrépido guerrillero don Julián Sánchez, cayó el caballo de éste en poder del jefe de la columna francesa, quien lo ofreció como trofeo de guerra al general Dorsenne, gobernador de Salamanca. Súpolo D. Julián Sánchez, y como profesaba gran cariño a su caballo, determinó hacerse de nuevo con él por un hecho temerario. Cierto día que Dorsenne se dirigía con su ayudante y una pequeña escolta a revisar la guarnición, formada en el Teso de la feria, uno de los charros que presenciaban en el puente el paso de la comitiva, saltó de pronto a la grupa del caballo del general, y abrazándose estrechamente a Dorsenne con sus robustos brazos, animó con la voz al animal, que reconoció enseguida a su antiguo dueño, pues no era otro que Don Julián el atrevido charro, y salió a escape por el camino de Ciudad-Rodrigo. Sorprendidos los soldados de la escolta, no se atrevieron a hacer fuego a nuestro guerrillero por temor a herir a su general, limitándose a salir en su persecución; mas en cuanto Don Julián les ganó alguna delantera soltó a Dorsenne arrojándolo cerca de la Pescanta y prosiguió su vertiginosa carrera, no continuando aquellos tras de él, en cuanto recobraron a su jefe, creyendo con razón que no estarían muy lejos los restantes españoles de su partida.

6 de octubre de 1836. Nace y más tarde en 1859 sale de la Academia el Teniente de Artillería D. Ricardo Munaiz y Gil quien por su comportamiento heroico gana la Cruz de San Fernando de 1ª clase.

6 de octubre de 1837. Se enfrentan en Retuerta (Burgos) el ejército del General Espartero y las tropas de los Generales carlistas Moreno y Sariategui. Destacaron en la acción los Regimientos del Arma España y Borbón, que dio tres cargas impresionantes y decisivas. Le fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando al Comandante de Caballería D. Rafael de los Arcos Lozano.

6 de octubre de 1.921. Al ocupar la Iª y IIª Banderas de La Legión la base de partida, el enemigo, amparado por los riscos del terreno, abre fuego sobre ellas, iniciándose el combate. La Iª Bandera después de ocupar la Cota 199 (Zona Oriental), cruza el barranco de Tharkasn y corona la muela rocosa que da principio a la meseta librando sobre la marcha duro combate.

6 de octubre de 1925. Héroes de la Infantería. Se otorga la segunda Cruz de San Fernando al teniente general don Miguel Primo de Rivera y Orbaneja, por la campaña llevada a cabo en Marruecos en el otoño de 1924. Durante ella, mediante sus acertadas disposiciones y valor personal, mejoró considerablemente la situación de un ejército que él no había comprometido, logrando brillantemente con estas mismas tropas variar las líneas propias en un fondo de unos ochenta kilómetros, sin dejar de combatir contra un enemigo de muy alta moral y muy superior en número.

6 de octubre de 1934. Se declara en Barcelona la independencia de Cataluña, el Ejército permanece leal a España, y un Grupo de Artillería de 1.º de Montaña consigue, tras fuerte resistencia, la rendición de la Generalidad y captura a los sublevados.

7 de octubre de 1.072. Sancho II el Fuerte, Rey de Castilla, es asesinado junto a las murallas de Zamora por Bellido Dolfos.

7 de octubre de 1571. En tal día como hoy, del año 1571, en la gloriosa batalla de Lepanto, a bordo de al galera Marquesa, se distingue entre los combatientes, luchando, a pesar de encontrarse enfermo, el inmortal Miguel de Cervantes a la sazón Cabo del Tercio de la Liga contra el Turco, uno de los más famosos de la Infantería española, dedicado a combatir a bordo de las naves, mandado por don López de Figueroa; Cervantes resulta herido en la mano izquierda y en el pecho, y de ahí su comentario, pleno de espíritu militar: “Las heridas que el soldado muestra en el rostro y en el pecho, estrellas son que guían a los demás al cielo de la honra”.

7 de octubre de 1.571. Al conseguirse este día esta victoria sobre los turcos, la Armada española confirma a Nuestra Señora del Rosario como Patrona, así como para los Tercios de Infantería de las escuadras y flotas armadas.

7 de octubre de 1626. Se nombra Capitán General de Artillería a don Diego Messia y Guzmán, Marqués de Leganés. Lo fue hasta su fallecimiento en 1665, aunque con muchas interrupciones por ausencia y ejercicios de otros cargos durante su ausencia le sustituían Juntas u otros Capitanes Generales interinos.

7 de octubre de 1642. Muere gloriosamente en la batalla de Forcas, Lérida, el Lugarteniente General de la Artillería D. Alonso de Lemos.

7 de octubre de 1.813. Guerra contra Napoleón. El Ejército anglo-luso-español de Wellington penetra en Francia en persecución del Ejército francés.

7 de octubre de 1813. Guerras napoleónicas. Paso del Bidasoa. Arrojados los franceses del territorio español por aquella parte de la Península, y escarmentados en el esfuerzo que hicieron para invadirlo de nuevo, se prepararon los aliados para pasar el Bidasoa e invadir a su vez el territorio de Francia, sagrado hasta entonces, en cuanto Graham hubo terminado la conquista de San Sebastián. Lord Wellington, cuyo cuartel general estaba en Lesaca, tenía sus tropas apostadas desde la desembocadura del Bidasoa hasta los Alduides, formando la extrema izquierda de la línea el general Graham con las fuerzas de su mando, y la extrema derecha la VIII división española de D. Francisco Espoz y Mina. El mariscal Soult defendía aquella parte de la frontera con su ejército, reforzado con 30.000 conscriptos, teniendo sus reales en San Juan de Luz. Dadas las instrucciones necesarias, y hechas las señales convenidas (Para los ingleses un cohete disparado desde un campanario de Fuenterrabía, y para los españoles una bandera blanca enarbolada en San Marcial, o en su defecto tres grandes fogatas), en la mañana de este día se puso en movimiento toda la línea de los aliados, cruzando resueltamente el Bidasoa los anglo-portugueses (Izquierda), repartidos en cuatro columnas, por otros tantos vados entre Fuenterrabía y Behovia, acometiendo desde Hendaya la altura de Luís XIV, y el IV ejército español (Centro) que regía D. Manuel Freire los otros vados más arriba; por el de Saraburo la 2ª brigada de la Tercera división, mandada por el brigadier D. José Ezpeleta (Dicho jefe, viendo vacilar a sus tropas por caer muerto gloriosamente, víctima de su arrojo, el bizarro coronel de Benavente D. Antonio Losada, empuñó una bandera, y poniéndose a la cabeza de ellas pasó al otro lado con gran intrepidez, con lo cual se reanimaron los suyos y se apoderaron en poco tiempo de los puestos fortificados del enemigo y casas de la parte baja de Biriatou); la IV división al mando interino de D. Rafael de Goicoechea, por los de Alunda y Las Cañas, trepando hasta la parte alta de Biriatou, de donde desalojaron a los franceses (distinguióse allí el regimiento de Voluntario de la Corona, a las órdenes de D. Francisco Balanzat) y también de la Montaña Verde, persiguiéndolos camino de Urugue, en la carretera de San Juan de Luz, apoyadas dichas fuerzas por la Primera brigada de la Tercera división, dirigida por D. Diego del Barco, pasó el río por los vados de Orañibar, Lamiarri y Picagua, posesionándose de la cumbre de Mandale. Al propio tiempo, la derecha aliada embestía las posiciones enemigas de su frente, y el general británico Alten con la división ligera británica, sostenida por la española de D. Francisco Longa, los atrincheramientos de Vera, que cayeron en su poder; no así la escabrosa montaña de La Rhune, donde se sostuvieron obstinadamente los imperiales, atacados por el llamado ejército de Andalucía, gobernado por D. Pedro Agustín Girón, y distribuido en dos columnas mandadas por D. Joaquín Virués y D. José Antonio Latorre, hasta la madrugada del 9, en que se vieron obligados a abandonar sus estancias por las maniobras de los nuestros, distinguiéndose el coronel D. Alejandro Hore con su regimiento de Órdenes Militares. Los franceses se replegaron a la línea del Nivelle. Perdieron los aliados en estos combates unos 1.600 hombres, la mitad españoles, habiendo cabido a dicho ejército la gloria de ser el primero de todas las potencias coaligadas contra Napoleón que invadió la Francia. Sin embargo lord Wellington no creyó prudente internarse en territorio enemigo, en tanto no se rindiese la plaza de Pamplona, que quedaba a sus espaldas, dedicándose mientras a habilitar los puentes del Bidasoa y fortificar sus posiciones del otro lado de los Pirineos.

7 de octubre de 1841. Se enfrentaron entre sí, en Madrid, ilustres Jefes del Arma sustentadores de conceptos opuestos para el bien de la Nación y la defensa de la Corona, a la que todos son leales. Pezuela, Zabala, Dulce y Diego de León, entre otros, protagonizaron estos sucesos por los que el heroico León, entonces Capitán General de la Región, murió fusilado.

7 de octubre de 1.937. Por O. C. del presente día (B.O.E. 361) se le concede la Medalla Militar Individual al Comandante Jefe de la V Bandera D. Eulogio Fernandez Vierto, por su heroico comportamiento al mando de la misma, durante los días 9, 10 y 29 de Noviembre de 1.936, en Garabitas (Sanatorio de Bella Vista) Madrid.

8 de octubre de 1515. En tal día como hoy, del año 1515, Juan Díaz de Solís sale de Sanlúcar de Barrameda con una nao y una carabela, con orden de buscar un paso en el Mar del Sur y navegar por él hacia el norte, hasta encontrar la “contra costa” de Castilla del Oro, es decir, la del Pacífico: la de Panamá.

8 de octubre de 1559. Tuvo lugar el más célebre Auto de Fe de la Inquisición.Tuvo lugar en Valladolid, y según el obispo de Zamora, D. Diego de Simancas, pasaron de doscientas mil las personas que acudieron a él. Los reos fueron muchos, pero sólo doce fueron relajados, y de estos fueron quemados vivos solamente dos: D. Carlos de Seso y Juan Sánchez.

8 de octubre de 1565. En tal día como hoy, del año 1565, entra Urdaneta en el puerto mejicano de Acapulco, después de haber encontrado la ansiadamente buscada “vuelta de Poniente”, es decir, de haber descubierto la derrota más conveniente, de acuerdo con los vientos, para regresar desde “las islas de Poniente”, para informar que existían y lo que en ellas había y la posibilidad de formar en ellas establecimientos.- Gracias al titánico esfuerzo de estos navegantes se engarzaban nuevas gemas para la corona de Castilla. Gracias a estos españoles se ensanchaba el mundo civilizado.

8 de octubre de 1608. Bernardo de Sandoval y Rojas tomó posesión del cargo de Inquisidor General.

8 de octubre de 1.706. Guerra de Sucesión española. Toma de Cuenca por las tropas de Felipe V, que capturaron a 2.500 austriacos.

8 de octubre de 1803. Sanidad Militar. Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. El día 13 de marzo el Consejo de Indias solicita informes sobre la posibilidad de llevar la vacuna a los territorios de Ultramar. El día 22 de marzo el Médico de Cámara José Felipe Flores emite un informe favorable a llevar la vacuna a los territorios de Ultramar y propone un derrotero. El día 6 de junio se produce la Real orden en la que se manifiesta el real deseo de propagar la vacuna por todos los territorios de Indias para lo que se nombra médico de la expedición a Francisco Javier Balmis. El 1 de septiembre se comunica por Real orden a los territorios de Ultramar la pronta puesta a punto de la expedición. El 21 de septiembre los expedicionarios llegan a La Coruña. El día 8 de octubre se contrata la corbeta María Pita en el puerto de La Coruña. Carlos IV, consternado por los estragos que produce la viruela en Ultramar, ordena llevar a América y Filipinas los beneficios de la vacuna recién descubierta por Jenner. La Expedición, organizada y dirigida por Francisco Xavier Balmis, parte de La Coruña en la corbeta María Pita el 30 de noviembre de 1803. Le acompañan José Salvany como subdirector, Manuel Julián Grajales y Antonio Gutiérrez como ayudantes, Francisco Pastor y Rafael Lozano como practicantes y Basilio Bolaños, Pedro Ortega y Antonio Pastor como enfermeros, además de 22 “niños vacuníferos” de la Casa de Expósitos de La Coruña y la Rectora de la misma Isabel Cendales. Los niños permitían el transporte y mantenimiento de la vacuna activa por inoculaciones sucesivas brazo a brazo. Los 4 licenciados de la Expedición, director, subdirector y ayudantes eran Médicos Militares.

En Venezuela la Expedición se divide. Balmis recorrió Cuba, Centro América, Filipinas, Macao y Cantón, y regresa a España en 1806. Salvany con el resto de la Expedición, recorre América del Sur y fallece en 1810, pero sus compañeros continúan la campaña hasta 1812. Fue una campaña de salud pública de proporciones gigantescas y la primera expedición sanitaria, científica y humanitaria de carácter mundial.

8 de octubre de 1868. Se constituyó por miembros del partido progresista y unionista el gobierno provisional de Serrano, dejando a los demócratas al margen.

8 de octubre de 1869. Insurrección republicana sofocada por el ejército de Zaragoza, habiéndose distinguido la Artillería que tuvo bastantes muertos y heridos, entre los últimos el entonces Capitán D. Isidro Aguilar, General Subinspector del Arma en la isla de Cuba, y el Teniente D. Bernardino Fajardo que quedó inutilizado y murió de resultas, perteneciendo al Cuerpo de Inválidos.

8 de octubre de 1869. En Valencia la lucha contra los republicanos, tuvo que intervenir desde el primer momento la artillería, resultando muerto al pie de sus cañones, el Capitán D. Juan Resino y herido D. Rafael Monterde, consiguiendo dominar la situación el 19 del mismo mes.

8 de octubre de 1872. Los Húsares de la Princesa, con su Coronel D. José Jaquetot al frente, cargan en Puente la Reina (Pamplona) contra 5.000 carlistas del General Ollo y consiguen desalojarles de sus posiciones.

8 de octubre de 1.881. S.M. el Rey Alfonso XIII y Luis I de Portugal inauguran la línea férrea Madrid-Lisboa.

8 de octubre de 1914. Héroes de la Infantería. En la campaña africana, el teniente de Infantería don Fernando Montilla Pérez Escrich halla gloriosa muerte combatiendo heroicamente frente al enemigo, al efectuar una descubierta en los altos de Izarduy, en Tetuán. Al ser sorprendida su sección por el nutrido fuego realizado por un numeroso grupo de moros emboscados, que causaron la muerte a un sargento y a varios soldados, el teniente Montilla, dando ejemplo de valor y arrojo, se adelantó a la fuerza siendo el primero en trabar combate cuerpo a cuerpo con un enemigo, al que dio muerte, pereciendo a continuación a consecuencia de un disparo en el estómago. Su heroico comportamiento fue recompensado con la Cruz Laureada de San Fernando.

8 de octubre de 1.921. La Columna Sanjurjo con la IIª Bandera en vanguardia avanzan sobre Segangan, resultando la operación un paso militar, por el quebrantamiento infligido al enemigo que no opone resistencia alguna, ocupándose Segangan y el pueblo de San Juan de las Minas que se encuentran como Nador con todos los edificios destruidos.

9 de octubre de 1238. Entra Jaime I en Valencia. En 1239 Jaime I es coronado rey de Valencia. El 30 de diciembre de 1242 es tomada Alcira, lo que posibilitó la total reconquista de Valencia, ya que en esta ciudad existía el único puente sobre el Júcar. Jaime I obtuvo un gran triunfo sobre la nobleza aragonesa al convertir las tierras conquistadas en Valencia en un reino diferenciado, unido a la Corona de Aragón, respetando sus usos y costumbres y estableciendo los Fueros de Valencia. La creación del reino provocó una iracunda reacción de la nobleza aragonesa, que veía así imposibilitada la prolongación de sus señoríos en tierras valencianas.

9 de octubre de 1264. Tras cinco meses de sitio, se recuperaba Jerez, y tras ella fueron cayendo Vejer, Medina Sidonia, Rota, Sanlúcar, Arcos,.. Y ya en 1265 “vinieron mandaderos de los arrayanes de Málaga e Guadix, que eran en el reino de Granada muy poderosos, e dijeron al Rey que fuese la su merced de ayudar e amparar aquellos arrayanes, e que ellos avían villas e castillos e muchos caballeros con que harían servicio al rey don Alfonso contra el rey de Granada».

9 de octubre de 1390. Fallece Juan I de Castilla, y lo sucede su hijo Enrique III como Rey de Castilla, León, Portugal, Toledo, Galicia, Sevilla, Córdoba, Murcia, Jaén, el Algarve y Señor de Vizcaya. Su madre era Leonor de Aragón, y asumiría el poder efectivo el 2 de agosto de 1393, cuando contaba 13 años de edad.

9 de octubre de 1.547. Es bautizado el futuro soldado de Infantería que luego sería conocido como “el manco de Lepanto” insigne de las letras españolas Miguel de Cervantes Saavedra. Algunos investigadores apuntan como fecha de su nacimiento el 29 de septiembre.

9 de octubre de 1572. En tal día como hoy, del año 1572, se hallaba la flota de la Liga contra el Turco fondeada en Zante, sin haber podido librar batalla decisiva contra la flota enemiga. Dos días antes, aniversario de la batalla de Lepanto, cerca de Navarino, había estado a punto de conseguirse el gran choque que buscaba Don Juan de Austria. El Marqués de Santa Cruz, con su capitana de Nápoles, La loba, había conseguido abordar a la galera de Mohamed Bey, nieto de Barbarroja, resultando muerto Mohamed y prisionero el General de los genízaros. El hacerlo a la vista de la poderosa flota otomana constituye uno de los éxitos, debido al arrojo y a la pericia de don Alvaro de Bazán.

9 de octubre de 1646. Fallecía en Zaragoza a los 16 años el príncipe Baltasar Carlos, el único de los hijos varones de Felipe IV e Isabel de Borbón. Con el dramático acontecimiento, morían las esperanzas depositadas en el único heredero al trono y se abría el interrogante sobre la sucesión de la Monarquía española. En el retrato ecuestre que realiza Velázquez, el joven príncipe toma el bastón de mando mostrándose seguro y dominante. Una obra pensada para el Salón de Reinos, concretamente para situarla sobre una de las puertas. Esta ubicación y el punto de vista desde el que debía ser admirada, explica la deformidad intencionada del caballo. Con este efecto, jinete y caballo parecerían estar casi saltando del marco.

9 de octubre de 1.705. Guerra de sucesión. Se rinde Barcelona. El Archiduque Carlos de Austria se proclama Rey de España. La propaganda austracista había tardado en hacer mella, pero la decidida colaboración de Inglaterra, con la infraestructura preexistente en Barcelona, fue determinante a la hora de llevar a término la conspiración. Antonio Ramón Peña señala que “con la amplificación del ambiente austracista se extendieron las revueltas que fueron estallando especialmente en Valencia y Cataluña, y los sediciosos fueron acercándose a Barcelona hasta sitiarla con una nueva ayuda de la flota anglo-holandesa el 29 de agosto de 1705, hasta la capitulación el 9 de octubre de aquel año”.

9 de octubre de 1719. Por estos días del año 1719, el valiente General Marqués de la Mina, que mandaba la plaza de Mesina, rechaza victoriosamente el asalto dado por los austríacos a la ciudadela, infundiendo en alto grado el valor y conducta de los oficiales y tropa de Marina que en esta ocasión estuvieron a sus órdenes. El día anterior se había distinguido extraordinariamente en el combate el Capitán de Navío don Gabriel Pérez de Alderete y también el Teniente de Navío don Isidro de Antayo, Marqués de Vista Alegre.

9 de octubre de 1809. Guerras napoleónicas. Defensa de Astorga. El general Kellermann, que mandaba en Valladolid, en la confianza de que la débil plaza de Astorga, ocupada tantas veces por los franceses, no ofrecería resistencia alguna, dispuso la atacase el general Carrier, que con 3.000 hombres vigilaba las márgenes del Esla y del Órbigo. Presentóse el enemigo el 9 de octubre frente a Astorga, se hizo dueño enseguida de los arrabales, y estableciéndose en el de Reitibia (ver en el croquis), puso en batería sus dos piezas de campaña contra la Puerta del Obispo, mientras amenazaba asaltar por otros puntos de la muralla. Los defensores, en número de 1.200, todos bisoños soldados, mandados por el coronel D. José María de Santocildes, “… a quien tan alto renombre habrían de proporcionar aquellos viejos muros…” (Según Gómez de Arteche), entre ellos 30 artilleros para el servicio de ocho piezas dirigidas por el distinguido oficial D. César Tournelle, sostuvieron gallardamente el fuego por espacio de cuatro horas, repeliendo varias veces a los contrarios, que tuvieron al cabo que retirarse con pérdida de cerca de 400 hombres.

9 de octubre de 1809. El Subteniente de Artillería D. César Tournelle, que posteriormente alcanzó el empleo de Brigadier, al mando de ocho piezas servidas por 30 Artilleros, obliga a los franceses que manda Kellerman a desistir del propósito de apoderarse de Astorga. En este combate encontró la muerte el Subteniente de Artillería D. Felipe Meneses.

9 de octubre de 1812. Nace en Veracruz D. José Dominguez Sagra, alcanzó el grado de Brigadier de Artillería, estaba en posesión de la Cruz de San Fernando de 1ª clase.

9 de octubre de 1814. S.M. el Rey D. Fernando VII autoriza al brigadier D. Juan Martín Díez, coronel del regimiento de Caballería “Cazadores de Guadalajara”, a utilizar en la firma –después de su nombre y apellidos- el sobrenombre de “el Empecinado”, como premio al celo, activa constancia y utilidad de los servicios que contrajo, valiéndose desde el principio de la gloriosa revolución española del título expresado, y queriendo se transmita a la posterioridad la memoria de su mérito.

9 de octubre de 1.820. Los ecuatorianos suscriben en Guayaquil el Acta de independencia de aquel país parte hasta entonces de la Corona española.

9 de octubre de 1821. A orillas del río Chillán, en el naciente protectorado británico de Chile, se produjo la batalla definitiva del caudillo patriota Benavides contra los separatistas triunfantes, en la que fue conocida como de las Vegas de Saldías, donde el coronel Prieto acabó efectuando una feroz matanza de patriotas. Pero Benavides logró escapar junto a sus lugartenientes Bocardo, Ferrebú, Pico, Seoosiain y Carrero, que se desparramaron por la Araucanía, intentando zafarse de la implacable persecución de Prieto. La traición de Jorge Arévalo y de Dionisio Aguayo, obligó a Benavides a desistir de su empeño, por lo que embarcó para Perú, siendo finalmente apresado el 30 de enero de 1822, cuando tomó tierra para hacer aguada.

9 de octubre de 1830. Se reúne en Bayona un nutrido grupo de militares españoles exiliados que reconocen a Francisco Espoz y Mina por general en jefe “para la empresa de libertar a la Patria de la esclavitud en que se encuentra”. La empresa tenía base en Francia y Gibraltar, desde donde iniciarían su empresa militar

9 de octubre de 1.921. La IIª Bandera al mando de su Jefe, que se encuentra en las Compañías de vanguardia, escala a la bayoneta de los últimos riscos, penetrando con incontenible empuje en la Meseta de la Esponja Alta, y asaltando los reductos enemigos que resistían tenazmente.

 9 de octubre de 1938. Héroes de la Infantería. El teniente provisional don Primitivo Gargallo Manero, al frente de su unidad, asalta en este día una posición fuertemente defendida en el sector del Ebro. Al llegar a las alambradas fue herido gravemente en el pecho, no consintiendo en ser evacuado y continuando el avance lanzado granadas de mano. Herido nuevamente, rechazó los contraataques del enemigo y permaneció en su puesto hasta el final del combate, falleciendo poco después. Su actuación sería recompensada con la Cruz Laureada de San Fernando.

9 de octubre de 1958. Por O.C se concede a título póstumo, la Cruz Laureada de San Fernando al Alférez de Artillería D. Mercedes Durán Garlitos, por su heroico comportamiento en Toledo el 22 de agosto 1936.

10 de octubre de 1542. Grandes exploraciones. Cabrillo llega a San Buenaventura. Después de zarpar recorre la costa de Colima y enfila hacia la península de Baja California la cual tuvo a la vista el 3 de julio, arribó a San José del Cabo y allí se proveyó de agua, el día 13 del mismo mes descubre la Bahía de Magdalena a la que nombra como tal, el día 5 de agosto arriban a la Isla de Cedros, (último sitio en el cual se vio con vida al navegante Francisco de Ulloa en abril de 1540), permanecen en la isla hasta el día 10 del mismo mes, prosiguen su viaje costeando la península de Baja California y levantando mapas, el día 17 de septiembre llegan al hoy puerto de Ensenada México al que nombran San Mateo. El 28 de septiembre de 1542, Cabrillo encuentra un “puerto muy bueno y seguro”, acaba de descubrir la Bahía de San Diego (California), a la que nombra San Miguel en honor al santo del día. Seis días después prosigue su viaje de exploración en aguas desconocidas para los europeos, el 6 de octubre está en San Pedro (Puerto de Los Ángeles) y el 9 en Santa Mónica, ambas poblaciones forman hoy día parte de la Ciudad metropolitana de Los Ángeles. El 7 de octubre de 1542, descubre el Archipiélago del Norte, hoy conocido como Islas Santa Bárbara. El día 10 de octubre llega la expedición a San Buenaventura Ventura (California), el 13 arriban a Santa Bárbara y llegan a Punta Concepción el día 17. A causa de los fuertes vientos contrarios las naves regresan y se resguardan en la Isla San Miguel frente a San Buenaventura, no pueden avanzar al norte durante varios días, el 11 de noviembre llega a Santa María y el mismo día alcanzan el Cabo San Martin que se localiza en el condado de Monterey.

10 de octubre de 1810. Sale del puerto de Cádiz la fragata “Lucía”, con los Profesores y Caballeros Cadetes y demás personal para establecer el Colegio de Artillería en las Islas Baleares.

10 de octubre de 1823. El Brigadier de Caballería D. Valentín Ferranz cargó en Arequipa (Venezuela) al frente de 125 jinetes de la Guardia contra 5 Escuadrones del General Sucre, derrotándoles y haciéndoles 52 muertos y 166 prisioneros. Le fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando.

10 de octubre de 1880. Infantes ilustres. Fallece en Madrid el coronel don Antonio Vallecillo y Luján, eminente tratadista militar cuyas obras resultan indispensables para estudiar la historia del Ejército. Ingresó como cadete en el Regimiento de Ceuta y desde muy pronto demostró su valía en la investigación histórica, interviniendo en la redacción de unas nuevas Ordenanzas y en trabajos de reorganización del Ejército. Llegó a alcanzar el empleo de coronel y desempeñó la mayor parte de su vida cargos burocráticos, pero de los que por su índole llevan aparejados el estudio, la inteligencia y una gran dosis de laboriosidad. Escribió numerosos artículos en periódicos y revistas militares, y entre sus obras cabe destacar: Ordenanzas generales ilustradas (1850), Legislación de España antigua y moderna (1853) y Comentarios históricos y eruditos a las Ordenanzas militares expedidas en 22 de octubre de 1768 (1864).

10 de octubre de 1793. En tal día como hoy, del año 1793, durante la defensa de la plaza, arsenal y puerto de Tolón, contra los ataques de las fuerzas revolucionarias de la Convención francesa, los aliados efectúan audaces salidas. Se distinguen entre las fuerzas de éstos las españolas y, entre ellas, las de Marina. Tal había ocurrido también el golpe de mano del día 8, para inutilizar los cañones con que los enemigos tiraban sobre las posiciones de Balaguer: Marineros y artilleros de brigadas, desembarcados de la escuadra de don Juan de Lángara, son los que clavan las piezas, destrozan las cureñas e inutilizan las municiones de los republicanos.

10 de octubre de 1.830. Nace la hija de Fernando VII, Isabel, lo que ocasiona un rifi-rafe legal en torno a la ley sálica que había instaurado Carlos IV. Las intrigas de palacio, en esta ocasión llevadas a efecto por la cuñada del rey, Carlota (cuyo marido, el infante Francisco, era el cuarto gran maestre de la masonería española), en el lecho de muerte de Fernando VII, arrancan del moribundo la derogación de la ley sálica que vetaba la corona a don Carlos en beneficio de Isabel.

10 de octubre de 1.843. La Reina Isabel II pone la primera piedra del futuro edificio del Congreso de los Diputados en Madrid.

 10 de octubre de 1.846. Boda de Isabel II con su primo el Infante Francisco de Asís, en el Palacio Real de Madrid.

10 de octubre de 1868. Los separatistas cubanos, apoyados por EE.UU., dieron el conocido como “grito de la independencia”, en Yara. Los jefes del movimiento eran Carlos Manuel de Céspedes, abogado, Francisco Aguilera y un tal Rubalcava condenado a presidio en rebeldía. La insurrección comenzó en la jurisdicción de Manzanillo y se extendió casi de inmediato en otros lugares de dicho departamento, con la toma de Jiguaní, Baire, Santa Rita, del Datil, Cauto del Embarcadero, etc., y publican el “Manifiesto de la junta revolucionaria de la isla de Cuba”, dirigido a sus compatriotas y a todas las naciones.

El 10 de octubre de 1873. La fragata francesa de guerra “Semiramis” ayudaba al vapor correo que procedente de Orán transportaba víveres para Cartagena, a romper el bloqueo ejercido por la marina nacional sobre Cartagena, y el día 11, cuando se enfrentaban en aguas jurisdiccionales la flota gubernamental con la rebelde, en la batalla del cabo de Palos donde, curiosamente, la flota cantonal enarbolaba la bandera española, también se interpuso.

10 de octubre de 1.921. Guerra de Marruecos. Tropas españolas reconquistan el monte Gurugú, frente a Melilla.

10 de octubre de 1.921. Día glorioso en la historia de La Legión. Mientras varias columnas escalan el Gurugú, la Columna Sanjurjo, saliendo de Segangan, debe cortar el paso al enemigo en Taxuda. La vanguardia, compuesta por la Iª y IIª Banderas, al Mando del Comandante Franco, se reúnen delante del Blocao de Atlaten. El día empieza a clarear. Se observa un gran movimiento en las Tropas enemigas en las esponjas de peñas de deban ocuparse. Las Banderas marchan inmediatas. Sus vanguardias han desplegado y se escucha el silbido de las primeras balas. Las ametralladoras se establecen, el fuego se intensifica y las camillas van y vienen de las guerrillas al puesto de socorro. El combate se empieza a poner serio y el enemigo ocupa las peñas que les ofrecen un abrigo natural y a tiro de fusil domina ligeramente las Banderas. El enemigo ataca por todos los lados con gran arrojo. Los momentos son de gran emoción y en el sector amenazado el Comandante Franco vuelca a sus Legionarios y, demostrando el Espíritu de La Legión, que acude al lugar del peligro, acometen con furia al enemigo que es rechazado en todo su frente. Con distinción del sin igual valor y magnífico temple de los Legionarios fue concedida la Corbata que ostenta los Guiones de Mando de la Iª y IIª Banderas y del Tercio Gran Capitán 1º de La Legión. En esta acción resultó muerto el primer Capitán de la 3ª Compañía D. Eduardo Cobo Gómez.

10 de octubre de 1.994. S.S.M.M. los Reyes reciben a los Emperadores de Japón, Akihito y Michico, en la primera visita oficial de tal dignidad a España.

11 de octubre de 1.469. Entrevista en Dueñas, Valladolid, entre Fernando V de Aragón e Isabel I de Castilla, que determinó el matrimonio de ambos, los futuros Reyes Católicos.

11 de octubre de 1573. Guerra en el Mediterráneo. El generalísimo don Juan de Austria, el vencedor de Lepanto, ocupa la ciudad de Túnez y posteriormente la plaza de Bizerta, para lo que contó con dos mil quinientos veteranos que estaban de guarnición en la Goleta.

11 de octubre de 1573. En tal día como hoy, del año 1573, don Juan de Austria, con el grueso de su ejército de desembarco, avanza y ocupa la ciudad de Túnez, plaza, a la sazón, de enorme valor estratégico. La vanguardia, de 2.500 hombres, iba mandada por el Marqués de Santa Cruz. Se había adelantado el día anterior. Don Álvaro de Bazán actuaba como el General, en cuya acción tenía don Juan más confianza. Mientras esto ocurría, la flota, mandada directamente por don Juan de Cardona, permanecía vigilante cerca del fuerte de La Goleta. En estas operaciones España actuaba como nación consciente de su gran papel de conductora y protectora de los otros Estados cristianos. Por ello, atacaba a los enemigos comunes en uno de sus más fuertes reductos.

11 de octubre de 1.696. Francia, Inglaterra y Holanda firman en La Haya un tratado para repartirse los territorios de la Corona de España, a la muerte sin descendencia de Carlos II.

11 de octubre de 1811. En Cervera (Lérida), el Barón de Eroles ataca Cervera y se la arrebata a los franceses haciéndoles 643 prisioneros. El Regimiento Santiago cargó contra la caballería francesa y la pone en completa derrota.

11 de octubre de 1826. Nace en Santiago, D. Eduardo Ozores y Valderrama, Marqués de San Martín de Hombreiro, ingresa en la Academia de Artillería en 1840. Asistió a la guerra de África. Asciende a Brigadier, Estaba en posesión de la Cruz de San Fernando de lª clase.

11 de octubre de 1.921. Al amparo de los accidentes del terreno el enemigo ha ido acercándose a las ruinas avanzadas de la casa del Caid-Allad, atacándolas violentamente en medio de un combate de gran intensidad, que aumenta en dureza con el paso de las horas. La I¦ Bandera prevé un serio día de luchar y se prepara, rechazando el enemigo en todas sus acometidas.

11 de octubre de 1.985. El Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, jura bandera en la Academia General Militar de Zaragoza ante los Reyes de España, el Conde de Barcelona y el Presidente del Gobierno.

11 de octubre de 1.992. Los Reyes de España presiden en Sevilla la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América.

11 de octubre de 1.997. Los Reyes de España presiden la reinauguración del Teatro Real de Madrid, tras su cierre por obras durante un período de diez años.

12 de octubre de 1492. Amanece. No hay viento. La mar océana, como a él le gusta llamarla, está en calma. El mundo parece que se hubiera quedado quieto. El primer sol del día se alza muy pálido, en la parte más lejana del horizonte, porque estamos en la temporada lluviosa de este paraje que algún día se llamará Caribe.  Rodrigo de Triana ha estado de turno toda la noche en la meseta del vigía, que queda en la parte más alta del palo mayor. Ahora, mientras termina de clarear la mañana, descabeza un sueño atrasado durmiendo a pedazos. De súbito, aquel centinela flaco y de baja estatura, que tiene un ojo torcido y que ha sido marino de ocasión, estibador sin trabajo y asaltante nocturno en las calles de Huelva, cree ver dos siluetas pequeñas que bailan entre la bruma. Teme que el hambre lo esté haciendo alucinar. Por si las moscas, Triana afila su ojo bueno. Revisa con cuidado. Allí están, retozando, a veinte metros de su cara, dos gaviotas de cabeza negra, pájaros madrugadores. Vuelan hacia el occidente, aguas afuera. El vigía hace una conjetura de marino, equivalente a la que escribió Colón: “Si hay pájaros, hay tierra”. En sus escabrosas noches de taberna, de regreso a España, Triana relataría a los parroquianos lo que sintió en ese momento. Dice que lo primero que hizo fue levantarse del puesto de vigilancia y seguir con la mirada el recorrido de las gaviotas. Vio una palma de coco en una playa que parecía ennegrecida por los aguaceros recientes. Empezó a temblar. Y entonces, con ambas manos alrededor de los labios, para hacer una bocina, pegó aquel grito que habría de cambiar para siempre la historia humana: ¡TIERRAAA TIERRA! Los españoles habían descubierto América.

12 de octubre de 1492. Celebración del Día de la Hispanidad en honor a aquel 12 de octubre de 1492 y que marcó lo que somos y fuimos. El descubrimiento de América cambió el mundo para siempre. Ese día llegaba Cristóbal Colon a lo que creía era la India ignorando que era todo un continente. Desde entonces el mundo cambió ya que al tener conciencia de otro mundo, en seguida, comenzó todo un intercambio de doble dirección que se ha mantenido hasta el día de hoy y que nos cambió por completo. Esta hazaña que protagonizaron los españoles sirvió para realizar una unión nunca antes vistas de pueblos y tierras y para llevar más allá del mundo conocido nuestro modo de vida, nuestra religión y nuestra organización territorial, jurídica, administrativa y política. Esta hazaña solo es comparable, si se desea, a la Revolución Neolítica, surgida hace unos 12.000 años, que trajo consigo la escritura y la agricultura y, por tanto, el cambio sustancial y cualitativo del hombre tal y como se le conocía hasta entonces dando un paso más en la evolución con todo lo que ello conllevaba. Debemos valorar la hazaña de unos españoles que se aventuraron en nuevas tierras y que, como todo pueblo en la historia, las conquistaron y administraron legando un mestizaje de gentes, tradiciones y culturas nunca visto hasta el momento. Nuestros soldados del siglo XVI son deudores en parte de aquel 12 de octubre y muchos combatientes en Europa de los Tercios fueron a probar suerte en las Américas. Pero el 12 de octubre de aquel 1492 solamente es la culminación de un proceso largo y duradero que comenzó en el año 722 en Covadonga y que culminó el 2 de enero en Granada pero que también fue inicio de una nueva cultura fruto del intercambio. Ese mismo año solo faltaba descubrir un nuevo mundo pues por aquel entonces Nebrija había publicado la gramática castellana, convirtiendo a España en una nación moderna, la más moderna de aquella Europa. Además, en aquel año, los judíos fueron expulsados de España, aunque la leyenda negra cuenta que fueron todos, no fue así y según las fuentes apenas un tercio de la población judía de España abandonó su Sefarad, o se les dio la opción de quedarse previa conversión a la fe católica y manteniendo sus bienes. Por tanto, el año de la festividad de nuestra Virgen del Pilar, quien en tiempos remotos se posó en un pilar en Zaragoza, culminaba todo un largo proceso que dejaba las puertas abiertas a España, y después a Portugal, para convertirse en potencia hegemónica del mundo, compitiendo con el poder chino y el otomano, como únicos rivales “serios” que pudieran hacerle frente a España. Tras Colon llegarían Cortés, Pizarro, Almagro, Orellana, Coronado, Cabeza de Vaca, Balboa, Ponce de León, Alvarado, Pedro Menéndez de Avilés, Juan de Oñate, Valdivia entre tantos y tantos otros. Pero ello favoreció que en apenas 70 años todo el continente americano, Filipinas, territorios africanos y asiáticos, además del imperio que paralelamente se forjaba en Europa, hubiera sido explorado y parte de su mayoría integrado en los reinos de Castilla. Pero, es que mientras tal hazaña sucedía, los reinos de Aragón se habían expandido por el Mediterráneo llegando a tener territorios hasta la lejana Grecia. Así pues, todo favoreció un profundo mestizaje cultural y racial que permitió expediciones como la de Magallanes, de la que Juan Sebastián Elcano fuese el primer español en dar la vuelta al mundo, siguiéndole otros en las exploraciones del Pacífico hasta culminar el tornaviaje de Andrés de Urdaneta e intentar luego encontrar la Terra Australis Incógnita de la mano de osado como Fernández de Quirós, Sarmiento de gamboa o Váez de Torres. Luego llegaría 1580, apenas 70-80 años después de tal hazaña, cuando Felipe II se convertiría en Felipe I de Portugal, y las tan disputadas Molucas serían defendidas con la sangre de los castellanos frente a los ataques de piratas ingleses y holandeses. Así pues, no es tiempo de pedir perdón por nuestra historia ni tan siquiera se trata de rendir cuentas, que en este sentido seriamos los primeros debido a la cantidad de pueblos que nos han invadido y masacrado, sino de ver que la mayor hazaña y gesta del mundo la protagonizó España llevando la Cruz de Borgoña hasta los confines del mundo, pasando a ser uno de los imperios más grande y poderoso del mundo al que solo le ha podido hacer sombra algún otro imperio pero ya en el siglo XIX. En definitiva no fue un período oscuro sino el del glorioso Siglo de oro español. Ya fuesen conquistadores o exploradores, soldados de los tercios españoles, nobles o nobles, … los españoles, asumiendo los principios de la hidalguía en todos sus soldados, del primero al último, fueron los portadores de valores como el honor y la honra, de la religión católica y de la patria, entre otras cosas, que hoy recordamos y rememoramos en este tan grande y especial día que, además celebramos con los hijos de España de cualquier rincón del mundo, pues la hazaña de la Hispanidad no fue una conquista sino una expansión y mestizaje de culturas, concluyendo que todos aquellos territorios no fueron colonias, no fueron ‘de España’, fueron España.

12 de octubre de 1575. Orden del Rey para los Proveedores Veedores de Armadas de Cartagena no se entremetieran a enastar picas y enderezar arcabuces de la Casa de Municiones de Cartagena, que estaba como todas a cargo de la Artillería y sólo tocaba al Capitán General de ella o a quien tuviera sus facultades, aunque dichas armas se destinasen a las naos. Y más adelante dictó otra disposición vedando a aquellos funcionarios; la intervención que pretendían en el expresado establecimiento limitándose a recibir lo que el Capitán General de la Artillería dispusiera con virtud de las órdenes que hubiera recibido de S. M.

12 de octubre. El Doce de Octubre, como los franceses tienen el 14 de julio o los estadounidenses su 4 de julio, es el día de la Fiesta Nacional de España. La fecha es elegida como recuerdo del día del descubrimiento de América, como explica la ley la Ley 18/1987, de 7 de octubre que instituyó la festividad. “La fecha elegida, el 12 de octubre, simboliza la efemérides histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos”. Esta fecha debe ser significativa en el Real Sitio y Villa de Aranjuez, aunque a veces parece quedar desdibujada, lo cual resulta más curioso en un lugar tan determinante en nuestra historia, sobre todo durante la Guerra de la Independencia Española, con un hito tan relevante como la constitución en 1808 de la Junta Suprema de Gobierno. Si miramos a uno de los nombres alternativos de este día, el de Hispanidad, nos trae el recuerdo de cómo en Aranjuez se firmaron tratados y numerosas reales órdenes, relativos al gobierno y gestión de los territorios hispanos en América. Algunos fueron la creación de audiencias, como la de Cuzco y la de Caracas. El Tratado de Aranjuez de 1779, por ejemplo, donde Francia y España se unen en la lucha contra Inglaterra en el marco de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, fue decisivo para la devolución a España de La Florida.

12 de octubre de 1758. Efeméride general. Amat crea el primer cuerpo de policía chileno. Manuel de Amat y Juniet o Manuel de Amat y Junyent (Vacarisses, Barcelona, 1704 – Barcelona, 1782). Militar y administrador colonial español. Gobernador de Chile de diciembre de 1755 al 9 de septiembre de 1761 y Virrey del Perú desde el 12 de octubre de 1761 a 1776. En Santiago emprendió importantes obras públicas y tareas administrativas, como la prolongación de los tajamares del río Mapocho, un mercado en la Plaza de Armas, la reestructuración de la Real Universidad de San Felipe (1757), y la organización, el 12 de octubre de 1758, del primer cuerpo de policía chileno, el cual se llamó “Dragones de la Reina”, denominación que mantuvo hasta 1812 cuando pasó a llamarse “Dragones de Chile”. Pidió que se le hiciera un Juicio de Residencia, del cual salió favorecido.

12 de octubre de 1761. Grandes personajes. Manso de Velasco, Virrey de Perú. José Antonio Manso de Velasco y Sánchez de Samaniego 1688-6 de mayo de 1767), Conde de Superunda. Militar y político español, Gobernador de Chile y Virrey del Perú de 1745 a 1761. Manso de Velasco sirvió como Gobernador de Chile desde noviembre de 1737 a junio de 1744, periodo en el que desarrolló numerosos proyectos como la construcción del primer mercado público en Santiago, la irrigación mediante canales en el río Maipú la reconstrucción de Valdivia destruida por un terremoto así como la celebración de un armisticio con los mapuche firmado en el Parlamente de Tapihue. Fundó muchas ciudades: Cauquenes (Nuestra Señora de las Mercedes), 1742, Copiapó (San Francisco de la Selva), 1744, Curicó (San José de Buena Vista), 1743, Melipilla (San José de Logroño), 1742, Rancagua (Santa Cruz de Triana), 1743, San Felipe, 1740,  San Fernando (San Fernando de Tinguiririca), 1742, Talca (San Agustín de Talca), 1742. José Antonio Manso de Velasco, Conde de Superunda, fue virrey del Perú durante el reinado de Fernando VI de la casa de Borbón (1746-1759). Fue el XLIII virrey del Perú; gobernó el virreinato del Perú entre los años 1745 y 12 de octubre de 1761. En el terremoto y tsunami de Lima el 28 de octubre de 1746, a las 22.30, mientras gobernaba el Perú este virrey, se produjo uno de los más grandes terremotos que azotaron Lima y Callao; por lo menos, el que más muertes produjo. Los testigos difieren en cuanto a la duración del evento, pues unos dicen que fue de tres minutos y otros que hasta seis. Ahora se calcula que su intensidad fue de 10 u 11 en la escala modificada de Mercalli. Las réplicas, por centenares, continuaron en los dos meses siguientes. En Lima, de 60.000 habitantes, perecieron 1.141; y en el Callao, una enorme ola, de alrededor de 17 metros de altura, se introdujo cinco kilómetros tierra adentro y mató a aproximadamente 5.000 personas, pues apenas se salvaron 200. En Lima sólo quedaron 25 casas en pie. La nocturnidad del sismo, al sorprender a la población en sus casas, contribuyó a aumentar las muertes. Las secuelas de este terrible terremoto fueron el hambre y el miedo. A consecuencia de este terremoto se variaron los métodos de construcción y, dejando de lado los adobes, se pasó a usar la quincha, más flexible y resistentes por tanto a la frecuencia (longitud de onda) del suelo limeño. Hasta la fecha el terremoto de 1746 es, tal vez, al que mayor cantidad de estudios y atención le han dedicado los historiadores y especialistas. Pero sobre todo sigue siendo el paradigma del triunfo de la ciudad sobre la destrucción y la muerte. El virrey que gobernaba el Perú en ese entonces, José Antonio Manso de Velasco y Sánchez de Samaniego (1688-1767), decidió vencer la desolación y tomar cartas en el asunto, de tal manera que emprendió la reconstrucción de Lima. Hizo tan magna obra que mereció el reconocimiento de sus habitantes y del propio rey que lo premió con un título nobiliario que lo dice todo y que él mismo eligió: Conde de Superunda, que quiere decir “Ola enorme”. El 10 de febrero de 1747 funda la ciudad de Bellavista. El 30 de mayo de 1755 comienza la construcción de la Catedral de Lima. Sucedió al virrey José Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor, Marqués de Villagarcía (1736-1745) y fue reemplazado por el virrey Manuel de Amat y Juniet (1761-1776). Manso de Velasco, viejo y cansado, solicita cumplidos los 70 años de edad autorización a su alteza real para regresar a España, el cual le es concedido. Encontrábase de paso en 1762 por el puerto de La Habana en la Capitanía General de Cuba cuando le sorprende un conflicto armado con Inglaterra que implica el sitio de la isla. Por ser el militar de más alto rango en ese momento en la territorio, el Conde de Superunda es nombrado por el Gobernador de Cuba con el pomposo título de «Presidente de la Junta Consultiva de Guerra», es así como el viejo conde de 74 años encabezó la resistencia de la plaza artillada de La Habana con tropas mal entrenadas y con peor equipamiento la cual sólo duró 67 días debiendo rendirse ante los ingleses. Apresado por los ingleses es llevado a Cádiz en España, donde en su calidad de «Presidente de la Junta Consultiva de Guerra» fue llevado para ante justicia marcial por el oprobio causado a la corona española los términos de la rendición de Cuba, siendo condenado a la pena de “suspensión por 100 años de todo empleo militar” y confinamiento en la ciudad de Granada, muriendo finalmente en Priego de Córdoba, donde se encuentran sepultados sus restos en la Iglesia de San Pedro.

12 de octubre de 1769. En tal día como hoy, del año 1769, el jabeque español Ibicenco bate a uno argelino del porte de 24 cañones. Al varar éste en la ensenada de las Palomas, fue puesto a flote y llevado a Málaga.

12 de octubre de 1801. En tal día como hoy, del año 1801, cerca de la boca de la bahía de Todos los Santos, se produce el abordaje del bergantín corsario San Francisco, de Buenos Aires, mandado por el Capitán don Juan Bautista Egaña y del paquebote portugués San Juan Bautista, de mayor armamento. Este es apresado, distinguiéndose en el combate al abordaje el valeroso marinero canario Manuel Díaz, que arría la bandera enemiga custodiada por siete adversarios, a los que hiere, mata o ahuyenta, terminando con ello la obstinada resistencia que en el combés hacían los portugueses.

12 de octubre de 1809. En Uclés (Cuenca), el Mariscal Víctor derrota al ejército español del Duque del Infantado, pero la Caballería se esforzó en impedir la derrota y en limitar sus resultados. Allí lucharon con gran valor España, Borbón (que cargando y acuchillando a la Caballería impidió que envolviesen a la vanguardia) y Príncipe, cuyos Alféreces D.Manuel Lamadrid y D. Antonio Ramos defendieron heroicamente su Estandarte de caer en manos francesas.

12 de octubre de 1.840. La reina María Cristina, viuda de Fernando VII, firma su abdicación como reina regente de España.

12 de octubre de 1.925. El enemigo al darse cuenta de los propósitos de los españoles, reanuda su serie de agresiones, como la verificada este día, atacando nuestras líneas, recuperando las casas de Maton, contra las que se emplean la I¦ y II¦ Banderas, recuperándolas después de sostener intenso combate contra los harqueños, que furiosos resistían a ultranza, siendo finalmente desalojados a base de bombas de mano.

12 de octubre de 1.940. Se establece en España la fiesta de la Hispanidad.

12 de octubre de 1.968. Independencia de la antigua provincia española de Guinea Ecuatorial. Su primer presidente fue Francisco Macías.

12 de octubre de 1.987. Se celebra por primera vez en la España democrática en día de la Fiesta Nacional española.

12 de octubre de 1.994. Los Reyes reinauguran en Madrid el Museo de América, con una colección de 2.650 piezas arqueológicas y etnográficas de dicho continente.

13 de octubre de 1577. Julián Romero de Ibarrola o simplemente capitán Romero, uno de los soldados de Infantería más famoso de los históricos tercios. En este día se cumple el aniversario de la muerte de Julián Romero en Alessandria. Su nombre está en lo más alto de la historia de los tercios. Ascendió de tambor a maestre de campo por su esfuerzo y osadía, recibió el hábito de Caballero de Santiago y fue miembro del Consejo de Guerra en Flandes. En 1534, a la edad de 15 años se embarca como tambor en las tropas que acometieron la Jornada de Túnez. Tras ser licenciado en 1544, junto con las tropas del maestre de campo pedro de Gamboa, sirve al rey de Inglaterra en la frontera de Escocia en la batalla de Pinkie Cleugh, donde recibió la distinción de’ knight banneret’, como caballero que sirve bajo su propia bandera .Combatió en Calais contra Francisco I. A pesar de los ofrecimientos del rey de Inglaterra que le nombró Sir Julian, tras un duelo victorioso en tierra francesa, regresó a servir al rey de España pasando a Flandes. En 1552 defendió como maestre de campo las tierras de Lieja. En 1554 participó en la campaña de Picardía, hallándose en la defensa de Dinant. Acompañó a Felipe II de España durante su estancia en Inglaterra tras su matrimonio con María Tudor.  En 1557 se distingue en la batalla de San Quintín, donde le será amputada una pierna tras ser herido por bala de mosquete. En 1558, Felipe II le concede el hábito de la Orden de Santiago y ese mismo año participa en la Batalla de Gravelinas. En 1559 es castellano de Damvillers y asimismo se le hace castellano de Douai. Establecida con la corona francesa la Paz de Cateau-Cambrésis, se produce la repatriación de las tropas españolas residentes en Flandes, partiendo el 10 de enero de 1561 desde Zelanda. En abril de 1561, el capitán Romero se halla en Málaga para embarcarse con tres compañías para reforzar la guarnición de La Goleta, a donde llega a finales de mayo. Al ser asediada Malta por los turcos en 1565, Felipe II envió los tercios de Italia en su socorro y entre ellos se hallaba Julián Romero, cuya compañía se hallaba guardando Siracusa, con rango de capitán. A causa del fallecimiento de Melchor de Robles en septiembre, Romero lo sustituyó en el cargo de maestre de campo del Tercio de Sicilia. En otoño de 1569 regresó licenciado a España y allí estuvo residiendo una temporada hasta que en 1572 partió desde Laredo con el IV Duque de Medinaceli y 6 compañías de infantes bisoños que llegaron a Ostende en junio de 1572. Romero participó en el asedio de Mons y perdió un brazo al ser herido por un tiro de arcabuz; dirigió una encamisada en el campamento de Guillermo de Orange. A finales de 1572 participó en el asedio de Haarlem y perdió un ojo también por herida de arcabuz. Recuperado rápidamente, continuó en el asedio hasta que plaza capituló en julio de 1573. Tras el asedio, tuvo que lidiar con el amotinamiento de las tropas españolas, sublevadas por el atraso acumulado de las pagas, viendo amenazada su propia vida. En ese mismo año se halló en el asedio de Alkmaar. En 1574, Luis de Requesens le encargó socorrer con una armada de bajeles a las tropas cercadas en Middelburg y tuvo que llegar a la costa a nado al perder su nave. En ese mismo año participó además en la Batalla de Mook y luego acudió al asedio de Leiden. Reducido su tercio a 12 compañías por la comisión de reforma de Requesens, y viéndose cansado y mutilado, con su familia en España, y apreciando que no se reconocían adecuadamente sus méritos, dio aviso al gobernador de los Países Bajos de que renunciaría a su cargo, aunque continuó sin embargo en el mismo hasta el final del conflicto. En 1575 participó en el asedio a Zierikzee, prolongado hasta junio de 1576 y, tras unirse a los soldados amotinados en Aalst, trabajó en el socorro a las tropas españolas cercadas en Amberes. Tras el Edicto perpetuo de 1577, las tropas españolas abandonan los Países Bajos y fueron conducidas a Italia. Se alojaron en Liguria y se les ordenó embarcarse para España en junio de ese año. Julián Romero fue nombrado castellano de Cremona; pero don Juan de Austria solicitó después el regreso de los tercios y a Julián Romero se le encargó que dirigiera a las tropas que debían marchar desde Italia a Flandes con rango de Maestre de Campo General. En el trayecto entre Alessandria della Paglia y Solero le sorprendió la muerte mientras conducía las tropas montando a caballo.​ Tenía 59 años y había perdido un ojo, una pierna, un brazo, tres hermanos y un hijo en combate, viviendo como militar toda su vida.

13 de octubre de 1748. El día anterior al de hoy, del año 1748, tiene lugar, frente a La Habana, el combate de la escuadra del Teniente General don Andrés Reggio, con otra inglesa del mismo número de buques (seis navíos y una fragata) que se había presentado ante el puerto en son de reto, que fue aceptado por el General español. No obstante ser igual el número de buques, la escuadra inglesa era superior en número de cañones y calibres, con lo que el reto no era tan caballeresco como parecía. La escuadra española conservó el mar de batalla y la inglesa se retiró. Hubo que lamentar, sin embargo, la pérdida del navío África, que había quedado desarbolado en el combate; se perdió en la costa, al entrar, de regreso, en el puerto de La Habana.

13 de octubre de 1809. Se manda que los Oficiales del Cuerpo retirados que estuvieran en condiciones de prestar servicio activo se incorporasen a las secciones de Artillería de los ejércitos.

13 de octubre de 1811. Por estos días, del año 1811, en el Mediterráneo, durante la guerra de la Independencia, fuerzas navales sutiles españolas operaban en apoyo de los defensores de la Torre del Rey, inmediata al castillo de Oropesa. La flotilla de faluchos, mandada por el Capitán de Fragata don José Colmenares, junto con un navío inglés, apoyó la retirada del día 12. Primero, los faluchos, acercándose mucho a la costa, atacaron de revés las baterías francesas; después, con mucho riesgo, llevan a cabo la evacuación de la guarnición de la torre, distinguiéndose el piloto don Bruno Egea.

13 de octubre de 1843. Fue adoptada como Bandera Nacional y para el Ejército la actual roja y amarilla que, desde 1785, ondeaba ya en los buques de guerra y fuertes costeros españoles.

13 de octubre de 1.843. La Reina Isabel II decreta que las escarapelas de todos los cuerpos del Ejército español tengan los colores rojo y amarillo de la bandera de guerra de la Armada, con lo que queda establecida definitivamente la Bandera Nacional.

13 de octubre de 1843. Organización militar. Por un real decreto de S.M. la reina doña Isabel II, en este día se dispone que todas las Banderas y Estandartes del Ejército y de la Armada, “como verdadero símbolo de la monarquía española”, sean iguales en colores y en la distribución de éstos a la Bandera de guerra española; es decir, rojo y gualda.

13 de octubre de 1.925. Diego García Martínez, Cabo de la II Bandera, el día de la fecha en el ataque y asalto por el enemigo a la posición llamada Casa Mata, sobre Amekran, como jefe de morteros, incluso lanzando las granadas de mano, hasta que terminó toda la dotación resistiendo hasta los últimos momentos, encontrando gloriosa muerte.

13 de octubre de 1936. Por B.O de este día, por los méritos contraídos se concede la Medalla Militar al Capitán de Artillería D. Vicente Pérez de Sevilla y Ayala.

14 de octubre de 1282. En tal día como hoy, del año 1282, en aguas de Mesina, y cerca del golfo de Nicotera, el Almirante de Aragón don Pedro Queralt, con una escuadra de 16 galeras, obtiene un resonante triunfo sobre una flota angevina de 45, que navegaba hacia Salerno. El impulso arrollador de Queralt, y la fama de los aragoneses y catalanes, ponen a los enemigos en desordenada fuga. Así, pues, a costa de un ligero combate, se apodera nuestro Almirante de 22 naves enemigas y captura más de 4.000 prisioneros; con aquéllas y con éstos entra triunfalmente en Mesina.

14 de octubre de 1536. Fallece Garcilaso de la Vega. Garcilaso de la Vega, poeta y soldado, muere en plena juventud en el sitio de Muey. Nacido en Toledo en 1503, luchó en 1523 contra los franceses en Fuenterrabía e intervino en la campaña contra Florencia en 1530 y en la conquista de Túnez en 1535. Declarada la guerra a Francia al año siguiente, fue nombrado maestre de campo de un tercio y enviado a la expedición a Provenza, hallando gloriosa muerte a los treinta y tres años de edad. Su pluma es de las más importantes de nuestra historia. Participó en las primeras acciones de los tercios, en la Jornada de Túnez y la Toma de la Goleta. Fue designado maestre de campo. Fallecería días después de ser herido en el asedio en Le Muy. ¡Un hombre colosal que nos representa los primeros pasos de los tercios! Garcilaso de la Vega encarnó uno de los ideales humanos del Renacimiento: el del caballero culto, enamorado, y poeta. En su figura y en su obra se entrelazan armónicamente armas y letras, vida y literatura, amor y reflexión. Su obra, truncada por una muerte prematura debido a su oficio de soldado al servicio del emperador Carlos V, es bastante breve: un conjunto de sonetos que no llegan a ochenta, cinco canciones petrarquistas, tres églogas, dos elegías y una epístola a su amigo de armas y de letras, el también poeta Juan Boscán.

14 de octubre de 1781. En este mes de octubre de 1781, la Gaceta de Madrid publica una singular ocurrencia que dice mucho del valor, pericia, tesón y amor propio de un patrón de falucho. Este era el Santo Cristo del Grao, de 56 palmos de quilla y de 10 hombres de tripulación. No solamente fue a Buenos Aires conduciendo pliegos para servicio del Rey, sino que rehusó la embarcación de mejores condiciones que para atravesar el Atlántico se le ofrecía, teniendo a gala terminar su viaje redondo en su mismo barco, cosa que hizo sin perder uno solo de sus hombres. Este patrón se llamaba Ignacio Domenech: sus cualidades dicen mucho de la honrada clase de hombres de mar españoles.

14 de octubre de 1809. Campaña 1808-1814. Condecoración Medalla de Distinción por la salida de Gerona del 14 de octubre de 1809. No se ha podido localizar documentación acerca de la fecha de creación de esta distinción, sabiéndose de su existencia por figurar un ejemplar en el Museo del Ejército de Madrid. Es de forma romboidal, acuñada en metal dorado y de no muy esmerada construcción; cuelga de cinta roja. En el anverso presenta dos sables cruzados y enlazados bajo una corona de laurel con la inscripción: AL VALOR Y AUDACIA – GRATITUD DE LA PATRIA. En el reverso tres flores de lis y otra inscripción, en horizontal: SALIDA DE GERONA 14 DE OCTUBRE 1809.

14 de septiembre de 1810. Campaña 1808-1814. Condecoraciones. Cruz de Distinción de Gerona. Se creó por Real Orden el 14 de septiembre de 1810, para su concesión a quienes participaron en la defensa de esta plaza bajo las órdenes del general Álvarez de Castro. Es de oro y esmaltes, colgando de una corona de hojas de encina con bellotas de oro, que pende a su vez de una cinta de aguas color fuego, y se dispone en forma de cruz de Malta, con esmaltes en color fuego y castillos de oro entre los brazos; en el centro un medallón ovalado con la figura de San Narciso, patrono de la ciudad y una inscripción que dice: “Sitio de Gerona 1809”. En el reverso sobre el medallón, en fondo blanco, la leyenda: “La Patria al valor y la constancia”.

14 de octubre de 1874. Por orden general del cuerpo de Artillería, disponían que figurasen los retratos de los dos héroes de Castellfullit, el Capitán de Artillería D. Eduardo Temprado Pérez y el Sargento del mismo cuerpo D. Blas Galmez Lahor, en el Museo del arma que a tal fin se crearía en el cuarto de estandartes del primer Regimiento de Montaña, al que pertenecía la Batería de ambos y la Academia del Cuerpo.

14 de octubre de 1911. Al repeler una agresión de los moros a la posición de lmarufen (Melilla), muere el General de Artillería D. Antonio Díaz Ordoñez. Además de bravo soldado, fue docto artillero, que pasó su existencia entre fábricas y libros y creó un sistema de Artillería. Vivió como sabio y murió como héroe.

14 de octubre de 1.921. Guerra de Marruecos. Tropas españolas recuperan Monte Arruit y Zeluán, posiciones perdidas en julio.

14 de octubre de 1.921. La I y II Banderas, al Mando del Comandante Franco, salen dirección a Tauima, formando parte de la Columna Sanjurjo, para cooperar con la de los Generales Berenguer Cabanillas a la toma de Zelu-n-Buguensein. Sirviéndole de directriz la vía de ferrocarril, despliegan las Banderas en dirección a Zelu-n. Cuando llevan recorridos unos tres kilómetros, silban las primeras balas, los Legionarios son tan rápidos en su avance que dejan retrasadas a las otras Columnas. La II Bandera avanza a ocupar una loma frente a Buguensein y la I Bandera ocupa el aeródromo. El enemigo huye disparando sus fusiles. Desde las murallas de la Alcazaba de Zelu-n disparan unos jinetes enemigos. Un grupo de policías indígenas amigos de España, de una Mía recientemente organizada que acompaña a las Banderas, con varios legionarios, se dirigen a las murallas. A partir de este momento el avance es fogoso y el enemigo se retira. El camino seguido por las Banderas está jalonado de cadáveres de españoles en actitud de sufrimiento, ofreciendo en conjunto uno de los espectáculos más horrendos en crueldad.

14 de octubre de 1896. En las acciones habidas en Coca y Bejucal (La Habana, Cuba) cargan brillantemente los jinetes, de Pizarro y Húsares de la Princesa, haciendo numerosos muertos y heridos a las partidas insurrectas del Coronel Delgado. Se distinguió por su valor y coraje el Húsar Luis Úbeda que, con su sable, dio muerte a siete enemigos que le acorralaban.

 15 de octubre de 1568. Los Tercios, liderados por el duque de Alba, obtuvieron una victoria absoluta en Jodoigne frente a las tropas rebeldes lideradas por Guillermo de Orange.  La batalla se desarrolló en forma de escaramuza, acción muy típica en Flandes. Tras la derrota, el ejército de Guillermo de Orange se disolvió.

15 de octubre de 1572. Nacimiento y origen de la Cofradía de Caballeros del Espíritu Santo antecedente de la Real Maestranza de Caballería de Ronda para la defensa del territorio. Felipe II promulga ese día una Real Cédula que da origen a la Cofradía de Caballeros del Espíritu Santo, antecedente de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, su principal objetivo era la defensa del territorio. Una zona comprendida entre el interior de la Serranía de Ronda y parte de la costa mediterránea desde Marbella a Gibraltar. Una de las principales actividades del cuerpo fue la militar, el adiestramiento para la guerra y estar prevenido al servicio de la Corona. Todo nace a partir de una disposición real que indicaba que todos los propietarios de caballos al sur de Despeñaperros deberían mantener un caballo preparado para combatir a la jineta cuando fuera llamado para ello. En 1704 con motivo de la Guerra de Sucesión, se organizó en Ronda un regimiento de infantería, cuya denominación es, de la Real Maestranza de Ronda. En 1707 a través de una ordenanza, se cambia la denominación de estos regimientos y pasa a llamarse Regimiento de Ronda nº 44, hasta la finalización de la contienda en 1714. Al año siguiente (1715), por Real Decreto de 20 de abril, queda extinguido el regimiento. En la Guerra de la Independencia, la Real Maestranza vuelve a organizar y sufragar un batallón (1808), con la misma denominación que el anterior, Batallón de voluntarios de la Real Maestranza de Ronda.

15 de octubre de 1625. Piratería en el caribe. Balduino Enrico bramó vengarse del ataque recibido por el Capitán Andrés Botello, y lanzó contra él una flotilla de siete barcos que fue recibida por las dos lanchas que comandaba el capitán canario en el corazón del río Bayamón. Aquel miércoles, los remos de las siete lanchas holandesas rompieron el silencio de las tranquilas aguas de la Bahía de San Juan. Armadas con sus cañones pedreros y con más de 140 soldados que portaban mosquetería y chuzos, la pequeña flota se dividió y acometieron el rio Bayamón por sus dos desembocaduras, con el fin de atrapar a las dos embarcaciones que tripulaban los 50 hombres del Capitán don Andrés Botello y Cabrera. Balduino Enrico les había ordenado una rotunda misión, volver con las dos lanchas usurpadas por el enemigo, el cual debía quedar en el fondo de aquel río para siempre. Cuatro de las siete lanchas entraron por la boca principal, y las otras tres intentaron entrar por el desaguadero que daba a la ensenada de Boca Vieja, pero sólo pudieron quedar bloqueando esa desembocadura al no poder ascender el curso por falta de calado. Los 80 holandeses, que consiguieron adentrarse río arriba en las cuatro embarcaciones, fijaron su mirada en los mangles que aparecían en su proa, buscando cualquier indicio de las dos grandes lanchas que les habían arrebatado los defensores de Puerto Rico. Pero pasaron por alto los 15 mosquetes que, apoyados en sus horquillas, les apuntaban desde el oscuro manglar. Una primera rociada de mosquetería dio comienzo a la emboscada de los hombres del Capitán Botello. Matando a algunos soldados holandeses e hiriendo otros, los 15 mosqueteros tenían la orden de no buscar un segundo disparo, sino que debían escapar para ser perseguidos por los enemigos hasta el punto en el que les esperaba Botello con sus hombres. Justo en ese punto, en el corazón del río Bayamón, los mosqueteros se volvieron hacia sus perseguidores, para saltar sobre ellos haciendo gala de dagas y puñales, degollando a muchos. Hasta que viéndose superaros, consiguieron algunos pertrechos del enemigo y volvieron a las dos lanchas en las que les salió al encuentro el Capitán Botello con 35 soldados. Viendo la llegada de refuerzos, los 60 supervivientes y 9 heridos de las cuatro lanchas holandesas volvieron a la bahía escapando del horror que habían vivido en el interior del Bayamón.

Cuando al cauce volvió la tranquilidad, llegó un barquichuelo lanzado desde los tres bateles flamencos que bloqueaban el desaguadero de Boca Vieja, pero al ver a los lejos los cuatro barcos holandeses en fuga y los despojos de los suyos flotando, retrocedió rápidamente río abajo. Por suerte para ellos, los hombres de Botello ya estaban pensando en su objetivo del próximo día: recuperar el fortín de Cañuelo.

 15 de octubre de 1718. Tras la victoria en el sitio de Messina, el marqués de Lede acudió a socorrer a la fuerza española que sitiaba la vecina plaza de Melazzo desde el mes de julio, cuya guarnición estaba al mando del general Caraffa. El 13 de octubre los imperiales recibieron como refuerzo numerosas tropas austríacas y el día 15 de octubre se produjo una salida en fuerza de los imperiales con objeto de batir al ejército sitiador español antes de la llegada del grueso de las tropas al mando del marqués de Lede. La fuerza imperial estaba compuesta de 18 batallones de Infantería austríacos, 1 batallón de Infantería piamontés y el regimiento austríaco de Dragones de Tixch. Los españoles contaban con 14 batallones de Infantería, 2 regimientos de Caballería (Farnesio y Salamanca) y 2 regimientos de Dragones (Batavia y Lusitania). La Artillería española estaba al mando de reputados oficiales como Juan Bernet y Guillermo Benque, auxiliados por otros varios entre los que se encontraba Juan de Perichegui. Por su comportamiento, el Regimiento de Dragones de Lusitania recibió su primera recompensa: el derecho a usar mantillas amarillas en sus caballos. Por su parte, el Regimiento de Infantería de Guadalajara fue autorizado a llevar en sus carteras de la casaca nueve botones, en recuerdo de haber rechazado durante la acción a otros tantos batallones enemigos y en la bordura del escudo de armas del regimiento aparecen esos nueve botones que recuerdan el privilegio, como distinción en el sitio de Melazzo aquel 15 de octubre de 1718, en cuya memoria votó la oficialidad una misa anual el día de Santa Teresa, voto perpetuo que quedó simbolizado en el anillo que pende de la boca del escudo. Aquel día de 1718 estando rodeados y sin salida lo único que esperaba el enemigo era una rendición incondicional y último que se imaginaba el enemigo era un contraataque frente a un muy superior enemigo en número pues los españoles estaban rodeados por nueve batallones. Desde 1710 el regimiento contaba con un solo batallón y en 1715 sería reforzado con un segundo. Los oficiales acordaron encomendarse a Santa Teresa y tras escuchar misa antes del amanecer, rompieron en brutal contraataque al alba derrotando al muy superior enemigo. Y de aquí las misas perpetuas a Santa Teresa por el Regimiento de Infantería de Guadalajara 20, que se venía apodando con el sobrenombre de Tercio de los Tigres expresado por Don Juan José de Austria a Don Rodrigo de Mojica desde el asalto al baluarte del Carmen en Évora en 1663.

15 de octubre de 1718. Once mil hombres del ejército austro-alemán fueron derrotados por seis mil españoles, que les hicieron 3.000 bajas ante la plaza del Melazzo (Sicilia). Los jinetes de Almansa y Montesa cargaron contra la infantería austríaca y acuchillándola, la persiguieron hasta las murallas de la plaza.

15 de octubre de 1793. En tal día como hoy, del año 1793, durante el sitio de Tolón, que tanto acreditó al Teniente General Gravina como Jefe de las fuerzas de tierra, los convencionales franceses fueron batidos por los aliados, recuperando éstos las alturas que dominaba cabo Brun. Se distinguió en estas operaciones en tierra el Capitán de Navío español don Antonio de Estrada. La operación fue realizada, en gran parte, con el apoyo de los fuegos de las lanchas cañoneras españolas e inglesas, y en algunos buques de las mismas naciones apostados al efecto.

15 de octubre de 1806. Sanidad Militar. Real Expedición Filantrópica de la Vacuna. Salvany parte de Lima. Carlos IV, consternado por los estragos que produce la viruela en Ultramar, ordena llevar a América y Filipinas los beneficios de la vacuna recién descubierta por Jenner. La Expedición, organizada y dirigida por Francisco Xavier Balmis, parte de La Coruña en la corbeta María Pita el 30 de noviembre de 1803. Le acompañan José Salvany como subdirector, Manuel Julián Grajales y Antonio Gutiérrez como ayudantes, Francisco Pastor y Rafael Lozano como practicantes y Basilio Bolaños, Pedro Ortega y Antonio Pastor como enfermeros, además de 22 “niños vacuníferos” de la Casa de Expósitos de La Coruña y la Rectora de la misma Isabel Cendales. Los niños permitían el transporte y mantenimiento de la vacuna activa por inoculaciones sucesivas brazo a brazo. Los 4 licenciados de la Expedición, director, subdirector y ayudantes eran Médicos Militares. En Venezuela la Expedición se divide. Balmis recorrió Cuba, Centro América, Filipinas, Macao y Cantón, y regresa a España en 1806. Salvany con el resto de la Expedición, recorre América del Sur y fallece en 1810, pero sus compañeros continúan la campaña hasta 1812. Fue una campaña de salud pública de proporciones gigantescas y la primera expedición sanitaria, científica y humanitaria de carácter mundial.

15 de octubre de 1809. Guerra de la Independencia. La Junta Suprema de Gobierno autoriza al teniente coronel don Mariano Gil de Bernabé a organizar en Sevilla una academia de formación de oficiales tomando como base el Batallón de Voluntarios de la Real Universidad de Toledo; esta Academia se trasladaría posteriormente a la Isla de León, y sería el origen de la actual Academia de Infantería.

15 de octubre de 1810. En tal día como hoy, del año 1810, en Gijón, durante la guerra de la Independencia, tiene lugar el desembarco de las fuerzas del Mariscal de Campo don Mariano Renovales, apoyadas, desde tierra, por las de los Brigadieres Porlier y Castañón, y, desde la mar, por el fuego de los buques. Manda la expedición, su parte naval, el Capitán de Navío don Joaquín Zarauz. Desembarcaron los de Renovales en Arnao. Los franceses no esperaron el asalto y abandonaron la plaza de Gijón. Se les tomaron dos obuses y un cañón de a ocho y embarcaciones y pertrechos marineros. Se pegó fuego a sus instalaciones. Se desembarcaron municiones para las tropas de Asturias y se verificó el reembarco de los de Renovales, terminándose así este victorioso golpe de mano.

15 de octubre de 1811. En el ataque a Bellpuig, cuando una pieza de la Artillería Española, trataba de abrir brecha en el reducto en el que se habían refugiado los franceses y se le agotaron las municiones, dos artilleros se lanzaron al muro y bajo el fuego de los defensores recogieron los proyectiles precisos para volver a disparar y terminar con la misión que tenía encomendada.

15 de octubre de 1.841. Fusilamiento en Madrid del general Diego de León, por su frustrado asalto al Palacio Real.

15 de octubre de 1844. Que los Regimientos de Artillería tienen derecho a la Corbata de San Fernando en sus banderas, siempre que la mitad más una de sus baterías hayan contraído, juntas o separadas, el mérito correspondiente.

15 de octubre de 1915. Santa Teresa de Jesús, que se celebra el 15 de octubre, es la patrona de Intendencia desde su constitución como Cuerpo en 1915, fruto de su fuerte vinculación con la ciudad de Ávila, donde se formaban sus integrantes, y de las cualidades organizativas, de prudencia y austeridad con las que la creencia popular siempre ha distinguido a esta Santa. Hoy día 15 de octubre se conmemora la festividad de Santa Teresa, patrona del Cuerpo de Intendencia de nuestro Ejército. Hoy por lo tanto nos acordamos también del soldado de Administración Militar agregado al destacamento de Baler Marcelo Adrián Obregón, superviviente del asedio y heroico representante de los intendentes en la defensa de la última bandera española en el distrito de Filipinas. Una de las figuras más conocidas, se caracterizó entre los defensores por ser de los mejores tiradores y por participar en la salida del 14 de diciembre de 1898 que retrasó la línea ofensiva de los revolucionarios filipinos y permitió a los sitiados terminar con la epidemia de beriberi que diezmaba a los nuestros. ¡¡Feliz patrona, Intendentes!! Y bien orgullosos podéis estar de tener entre los vuestros a Marcelo Adrián.

15 de octubre de 1.936. Cuando Perdigueras se encuentra a punto de caer, la II¦ Bandera actúa de forma brillante que es grande el número de prisioneros, armamento y material que cae en manos de los Legionarios ante su empuje. También el propio tributo es grande, cae en el puesto de honor su Comandante y heridos casi el cincuenta por ciento de sus Oficiales. De Pedriguera se traslada a la Sierra de Alcubierre, desde cuyas trincheras rechaza frecuentemente violentos ataques, y mantiene una línea que constituye un baluarte inexpugnable ante las acometidas del adversario.

16 de octubre de 1592. Real Cédula mandando se jubile al Mayordomo de la Artillería de Burgos D. Gregorio de Ipiñarrieta, y por hallarse muy viejo, pobre y enfermo, se le abone todo el suelto en su casa para los días de su vida cobrándolo por las nóminas de Preeminentes. Aunque no había nada establecido sobre retiros y viudedades, se atendía a los beneméritos en la forma dicha en concepto de entretenidos; plazas muertas o de otras maneras en la Artillería.

16 de octubre de 1633. Socorro de Brisach por los soldados de los Tercios. La ciudad estaba siendo asediada por el protestante Otto Luis. Con esta acción culminó la campaña del duque de Feria de 1633, destinada a mantener el Camino español, donde Brisach tenía un papel estratégico fundamental para mantener libres las comunicaciones entre el Milanesado, Alemania y los Países Bajos. Con todo, fue, como otros éxitos conmemorados en las pinturas del Salón de Reinos, una victoria efímera: Brisach se perdería cinco años más tarde, el 17 de diciembre de 1638. En el lienzo, obra del aragonés Jusepe Leonardo, aparece en primer plano el duque de Feria, don Gómez Suárez de Figueroa, quien, como en los cuadros en los que representó Carducho, está armado con loriga, luce la banda roja de general y lleva el bastón de mano en la derecha. Visto de espaldas, está montando a caballo en posición de corveta (con el anillo levantado sobre sus cuartos traseros) y vuelve la cabeza para atender a lo que le dicen un joven oficial que aparece de pie, a la izquierda, señalando hacia el campo de batalla, y un alabardero que se acerca al caballo. Junto a él, un grupo de caballeros con armadura. En segundo término caminan a pie los arcabuceros, precedidos, más allá, por los alabarderos, que custodian las banderas y los carros de municiones. Entre ellos y la ciudad, un fortín incendiado, y, al fondo, Brisach, en la que penetran las tropas españolas. Aunque el esquema compositivo es el mismo que el de los cuadros de Carducho, en este se hacen patentes las enseñanzas de Velázquez. Las lanzas del primer término traen a la mente las de La rendición de Breda y se considera generalmente que la pose del duque de Feria está tomada directamente del retrato del Conde duque de Olivares, a caballo, del sevillano, aunque la fecha de éste no está claramente establecida y se pueden aducir precedentes que podrían hacer pensar en una fuente común. En cualquier caso, los avances de Leonardo hacia el naturalismo y su absorción de las lecciones velazqueñas quedan firmemente establecidos en la figura del joven oficial del primer plano.

16 de octubre de 1716. Nace en Chinchilla el Coronel D. Diego López De Haro y Galiano, Caballero del Hábito de Malta, salió del Real Colegio de Artillería en 1774 con la 8ª promoción. Participó en la expedición a Buenos Aires; es propuesto para el ascenso a Capitán en el Bloqueo y sitio de Gibraltar donde fue empleado en la construcción de una Batería en la Línea y en la de cuatro avanzadas, entrando en fuego con ellas. Estuvo embarcado en las fragatas de la Religión de San Juan, asistió a la expedición de Argel en 1784 mandando una lancha obusera que fue echada a pique por el enemigo y recompuesta bajo su dirección para volver al ataque.

16 de octubre de 1780. Tal día como hoy, del año 1780, salió de La Habana una escuadra de siete navíos y cuatros fragatas al mando del General don José Solano, escoltando un convoy de 49 velas, que transportaba 3.800 hombre, mandados por el valeroso General don Bernardo Gálvez, para la toma de Penzacola.

16 de octubre de 1789. Personajes ilustres. Juan Vicente de Güemes, Virrey de Nueva España. Juan Vicente de Güemes Pacheco de Padilla y Horcasitas nació en La Habana, Cuba en 1740; murió en Madrid, España en 1799. Virrey de Nueva España del 16 de octubre de 1789 al 11 de julio de 1794, fue sin duda el mejor gobernante que tuvo la Nueva España, no solo fue honrado prudente y justiciero, como varios de sus antecesores, sino que contó con virtudes que escasamente tuvieron los demás virreyes: fue dinámico, emprendedor, visionario e incansable. Dotado de gran capacidad para el trabajo, tenía además la pasión por realizar una obra de trabajo duradera y de beneficio común, motivado por la buena voluntad y la satisfacción del deber cumplido, sin aspirar a mayores honores ni a enriquecerse desmesuradamente. Su primera preocupación fue la capital del virreinato, la Ciudad de México, que era una urbe, fea, sucia, maloliente, desordenada, insalubre, descuidada e insegura. Comenzó por introducir desagüe y atarjeas, en todas las calles sin que una sola quedara sin drenaje. Luego las empedró a todas por igual e instaló el alumbrado público para iluminarlas de noche, estableció el servicio de limpia y recolección de basura e hizo numerar las casas. Ordenó el embellecimiento de paseos, plazas y alamedas, controló el caos vial de la ciudad, introdujo los coches de alquiler y organizó el servicio de policía, tanto el diurno como el que por las noches prestaban los llamados serenos. Por supuesto persiguió sin piedad a los ladrones y asesinos, caraterizándose su gobierno por la mano dura que utilizó contra los criminales. Gracias al Conde de Revillagigedo la capital neohispana fue llamada la Ciudad de los Palacios. El ejemplo de la Ciudad de México se extendió a las demás ciudades del virreinato. Así, fueron beneficiadas poblaciones como Veracruz, Toluca, Guadalajara, San Blas y Querétaro. Además para mejorar la comunicación entre las distintas poblaciones y aumentar el tráfico comercial, Güemes ordenó el diseño y la construcción de una amplia red de caminos modernos, destacando el que iba de la ciudad de México al puerto de Veracruz, realizando obras de ingeniería para salvar barrancos y ríos. Si a algún virrey debe calificarse de estadista, es sin duda al segundo conde de Revillagigedo. Para separar lo que era de la Real Hacienda e incrementar la recaudación de impuestos para beneficio de los novohispanos, ordenó un minucioso estudio de las rentas que producía la colonia, además se recopilaron y reunieron los papeles de las oficinas públicas que se hallaban dispersos y él ordenó la creación de un sistema de archivo que dio origen a lo que hoy es en México el Archivo General de la Nación. De utilidad práctica fue el censo de población que permitió conocer el número exacto de habitantes, su raza y su modo de vida. El conde trabajaba todos los días del año. Aparte de la amenaza de cese fulminante, con su ejemplo, los burócratas agilizaron los trámites, disminuyó la corrupción, los juicios se agilizaron y los contratistas terminaban las construcciones. No hubo malversación de fondos, no hubo ocios en las oficinas de gobierno, se trabajó con orden y puntualidad. Estilaba la política de puertas abiertas recibiendo a quien lo deseara. De él se dice: Era una maquinaria jamás vista en la lentitud de aquella tradicional administración colonial Solo tuvo un fracaso. No fue obedecido en su prohibición de celebrar fiestas y celebraciones que daban lugar a excesos, borracheras y blasfemias. No pudo moralizar a los novohispanos, se siguieron celebrando los bailes y convites callejeros. Los mexicanos consideran hoy en día al segundo conde de Revillagigedo un lugar destacado en la historia patria, todos están de acuerdo en que fue el mejor de los virreyes de la Nueva España.

16 de octubre de 1810. Durante este mes de octubre, del año 1810, se suceden las acciones de guerra en Tortosa, en las que se distinguen extraordinariamente las fuerzas de Marina del primer batallón del cuarto regimiento. En la noche del día 13, un sargento y diez hombres montan, con gran riesgo, un parapeto por fuera de la puerta de Remolinos para batir de día una importante trinchera francesa.

16 de octubre de 1896. El Teniente Coronel Aguilera con 151 caballos de Húsares de Princesa, Pizarro y Lusitania cargan en Ingenio Esperanza (La Habana, Cuba) contra 350 rebeldes bien parapetados tras cercos de piedra, logrando acuchillarles, perseguirles y hacerles cerca de cien bajas.

16 de octubre de 1923. Por R. 0. se le concede al tercer Regimiento de Montaña la Medalla Militar para su Estandarte.

16 de octubre de 1.924. Las I, IV y VI Banderas al mando del Teniente Coronel Primer Jefe, intervienen en la ocupación de Cuarasín y los Blocaos del Río. Cuando el enemigo se dio cuenta que estaban ocupadas las salidas del valle emprendió la retirada, ascendiendo por el cauce hasta encontrarse con las Compañías de la I¦ Bandera que comenzó a batirlos, al mismo tiempo que la VI Bandera, los perseguía hasta ocupar puntos fuertes que garantizaban la seguridad en los trabajos, hechos para poner en servicio la posición y los Blocaos del Río. Los harqueños contraatacaron constantemente pero fueron duramente castigados.

16 de octubre de 1941. Héroes de la Infantería. Se concede la Cruz Laureada de San Fernando al capitán don Carlos de la Gándara San Esteban, que entre los días 31 de mayo y 2 de junio de 1937 dio pruebas de su heroísmo durante la ocupación y defensa de Cabeza Grande (Frente de Guadarrama). El 21 de octubre siguiente fallecería este ejemplar soldado en la batalla del Ebro, después de realizar nuevos y heroicos servicios.

16 de octubre de 1.957. España y Marruecos acuerdan la transferencia a este último país de la zona norte de su territorio, que fue Protectorado español.

16 de octubre de 2020. El BE Juan Sebastián de Elcano ingresa en el estrecho de Magallanes para celebrar el 500º aniversario de su cruce por la expedición de Magallanes-Elcano.

https://youtu.be/Too3CG2NV2M

17 de octubre de 1174. Grandes personajes. Petronila de Aragón. Petronila de Aragón (Huesca, 29 de julio de 1136 – Barcelona, 17 de octubre de 1174). Reina de Aragón entre 1137 y 1162. Hija de Ramiro II el Monje e Inés de Poitou. Fue concebida de propio, para dar continuidad a la dinastía de Aragón. Tras morir el rey Alfonso I el Batallador sin descendencia, una serie de acontecimientos, llevaron a proclamar rey, al religioso Ramiro, hermano menor de Alfonso I. Ramiro II, apodado, el Monje, casó con Inés de Poitou, y de ese matrimonio nació el día 11 de agosto de 1136 la princesa Petronila. Un año más tarde se firman en Barbastro las capitulaciones matrimoniales (regulando la potestas regia) con el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV. Las condiciones las puso Ramiro II, siendo aceptadas por Ramón Berenguer IV. Se zanjaban así los problemas de sucesión en el reino de Aragón. Ramiro II, se retiró a San Pedro el Viejo de Huesca, conservando para sí, el título de rey, e Inés de Poitou volvió a Francia. La princesa Petronila fue educada en la corte condal de Barcelona. La boda de doña Petronila con Ramón Berenguer IV fue trece años más tarde, en el mes de agosto de 1150 en Lérida, al alcanzar la reina la edad requerida por el Derecho Canónico para el matrimonio, 14 años. En marzo de 1157 nacía en Huesca el primogénito de la pareja, que bautizado Ramón Berenguer reinará con el nombre de Alfonso II para seguir la línea sucesoria de la Corona de Aragón. En 1162 con la muerte de Ramón Berenguer, Conde de Barcelona que actuó como regente, se convirtió en el primer rey de la Corona de Aragón, pues su madre abdicó en él el Reino de Aragón, uniendo así Aragón y los Condados de la marca Hispánica. Sus otros hijos fueron: Sancho de Provenza, Pedro, Leonor, Ramón Berenguer IV de Provenza y Dulcía de Barcelona (casada con Sancho I de Portugal). Murió en Barcelona el 17 de octubre de 1174.

17 de octubre de 1.759. Carlos III desembarca en Barcelona procedente de Nápoles, para iniciar su reinado como Rey de España.

17 de octubre 1810. Tal día como hoy, del año 1810, cerca de Cádiz, el cañonero que manda el Alférez de Fragata don Antonio Piñeiro, sostiene combate con un navío inglés, al que bate después de varias horas de lucha.

17 de octubre de 1819. En tal día como hoy, del año 1819, frente a la costa de Chile, a la altura de las islas Chinchas, en aguas de Pisco, la fragata mercante armada Resolución, mandada por el Alférez de Navío don Francisco Sevilla, y un bergantín, también mercante, armado, mandado por el Alférez de Fragata don Antonio González Madroño, en defensa del convoy que escoltan, se baten contra los bergantines insurgentes Maypú y Canton, que el fin se rinden, después de una hora de duro combate. Sevilla y González Madroño fueron ascendidos, y a las dotaciones españolas se les concedió un escudo de distinción que hiciese patente la bravura de sus hombres.

17 de octubre de 1843. Real Orden para que ingresaran en el Museo de Artillería las banderas que dejasen los Cuerpos del ejército al adoptar la nacional. Después en 7 de febrero de 1859, se previno como norma general que las banderas y estandartes de los cuerpos que se inutilizasen por el uso y hubieran de ser renovadas, se depositaran en el Museo de Artillería, y las inutilizadas en el campo de batalla y tomadas al enemigo, fueran al santuario de Atocha.

17 de octubre de 1868. En el combate habido en Guarinaro (Cuba), el Capitán Gascón, con 50 Lanceros del Rey, carga contra las fuerzas insurgentes y logra romper el cerco. En la lucha, se distinguió por su heroísmo el trompeta de Lanceros Joaquín Caramillo quien, al ver que mataban al caballo de su capitán, echó pie a tierra y gritando “Vd. hace más falta que yo a la columna” le hizo montar en el suyo y siguió combatiendo a pie hasta morir gloriosamente.

17 de octubre de 1875. Organización militar. Creada la Academia de Infantería en Madrid por real orden de 26 de marzo de 1874 y determinado por real decreto de 1 de mayo de 1875 la nueva organización de todas las academias militares y el traslado a Toledo de la de Infantería, ésta llega a la Ciudad Imperial en este día, pasando a residir en el Alcázar, ya reconstruido, que le serviría de alojamiento hasta 1936.

17 de octubre de 1.919. El Rey Alfonso XIII inaugura la primera línea de tren subterráneo en Madird de 3,5 km entre Cuatro Caminos y Sol, obra ideada por los ingenieros Mendoza, Otamendi, y González Echarte.

17 de octubre de 1.984. Se suprimen en el Ejército de Tierra las Regiones Militares II, con sede en Sevilla, y IX con sede en Granada, y se constituye la Región Militar Sur, que abarca toda Andalucía.

17 de octubre de 1.924. El Comandante D. Manuel Ordeas Sampayo, estando destacado con la IIª Bandera en la posición de Calvet (Alhucemas), sufre un intenso bombardeo enemigo que causa numerosas bajas en la Unidad, siendo una de ellas el propio Comandante, que cae muerto al recorrer los lugares de mayor peligro mientras anima a sus Tropas, dando muestras de serenidad y valor.

17 de octubre de 1.997. Es inaugurado el Palacio de Carlos I de España y V de Alemania dentro del nuevo Museo del Palacio de la Alhambra de Granada.

18 de octubre de 1035. Muere asesinado en Campomanes (Asturias) el gran rey de vocación imperial Sancho Garcés III el Mayor de Navarra y Aragón, tutor de Castilla, padre del primer rey de Castilla por su matrimonio con Doña Elvira, última condesa de Castilla. Hizo vislumbrar quinientos años antes la unidad de España, con su inteligente política familiar estrechó los lazos mediante matrimonios con León, Barcelona y Aragón, alcanzando en su dominio a Gascuña y Aquitania. Había ascendido a la Corona en el año 1.000, y por tener diez años, su madre Jimena y su abuela Urraca asesorarían la gobernabilidad del reino. Se le llamó Serenissimus princeps magnus, Rex et Imperator totius Hispaniae y designándole el abad Oliba de Ripoll como Rex Ibericus, así como Imperator en sus monedas al adquirir este derecho por apoderarse de León (1.034), Zamora y Astorga. A pesar de que este monarca vascón vive y siente la unidad española, jamás ignoró su pluralismo político. Es el primero en titularse Rey de España, iniciándose una larga costumbre seguida por sus sucesores para quienes la idea de la unidad peninsular se mantiene de forma milagrosa, a pesar de la fragmentación cada vez más evidente. Además del reino de Pamplona poseyó Castilla (que comprendía además de Castilla, Álava y Vizcaya) hasta los ríos Cea y Pisuerga, y los Condados de Aragón, Sobrarbe, y Pallars (1.008).

18 de octubre de 1595. En tal día como hoy, del año 1595, don Alvaro de Mendaña, en viaje de descubrimiento en las islas Salomón, nombrado Adelantado de ellas, muere sin haberlas encontrado. Su viuda, doña Isabel Barreto, le siguió como almiranta en el mando de la Armada, llegando a las Filipinas con tan sólo un buque de los cuatro que llevaba.

18 de octubre de 1612. Efeméride General. Diego Fernández de Córdoba, Virrey de Nueva España. Diego Fernández de Córdoba y López de las Roelas Benavides y Melgarejo, marqués de Guadalcázar y Conde de Posadas (Sevilla, España, 1578 – Córdoba, ibid., 6 de octubre de 1630), administrador de los territorios españoles en América. Fue sucesivamente virrey de la Nueva España (18 de octubre de 1612- 14 de Marzo de 1621) y del Perú (25 de julio de 1622 – 14 de enero de 1629). A lo largo de su mandato en Nueva España, terminó con la revuelta de los tepehuanes en Sinaloa y fundó numerosas ciudades, como Lerma (1613), Córdoba (1618) y Guadalcázar (1620). Construyó el Fuerte de San Diego en Acapulco y mejoró el saneamiento y el abastecimiento de aguas de la Ciudad de México, finalizando el acueducto que desde Chapultepec abastecía la ciudad. Debido a todo ello, recibió el sobrenombre de el Buen Virrey. Como virrey de Perú, reformó el sistema fiscal y acabó con las luchas entre familias rivales que ensangrentaban el virreinato. También fortificó Lima para hacer frente a los ataques de piratas. En 1629 abandonó su cargo y regresó a España, donde murió el año siguiente.

18 de octubre de 1809. Guerras napoleónicas. Batalla de Tamames. En este día un ejército español se enfrenta a otro francés en la batalla de Tamames, en la provincia de Salamanca. Fue una gran batalla y una gran victoria para nuestras armas, la primera después del glorioso triunfo de Bailén. Arrojados de Galicia los mariscales Soult y Ney, se estableció en las inmediaciones de Ciudad Rodrigo el ejército español de la Izquierda, del que tomó el mando el duque del Parque. El general francés Marchand, que, por ausencia del mariscal Ney, mandaba el IV Cuerpo, se estableció a fines de septiembre en Salamanca, muy ajeno de que los españoles pensasen tomar la ofensiva; mas éstos se movieron el 5 de octubre en aquella dirección, avanzando hasta Tamames, villa de escasa importancia situada a nueve leguas de Salamanca, al pie de la pequeña sierra de su nombre, y nudo de comunicaciones entre dicha ciudad, Alba de Tormes, Ávila y Ciudad Rodrigo. El general Marchand, que había experimentado ya 1.300 bajas, según confesión propia, no creyó prudente mantenerse mucho tiempo en el campo de batalla, y a las tres de la tarde emprendió la retirada camino de Salamanca, cuya ciudad evacuó apresuradamente el 23, en cuanto supo que los españoles habían pasado el Tormes por Ledesma y se dirigían a Salamanca, donde efectuaron su entrada el día 25. Costó a los españoles este triunfo 672 bajas y 92 caballos muertos o heridos, concediéndose después por él un escudo de distinción, que debía usarse en el brazo izquierdo, a todos los que tomaron parte en la batalla, con el lema: “Venció en Tamamés”. Asistieron a esta batalla, de los actuales cuerpos del ejército, a más de los nombrados, los de Infantería de León, Zamora y Aragón, y los de Caballería de Sagunto y Borbón, del cual se distinguieron el capitán D. José Mantilla que dio muerte por su mano a un oficial y cuatro soldados de caballería enemigos, y el teniente D. Francisco Ortega que hizo lo mismo con dos de la propia arma, recogiendo sus armas y caballos. Del regimiento de León brillaron también por su valor el granadero Pedro Ferrol, que en combate personal con un capitán francés le derribó sin vida, y el de igual clase Miguel Abete en un hecho análogo: el primero fue recompensado con un escudo y una pensión; el último con el grado y sueldo de sargento.

18 de octubre de 1809. El General Duque del Parque obtuvo un glorioso triunfo en Tamames (Salamanca) sobre el General francés Merchand, gracias al acierto con que el Príncipe de Anglona mandó la Caballería Española. Los Regimientos Reina, Sagunto, Montesa y Borbón, actuaron allí con brillantez, pero Lusitania superó a todos pues pese a recibir el choque de la Caballería francesa y soportar el mortífero fuego de su artillería, pasó al contraataque y cargó con tanto ímpetu que logró recuperar sus piezas de artillería. Allí le fue concedido un escudo con el lema “Venció en Tamames”.

18 de octubre de 1811. En los combates habidos entre el 18 y 24 de octubre de 1811, en los que el ejército del General D. Joaquín Blake trató infructuosamente de socorrer a Sagunto, sitiada por Sucht, sobresalieron por su heroico comportamiento los jinetes del Regimiento de Húsares Españoles.

18 de octubre de 1865. En tal día como hoy, del año 1865, la corbeta de guerra Vencedora, que había salido de Valparaíso, apresa, en aguas de Chile, a un brick-barca de esta nación. En este buque se estableció después un hospital.

18 de octubre de 1.898. Se iza en San Juan de Puerto Rico la bandera de los Estados Unidos de América, una vez perdido este territorio para la Corona.

18 de octubre de 1.923. El Capitán D. Jacinto Pérez Tejuelo, destacado en Tizzi-Azza, al mando de la 2ª Compañía, protege el reconocimiento ofensivo que se verifica este día para ahuyentar al enemigo que constituye una mina subterránea con ánimo de volar la avanzadilla de Tizzi-Azza Norte y rechazar el ataque, que después de logrado el objetivo sufrió aquella posición, fue herido por una granada de mano, encontrando gloriosa muerte. Por su brillante actuación el día 5 de Junio del mismo año en Tizzi-Azza, mereció le fuera otorgada la Medalla Militar.

18 de octubre de 1936. El enemigo ataca furiosamente a Chapinería teniendo que entrar en posición para contenerlo, a muy poca distancia del mismo y próxima a las guerrillas propias, una batería del 3er, Regimiento Ligero y, aunque sometida a intenso fuego de fusil y ametralladoras, que le producen constantemente bajas, consigue poner fuera de combate cañones, ametralladoras, y tanques enemigos, evitando la rotura del frente. Por tan heroico hecho de armas le fue concedida al Capitán D. Luis de Alarcón y Lastra, la Medalla Militar y la misma recompensa colectiva a la batería.

18 de octubre de 1.938. Guerra civil española. La Sociedad de Naciones acepta la demanda del Gobierno de la República de retirar los voluntarios que luchaban en ambos bandos.

18 de octubre de 1.997. S.M.el Rey Don Juan Carlos I inaugura en la ciudad de Bilbao el Museo Gugenheim.

18 de octubre de 2020. Llegan a la Bahía de Punta Arenas en Chile los BBEE de la Armada de Chile y España, Esmeralda y Juan Sebastián de Elcano, arribando respectivamente por la boca occidental y oriental del Estrecho de Magallanes, dando inicio las actividades conmemorativas del 500º Aniversario de la Circunnavegación.

19 de octubre de 1469. Tal día como hoy, un 19 de Octubre de 1469, tiene lugar el matrimonio entre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en la ciudad de Valladolid, todo ello mientras ambos reinos atravesaban un periodo convulso con graves crisis políticas. La historia de España cambiaría para siempre.

19 de octubre de 1541. En tal día como hoy, del año 1541, salía de Palma de Mallorca una gran flota, compuesta de 200 naves de Gavia, 300 transportes y 65 galeras. La mandaba en persona el Emperador Carlos V y llevaba un ejército de desembarco de 22.000 infantes y 2.000 caballos. Su destino era Argel. Su objetivo era batir y destruir las naves corsarias que en las costas de África tenían los corsarios berberiscos y que tanto molestaban a la navegación y a las costas españolas e italianas. Los combates fueron victoriosos en un principio, para las tropas del Emperador, pero un furioso temporal que dejó cortadas a las tropas de sus naves y arrojó muchas de éstas contra la costa, obligó a que se reembarcasen, terminándose la expedición- El Emperador, en esta ocasión adversa, mostró extraordinaria grandeza de ánimo, perpetuándose esto con la acuñación de una medalla.

19 de octubre 1591. Real Cédula para que el Obispo de Cartagena diera licencia de trabajar en la fábrica de pólvora de aquella ciudad en los días de fiesta que no tuvieran vigilia, exceptuado todos los de nuestra Señora, pues aunque no la tengan es justo que se guarden, por la gran escasez de que se padecía en dicha munición.

19 de octubre de 1.706. Guerra se Sucesión de España. Sublevación en Menorca, en favor del archiduque Carlos de Austria, sofocada por los partidarios de Felipe V.

19 de octubre de 1781. Bernardo de Gálvez logró la rendición de Cornwallis en Yorktown, en la colonia de Virginia, siendo la batalla definitiva de la Guerra de Independencia norteamericana. Entre las sonadas victorias de los ejércitos españoles que apoyaban la independencia de los Estados Unidos, destacan las obtenidas por el mariscal de campo Bernardo de Gálvez, que derrotó a “la flota inglesa en el golfo del Misisipi con la toma de los puertos ingleses, incluidas las Floridas y la Luisiana (de la que llegó a ser gobernador). Realizó incursiones en Mobila y Pensacola.

19 de octubre de 1791. Grandes expediciones. Alejandro Malaspina pasa por Acapulco por segunda vez. Después de pasar en abril de ese año por Acapulco, le llega a la expedición de Malaspina el encargo del rey Carlos IV de encontrar el Paso del Noroeste, que se suponía unía los océanos Pacífico y Atlántico. Malaspina, en lugar de visitar Hawaii, como pretendía, siguió las órdenes del rey, llegando hasta la bahía de Yakutat y el fiordo Prince William (Alaska), convenciéndose de que no había tal paso. Volvió hacia el sur, hasta Acapulco a donde llegó el 19 de octubre de 1791.

19 de octubre de 1799. Nace en Muriedes, Valle de Camargo en Santander, el Capitán de Artillería D. Pedro Velarde Santillán. Moriría el 2 de mayo de 1808, en la defensa del Parque de Monteleón (Madrid) gloriosamente.La casona-palacio de los Velarde desde 1966 acoge el Museo Etnográfico de Cantabria. Era hijo de José Antonio Velarde y Herrera y de su esposa María Luisa de Santillán y Sainz. El 16 de octubre de 1793, a los catorce años de edad, ingresó como cadete en el Real Colegio de Artillería de Segovia. Terminó sus estudios como número 2 de su promoción y recibió un ascenso al grado de subteniente el 11 de enero de 1799. En 1801 fue destinado al ejército que operaba en Portugal. El 12 de julio de 1802 ascendió al grado de teniente y el 6 de abril de 1804 al de capitán. El 1 de agosto de ese mismo año entró como profesor de la Academia en la que había estudiado. Era un auténtico experto en la medición de la velocidad de los proyectiles. Permaneció como profesor hasta el 1 de agosto de 1806, fecha en la que fue nombrado Secretario de la Junta Superior Económica del Cuerpo de Artillería, por lo que tuvo que trasladarse a residir a Madrid por estar allí ubicado el Estado Mayor, cargo que le permitía disponer de mucha información. Joaquín Murat intentó atraerle a la causa napoleónica, a lo que Velarde respondió que “no podía separarse del servicio de España sin la voluntad expresa del rey, de su cuerpo y de sus padres”.

19 de octubre de 1.849. Conjura en Madrid contra el Gobierno del general Narváez, sustituido durante un día por el Conde Clonard, hecho llamado “ministerio relámpago”.

19 de octubre de 1864. Infantes ilustres. Nace en Madrid el general don Luis Bermúdez de Castro y Tomás. En su larga vida de soldado, llenó toda una época dilatada de la vida española. Valeroso militar, combatió en Cuba y en África, consiguiendo dos ascensos por méritos de guerra. Ofreció a la Patria la vida de tres de sus hijos, uno caído en África y dos asesinados en 1936 en Paracuellos del Jarama. A los 76 años fue nombrado

Director del Museo del Ejército. Durante sus 92 años de vida, destacó como periodista y escritor, llegando a ser director del diario El Imparcial. Cultivó especialmente los temas militares, de tipo costumbrista y anecdótico, que trató con una gran agudeza de ingenio y expuso con singular gracejo. Las obras de Bermúdez de Castro honran a nuestra Arma.

19 de octubre de 1.921. Las Compañías de la Iª Bandera que se baten heroicamente en la línea avanzada y tienen tan cerca al enemigo que no pueden despegarse, siguen la retirada de las Unidades a través de la larga pendiente hasta Atlaten, haciendo interminable el repliegue.

20 de octubre de 672. Wamba fue ungido rey en la iglesia de Santa María de Toledo. A la muerte de Recesvinto se reunió la Asamblea de electores en el lugar del fallecimiento, en Géricos (Salamanca) y, aunque había hijos legítimos del difunto, los concurrentes se fijaron en uno de los nobles presentes, Wamba, hombre de reconocido prestigio y ya entrado en años, que en realidad no deseaba la corona.

20 de octubre de 1476. La guerra se había extendido a Galicia, por el marquesado de Villena, por Calatrava, por Extremadura y por Andalucía, siendo que los partidarios de la Beltraneja no habían logrado alzar lanzas y pueblos adictos como habían presumido antes de 1475. Isabel convocó cortes en Medina del Campo y pidió dinero a la Iglesia, no al pueblo. Iglesia y pueblo respondieron a una apoyando a su reina, y la ciudad de Zamora le abría sus puertas al tiempo que Palencia hacía lo propio. Burgos cayó en manos de Fernando, y Alfonso V urgió a su hijo para que acudiese en su defensa. Juan apareció en Toro en febrero de 1476 con ocho mil infantes y dos mil caballeros. Las refriegas se dilataron y en el campo de Toro volvieron a encontrarse las huestes, con el cardenal Mendoza en el campo de los Reyes Católicos y con el arzobispo de Toledo en el bando de la Beltraneja. La destreza de Fernando acabó imponiéndose al número de Alfonso, que se retiró vencido el 20 de octubre; los caudillos de Isabel ganaron las villas y castillos de los magnates valedores de Juana, y el arzobispo de Toledo, el marqués de Villena y los demás acabaron por implorar el perdón y prestar a Isabel juramento de fidelidad. Alfonso V hubiera renunciado a sus pretensiones a la corona, recibiendo en cambio la provincia de Galicia, las ciudades de Zamora y Toro y una considerable suma de dinero; pero Isabel, que consentía en lo último, se negó a ceder un solo palmo de terreno.

20 de octubre de 1572. Guerra de los Países Bajos. Socorro de Goes. Las tropas de Guillermo de Orange sitian la Isla de Goes, guarnecida por una compañía española mandada por el capitán Pacheco. Los rebeldes orangistas mantenían asediadas dos ciudades importantes de Zelanda. Middelburgo y Goes estaban situadas en dos islas y corrían grave peligro de sucumbir, esto sucedía en el año del señor de 1572, y con este panorama se vio uno de los hechos de armas más gloriosos de los tercios en la guerra de los 80 años o guerra de Flandes. Goes que se zafó tiempo atrás de un asedio por parte de las tropas rebeldes fue de nuevo atacada y asediada por una fuerza de 7000 tropas orangistas y una escuadra de 40 buques todo esto al mando Jerome Tsraarts gobernador de Flesinga. Los españoles encerrados en Goes no estaban en condiciones de aguantar un enfrentamiento con unas fuerzas holandesas tan superiores. El socorro vendría desde la desembocadura del río Escalda de la mano de Sancho Dávila y Cristobal Mondragón, pero el plan era descabellado ademas de escalofriante, hoy día para un ejército moderno sería muy complicado lograr lo que Mondragón y Dávila lograron aquella noche porque el plan consistía en cruzar el brazo de agua que separa Goes del continente andando, con el agua por el cuello y armas y bagajes encima de las cabezas de los aguerridos españoles, pero os diréis, bueno….esto no es tan especial, pero si os digo… que ese trayecto fue de 15 kilometros y de noche rodeados por la flota de “los mendigos del mar”, el tema cambia. Poco antes de amanecer llegaron los tres mil soldados del tercio a unos 20 kilometros de Goes, partiendo de inmediato para la ciudad sitiada, forzando la marcha sorprendieron a las fuerzas sitiadoras que al verse cogidas de improviso corrieron en desbandadas hacia los barcos lo que fue aprovechado por los españoles para diezmar a las fuerzas enemigas matando a mas de 800 orangistas, por tan solo 6 bajas españolas. Así se salvaron las dos ciudades la de Goes y Middelburgo, por el momento.  El coronel Mondragón marcó la victoria con sus tres mil hombres en la desembocadura del Escalda y atravesó con ellos, a pie, tres leguas de mar con el agua hasta el cuello; los soldados, en apretadas filas para evitar ser arrastrados por las corrientes y llevando en alto sus picas y arcabuces, atacaron trincheras y baterías. Una salida de Pacheco decidió la batalla, en la que el enemigo fue aniquilado.

20 de octubre de 1653. En tal día como hoy, del año 1653, una escuadra española obligaba a refugiarse en el canal de Blaye (Burdeos) a una francesa. Mandaba la española el segundo Marqués de Santa Cruz. Siendo inaccesible el canal a nuestros grandes bajeles, Bazán desembarca tres tercios de Infantería, mandados por don Melchor de la Cueva, el Duque de Veragua y don Gaspar de Meneses; fuerzas que, tras una dura lucha, logran apoderarse de tres galeras y siete bergantines enemigos, sacándola del canal en la pleamar; incendiando, además, otras dos fragatas, dos bergantines y 15 grandes gabarras por no poder ponerlos a flote.

20 de octubre de 1740. Guerra de Sucesión austriaca. Muerto el emperador Carlos VI el 20 de octubre de 1740, se produjo un nuevo enfrentamiento: por una parte, Francia, España, Prusia y Baviera, en contra de Maria Teresa de Austria, y Austria, Inglaterra, Holanda, Rusia y Saboya, a favor.

20 de octubre de 1782. En tal día como hoy, del año 1782, en el estrecho de Gibraltar, frente a cabo Espartel, una escuadra combinada hispano-francesa, al mando del Teniente General don Luis de Córdova, salida de Algeciras algunos días antes, se bate durante cinco horas con una fuerte escuadra inglesa que, aprovechando un recio temporal que le favorecía, había conseguido meter en Gibraltar un convoy, aprovisionando la plaza. Los ingleses, a pesar de su fuerza, (34 navíos y seis fragatas), rehuyeron el combate y Córdova no pudo alcanzarles, cañoneándose ambos contendientes.

20 de octubre de 1834. Combaten en las cercanías de Cenicero (Logroño) 200 jinetes realistas mandados por el Coronel Amor y un Escuadrón de Lanceros carlistas de Zumalacárregui, combate indeciso en el que se puso de relieve la bravura y denuedo de ambos bandos.

20 de octubre de 1843. Por Real Decreto de 13 de octubre, los Cuerpos que por privilegio llevan el Estandarte de color Morado en adelante con la Bandera de España roja y gualda, usarán una corbata de dicho color morado. El Real Cuerpo de Artillería desde antiguo tuvo el citado privilegio.

20 de octubre de 1888. Se inaugura el tranvía de Manila a Malabón, inaugurado por el General Weyler.

20 de octubre de 1.900. Nombramiento del general Don Valeriano Weyler y Nicolau, a la sazón Caballero de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, como Capitán General de Madrid.

20 de octubre de 1.975. Comienza la “Marcha Verde” de miles de marroquíes sobre las posiciones españolas en el Sáhara, para forzar su abandono.

20 de octubre de 1.928. Por jornadas ordinarias marcha la IIIª Bandera de La Legión a Uadlau, interviniendo en la colocación de una tienda fortificada entre Kaseras y Monte Magán, sosteniendo un fuerte tiroteo con el enemigo que se infiltraba a través de la línea de vigilancia. Realizaba incursiones cada vez m s osadas y en ciertas ocasiones llegaba a las mismas.

20 de octubre de 2020. Actividades en el Estrecho de Magallanes relativas a ña conmemoración del 500º Aniversario de la primera Circunnavegación de la Armada de la Especiería. Los BBEE de las Armadas de Chile y España se reúnen en el Puerto de las Sardinas para inaugurar la Cruz conmemorativa de la primera Misa celebrada en territorio chileno por la armada de Magallanes. La eucaristía fue celebrada por el capellán del BE Esmeralda para regresar a continuación ambos buques, Esmeralda y JS Elcano, a Punta Arenas.

 21 de octubre de 1519. En tal día como hoy, del año 1519, en viaje de descubrimiento, cabía la honra a las naves del Rey de España, conducidas por Fernando de Magallanes, de avistar al cabo que llamó de las Once Mil Vírgenes y el entrante de la costa, como de cinco leguas de anchura, que, reconocida en varias tentativas, resultó el ansiadamente buscado paso para el Mar del Sur, que habían de recorrer luchando tenazmente contra grandes adversidades.

21 de octubre de 1521. Descubrimiento del estrecho de Magallanes. La flota de la Especiería mandada por el castellano de origen portugués Fernando de Magallanes, como capitán general y gobernador del Maluco en nombre de Carlos I de España y V de Alemania, penetra con cuatro naves el 21 de octubre de 1520 en el paso interoceánico. Fue el gran descubrimiento, el que les iba a permitir pasar del océano que ya conocían, el Atlántico, hasta ese nuevo océano que Magallanes bautizaría como Pacífico. El capitán general intuía la existencia de este paso de mar y no cejó en su empeño hasta encontrarlo. Tardaron 39 días en atravesar el laberinto patagónico sin tener ninguna baja saliendo de él el 27 de noviembre siguiente.

21 de octubre de 1606. Grandes Exploraciones. Regreso de la expedición de Quirós al Pacífico. Expedición de Quirós. Islas Tuamotu. Quirós, nacido hacía 1560, volvió de las islas Marquesas y Santa Cruz seducido por sus habitantes y persuadido de que el Continente austral no podía estar lejos de ellas, así que dedicó todos sus esfuerzos a conseguir el permiso de organizar un nuevo viaje. Fue hasta Roma, donde habló de la evangelización de los isleños con el Papa, quien le dio una carta de recomendación para el rey de España Felipe III, y éste lo despachó hacía el Mar del Sur a costa de la Hacienda Real. Salió finalmente de El Callao el 21 de diciembre de 1605 con tres naos y unos 170 hombres, orientando sus proas primero al suroeste y, como no se veía ninguna tierra, cambiando el rumbo al noroeste, lo que le permitió descubrir dos islotes cercanos a la famosa Pitcairn, Ducie y Henderson, a fines del mes de enero de 1606. Luego penetró en el archipiélago de las islas Tuamotu, en el que al principio sólo vio atolones desiertos, por lo que cundió la desilusión entre los tripulantes: no se podía echar el ancla y no había agua dulce ni víveres frescos, que empezaban a escasear peligrosamente a bordo. Pero el 10 de febrero de 1606, cuando apareció una nueva isla en el horizonte, divisaron humo por encima de la copa de los cocoteros y decidieron desembarcar. El primer contacto entre los europeos y los paumotu tuvo lugar en Hao: los marineros fueron a tierra en una barca, saltando por encima del arrecife, y siendo recibidos amistosamente por los isleños. Encontraron a una anciana, a quien invitaron a la nao capitana: Quirós le dio una camisa pues estaba desnuda y le ofreció varias cosas de comer y de beber. Le gustó el vino, mostró cierto interés en mirar a los muchachos; pidió a un español que le diera su anillo de oro con una esmeralda, pero éste le dijo por señas que no se lo podía quitar y le propuso otro que no le agradó. Terminada la visita, los marineros la llevaron a tierra, descubriendo entonces un lugar de culto o de sepultura, en el que erigieron una cruz. Reanudaron luego el viaje, pasaron cerca de otros atolones tuamoteños, hicieron una nueva escala en Rakahanga (al norte del archipiélago de Cook), donde los contactos fueron más ásperos, y llegaron finalmente a unas islas que hoy son parte del estado de las Salomón: pasaron 10 días en Taumako, cuyos habitantes les dieron valiosas informaciones sobre la geografía local, antes de entrar en aguas de Vanuatu. Las naos echaron el ancla en una gran bahía, llamada de San Felipe y Santiago, de la isla de Espíritu Santo (cuyo topónimo se sigue usando hoy día), que Quirós juzgó ser la costa septentrional del Continente austral. Allí fundó una ciudad, la Nueva Jerusalén, y una Orden de Caballería. Después de casi seis semanas, la armada se hizo de nuevo a la mar para seguir descubriendo, pero el viento provocó la separación de las naos: mientras Quirós en la nao capitana volvía a México (a donde llegó el 21 de octubre de 1606), Luis Váez de Torres y Diego de Prado y Tovar se dirigieron hacia las Molucas y Filipinas (alcanzadas el 22 de mayo de 1607), navegando por el peligroso canal entre Nueva Guinea y Australia que hoy se llama estrecho de Torres y descubriendo unas 30 islas más, que actualmente pertenecen a Papúa Nueva Guinea e Indonesia. Quirós regresó a España para solicitar el permiso de organizar un cuarto viaje a las islas del mar del Sur, pero la situación política y económica no lo permitió, y murió en Panamá, en 1615, después de escribir que había descubierto un Paraíso Terrenal.

21 de octubre de 1751. Real Ordenanza para las Escuelas de Artillería que había mandado S. M. instalar en Barcelona y Cádiz. En 27 del mismo mes se nombró protector de las escuelas al ministro de la guerra, como Inspector General nato que era del Cuerpo, y éste delegó el 7 de diciembre inmediato en el Capitán General de Cataluña para lo tocante a la de Barcelona, y en el Gobernador militar de Cádiz para la de esta plaza. Se inauguraron los cursos en la primera el 3 de octubre de 1752.

21 de octubre de 1805. En el glorioso combate de Trafalgar, a bordo de la Escuadra Española, pierde la vida el Teniente de Artillería don Carlos Belorado y el Subteniente D. Miguel Cebrián.

21 de octubre de 1805. Guerra con Inglaterra. En este día tiene lugar la desdichada batalla de Trafalgar, entre una escuadra franco-española al mando del almirante francés Villeneuve y otra inglesa a las órdenes del almirante Nelson. Los marinos españoles Gravina, Churruca y Alcalá Galiano alcanzaron la cumbre del heroísmo por su destacada actuación.

 21 de octubre de 1805. En tal día como hoy, del año 1805, tuvo lugar la memorable batalla de Trafalgar, que, si bien fue adversa a nuestras armas, dio mucha gloria a España y a su Armada. La heroicidad con que se batieron los marinos españoles causó la admiración y respeto de los aliados y de los ingleses. Héroes tan insignes como Gravina, Churruca, Alcalá Galiano, Alsedo y otros, inmolaron su vida batiéndose con gran pericia y valor. Gravina, que era todo arrojo y pericia, mandaba la escuadra española. Arbolaba su insignia en el navío Príncipe de Asturias. De haber aceptado el Almirantes francés, que mandaba en jefe, la propuesta de Gravina sobre el empleo del Cuerpo de Reserva, podía haber sido muy distinto el resultado de la batalla. Los ingleses tuvieron numerosas bajas y el Almirante Nelson fue muerto en la ación. También perdieron muchos buques. En la memorable batalla de Trafalgar, quedó tan alto el honor de las armas españolas que se batieron en todos los buques, dando gran ejemplo de bravura. Los Guardias Marinas, uno en cada buque, tenían el alto honor de custodiar la bandera, con la misión de castigar con golpe de muerte a quien osase tratar de arriarla. En este memorable acción dieron su vida por la Patria los Guardias Marinas: Briones, Salas y Bobadilla, y recibieron honrosas heridas los de igual empleo: Sáenz Baranda, Butrón, Alvarez de Sotomayor, Márquez, Díaz Pimienta, Bustillos, Alejandro Rúa, José Barros, Antonio Maymó y Pita da Veiga.

21 de octubre de 1805. Muerte de Churruca en Trafalgar. Hoy celebramos el aniversario de la muerte de Cosme Damián Churruca y Elorza, uno de los mayores héroes militares de la historia de España. Vayan estas líneas como homenaje a su figura. Cuando cruzamos el umbral del año 20 del siglo XXI, en el que parece que se desvanecen los viejos valores y las naciones antiguas ven decaer el vigor de antaño, tenemos casi el deber de fijar la mirada y recobrar la memoria de hombres que encarnaron en grado heroico las virtudes hoy menospreciadas, como el patriotismo, el sentido del deber y la lealtad llevada al extremo de entregar incluso la propia vida. Nos puede parecer hoy día increíble, pero hubo españoles así en otros tiempos, hoy casi olvidados, cuya memoria es necesario restablecer, pues son una fuente de enseñanzas para esta generación posmoderna sumida en un hedonismo estéril que sólo produce indiferencia. Hombre así existieron, decimos, y uno de ellos fue Cosme Damián de Churruca y Elorza, teniente general de la Armada a título póstumo, que vivió cumpliendo con su deber aunque en ello le fuera la vida, como así ocurrió en la batalla de Trafalgar, de infeliz recuerdo, el 21 de octubre de 1805.

21 de octubre de 1833. Estalla la guerra entre isabelinos y carlistas (la primera guerra carlista, o primera guerra contra el liberalismo), que duraría hasta 1839. Los carlistas encontrarían núcleos importantes en Vascongadas, Navarra, norte de Cataluña y el Maestrazgo, teniendo como jefe indiscutible a Zumalacárregui, que al morir determinó el fin de la guerra.

21 de octubre de 1850. Se manda adoptar el color verde oscuro (aceituna) para la pintura del material de artillería, que hasta entonces había sido aplomado, y hubo un tiempo en que fue rojo. Los herrajes de negro.

21 de octubre de 1.861. Nápoles y las Dos Sicilias, que en tiempos habían sido parte consustancial de la Corona de Aragón, donde llegó a estar la capital del Reino, se incorporan mediante plebiscito a Italia.

21 de octubre de 1875. Estando sitiada la plaza de Lumbier (Navarra) por cinco batallones carlistas con Caballería y Artillería, el Regimiento del Arma Lusitania carga con gran violencia y rompe el cerco obligando al enemigo a retirarse.

21 de octubre de 1.924. La I Bandera de La Legión sale de Xahuen con la misión de proteger la posición de Kalo Bajo, sosteniendo intensos tiroteos con el enemigo, al que mantiene a raya, hasta que evacuada la posición se repliega hacia Xahuen con el resto de la Columna.

 21 de octubre de 1.937. Las tropas “nacionales” del General Franco ocupan Gijón y Avilés, con lo que termina la campaña del norte.

21 de octubre de 2020. Actividades en el Estrecho de Magallanes relativas a ña conmemoración del 500º Aniversario de la primera Circunnavegación de la Armada de la Especiería. El BE Esmeralda de la Armada de Chile y el BE español Juan Sebastián de Elcano se reúnen en el muelle Prat de Punta Arena para la ceremonia oficial conjunta con motivo del paso de la Armada de la expedición de Magallanes-Elcano.

22 de octubre de 1768. Organización militar. En este día se dictan las Ordenanzas de S.M. Carlos III para el régimen, disciplina, subordinación y servicios de los ejércitos. Muchos de los preceptos contenidos en esta regla moral de la institución militar mantuvieron su vigencia hasta la aparición de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas de S.M. Juan Carlos I, que entraron en vigor en 1978.

22 de octubre de 1769. En tal día como hoy, del año 1769, frente a Melilla, el valeroso don Antonio Barceló, mandado seis jabeques reales, apresa cuatro de moros. Por esta época había llevado ya a Cartagena más de 1.600 moros prisioneros y libertado de la esclavitud a muchos cristianos. Don Antonio Barceló había sido este mismo año ascendido a Capitán de Navío de la Real Armada, siempre por sus extraordinarios méritos como combatiente.

22 de octubre de 1788. Grandes exploraciones. Viaje a Alaska. José Esteban Martínez regresa a San Blas. La expedición estaba compuesta por la fragata Princesa al mando del alférez de navío José Esteban Martínez y el paquebote San Carlos o Filipino al mando del primer piloto Gonzalo Gabriel López de Haro. Su objetivo era llegar a los 60º o 61 º de latitud y determinar la existencia de establecimientos rusos. Parten de San Blas el 9 de marzo de 1788 alcanzando la ensenada de Valdés hoy llamada Príncipe Guillermo, alcanzando una ensenada en 60º 44´ a la que llaman Flores en memoria del Virrey. Toman posesión del territorio, reconocen el terreno y parten hacia la isla de Kodiak, fondeando la Princesa en Trinidad y el San Carlos se dirige hacia el establecimiento rudo situado en Cabo de Dos Puntas. Se dirigen Unalaska tomando contacto con los rusos. El 18 de agosto Martínez decide dirigirse a Monterrey para informar. Al puerto de San Blas llegan el 22 de octubre de 1778, López de Haro, y el 5 de diciembre, Martínez. El Virrey en funciones, Antonio Suárez, decide el inmediato alistamiento de una expedición para ocupar Nutka.

 22 de octubre de 1.859. El Gobierno de España declara la guerra a Marruecos.

22 de octubre de 1.885. Dictamen arbitral del Papa León XIII, por el que se reconoce el derecho de posesión de España sobre las islas Carolinas frente a las pretensiones alemanas hacia las islas del Pacífico.

22 de octubre de 1.920. Queda constituida la IIª Bandera, que procede también de la Compañía de depósito, con organización análoga: dos Compañías de fusiles y una de ametralladoras. Sus mandos son: Jefe de Bandera: Comandante D. Fernando Cirujeda Galloso. Cuarta Compañía: Capitán D. Pompilio Martínez Zaldívar. Quinta Compañía: Capitán D. Antonio Alcubilla Pérez. Sexta Compañía: Capitán D. Álvaro Sueiro Vilariño.

22 de octubre de 1922. En las proximidades de Xauen, queda aislado por el enemigo un destacamento formado por una compañía de infantes y una batería; los ataques son tan intensos que las municiones se agotan y el Capitán de la Batería D. Luis Melero Cenzano queda ciego de un balazo. En tan crítica situación el Artillero 2º Eugenio Altuna se ofrece voluntario para atravesar las líneas enemigas consiguiendo llegar a las nuestras y volviendo con fuerzas que levantaron el cerco. Por tan heroico comportamiento, le fue concedida la Cruz de San Fernando.

22 de octubre de 1941. Muere gloriosamente en Rusia el heroico Teniente de Caballería D. Jaime Galiana Garmilla que mandaba la Sección de Asalto del Regimiento de Granaderos núm. 269, con la que venía realizando continuas infiltraciones a retaguardia del enemigo. Detenido el Regimiento por la resistencia de fuerte posición enemiga, solicitó reiteradamente el honor de asaltarla lo que hizo con su sección, quedando prácticamente aniquilada pero consiguiendo llegar al cuerpo a cuerpo y tomar la posición en la que murió el heroico oficial.

23 de octubre de 1520. El príncipe Carlos es coronado en Aquisgrán como Rey de Romanos y tres días después fue reconocido emperador electo del Sacro Imperio Romano Germánico.​ Estos asuntos en Alemania lo ausentaron de España hasta 1522. Es un buen día para explicar qué significan las columnas que con el lema «Plus Ultra» que el Emperador y Rey mandó que se pusieran en su escudo de armas y que perduran en el escudo de España. Según la mitología griega el semidiós Hércules, hijo del dios Zeus y de la mortal Alcmena, colocó en ambos lados del estrecho dos columnas que representaban el límite del mundo conocido. Nuestros antepasados romanos estimaban que el límite de lo conocido se encontraba en Galicia, «Finis Terrae», desde donde se divisaba la puesta de sol en el océano. «Non terrae plus ultra»: no hay tierra más allá.  Las míticas columnas se ubicaban en el estrecho de Gibraltar en las cosas que se corresponden con, en Peñón de Gibraltar, Calpe, y Monte Hacho en Ceuta, Abila. Gracias a la hazaña de Colón y de Elcano, los españoles demostraron que había tierra más allá, «plus ultra», existía otro continente y otro océano demostrando que la tierra era redonda tal como afirmaba Aristóteles. Por ello el Emperador y Rey Carlos ordena introducir en su escudo las columnas de Hércules con su nuevo lema personal «Plus Ultra» que será a partir de entonces de España y que significa más allá, pues nuestros antepasados demostraron que había tierra más allá de «finisterre». Hoy día en el Museo Naval de Madrid se encuentran expuestos los estandarte de marina del presidente de la Segunda República Manuel Azaña y de Francisco Franco. En ambos aparecen las columnas de Hércules con el lema «Plus Ultra». La capa pluvial que probablemente vistió en tan señalada ocasión de la coronación, el emperador se la donó a la Orden de Santiago después de su boda con Isabel de Portugal en Sevilla, en 1526. Dicha orden tenía su sede en esa misma ciudad, razón por la que se conserva hoy en la catedral sevillana, en una vitrina fabricada específicamente para ello. La capa fue confeccionada en 1508 (lleva la fecha bordada), probablemente por artesanos flamencos, dado su estilo. Tiene forma circular, abierta por delante, con una cenefa que recorre ambos lados de la abertura. Está hecha de brocatel dorado y los motivos decorativos bordados son religiosos, de santos, ángeles y la Virgen con el Niño. Ha sido sometida al menos a dos restauraciones, una ya en 1600 y la otra entre 2006 y 2008.

23 de octubre de 1.705. Guerra de sucesión española. El Archiduque Carlos de Austria entra en Barcelona, cuyos habitantes le aclaman como Rey.

23 de octubre de 1.739. El primer ministro británico, Robert Walpole, declaraba la guerra a España. La Guerra del Asiento fue un conflicto bélico que duró de 1739 a 1748, en el que se enfrentaron las flotas y tropas del Reino de Gran Bretaña y del Imperio español principalmente en el área del Caribe. Por el volumen de los medios utilizados, por la enormidad del escenario geográfico en el que se desarrolló y por la magnitud de los planes estratégicos de España y Gran Bretaña, la guerra del Asiento puede considerarse como una verdadera guerra moderna. En este conflicto brillaron, con luz propia, personajes como Blas de Lezo, en Cartagena de Indias, y Pedro Mesía de la Cerda, cuya gesta a bordo del Glorioso sigue siendo recordada. Los combates se circunscriben a la zona de las Antillas, en la que los ingleses en esta ocasión se llevan la peor parte. Las Antillas primer lugar americano pisado por los europeos y que pasó a formar desde el principio parte de la Corona de España, sufrió continuamente el acoso de la piratería de franceses, holandeses e ingleses. Aún hoy después de la independencia de aquellos territorios ultramarinos la huella de aquella usurpación pervive en colonias que aún detentan esas potencias.

23 de octubre de 1805. En tal día como hoy, del año 1805, en medio de un temporal deshecho, que duraba desde la noche del infausto 21, entran en Cádiz algunos buques de los que se batieron en Trafalgar. El navío Santa Ana, buque insignia del General don Ignacio María de Álava, segundo jefe de la Escuadra española, que había sido apresado por cinco navíos ingleses, fue valerosamente represado por el mermado resto de su dotación española, que, con gran presencia de ánimo y aprovechando el temporal, hizo rendirse a la dotación de presa británica. Una fragata francesa que apoyó la valiente acción de los españoles dio remolque al Santa Ana, que estaba desarbolado, y lo metió en Cádiz en medio de un mar hirviente.

23 de octubre de 1816. Campaña de 1808-1814. Condecoraciones. Medalla de Distinción de Lucena. Creada por Fernando VII el 23 de octubre de 1816 a la vista de los servicios contraídos con grave riesgo de sus vidas por el Brigadier D. Antonio Ortiz Repiso, el Coronel D. Francisco Polo Valenzuela, el Maestrante de Granada D. Francisco Asís de la Carrera y el sacerdote beneficiario de las iglesias de Lucena, D. Fernando Rodrigues (o Ramírez) Luque. Es una estrella de ocho puntas, de oro, esmaltada en azul. Su centro es ovalado, donde figura una gran cruz roja en un pedestal sobre un cerro verde, orlado el conjunto con la inscripción: CERRO DE LA CAPITULACIÓN. Al reverso, la leyenda: LA LEALTAD PREMIADA POR FERNANDO VII. LUCENA 25 DE SEPTIEMBRE DE 1810. La cinta es verde con filetes de color carmesí en los cantos. Los militares habían de llevarla del ojal de la casaca, el paisano del de la chaqueta y el eclesiástico alrededor del cuello.

23 de octubre de 1817. Visitaron SS. MM. y AA. RR. el colegio de Artillería, y en conmemoración se consignó en una lápida de mármol colocada en el Salón de la galera (o recibimiento) del Alcázar de Segovia. En esta ocasión costearon los Jefes y Oficiales del Cuerpo los agasajos tributados a las personas reales. Con otras muchas visitas de ceremonia honrado los Reyes al establecimiento.

23 de octubre de 1.821. El General San Martín, héroe de la Guerra contra Napoleón, expide el decreto por el que se declara la libertad de imprenta en Perú.

23 de octubre de 1833. Se inicia la primera guerra Civil con la batalla de Los Arcos (Logroño) entre el sublevado General Santos y el Brigadier Lorenzo. El Regimiento Sagunto carga repetidas veces con decisión y coraje tan extremados que mereció ser ovacionado por los demás Cuerpos. Allí fue laureado D. Diego de León, quien al frente de 72 jinetes, consiguió impedir que otra columna carlista interviniese en la batalla.

23 de octubre de 1875. El obrero D. Francisco Monroy y los Artilleros D. Elías Morellón y Antonio Castellano forman parte, el 23 de octubre de 1875, de la Sección de Artillería de Guardia en el Palacio Real.

23 de octubre de 1.898. Salen de Puerto Rico los últimos soldados españoles, tras concertar la entrega de la isla a los norteamericanos.

23 de octubre de 1913. Héroes de la Infantería. Por una real orden de este día se concede la Cruz Laureada de San Fernando al sargento don Santiago Ferrer Morales, quien en el transcurso del combate de Taxdirt, en Marruecos, al mando de trece hombres protegió la retirada de las últimas fuerzas, permaneciendo en su puesto hasta el final de la acción, no obstante haber sido herido de gravedad. Este veterano soldado se había distinguido sobremanera en Cuba y Filipinas, donde había alcanzado numerosas condecoraciones. Cuando murió ostentaba el empleo de capitán.

23 de octubre de 1.920. Por la tarde, la Columna del General Sanjurjo se desplaza a Zeluán como base de partida para las operaciones del día siguiente sobre Monte Arruit. Al amanecer ya están las Banderas preparadas en vanguardia de la Columna, fortalecidas con las nuevas Compañías de fusileros que la nueva organización de las Banderas ordena, ya que son tres las Compañías de fusileros para el choque y la potencia ofensiva de las Banderas queda así reflejada. El avance, como consecuencia del terreno, se hace rápidamente, sin ser apenas hostilizados, no es en la llanura donde el harqueño quiere pelear, y cuando las Tropas desfilan por el Campamento lo hacen con profundo silencio e infinita piedad ante la vista de montañas de cadáveres bárbaramente inmolados y mutilados. Queda en Monte Arruit la Guarnici¢n correspondiente y regresa a Segangan el resto de la Columna.

24 de octubre de 1503. Isabel de Avis y Trastámara nació el 24 de octubre de 1503 en el palacio real de Lisboa. Sus padres eran el rey de Portugal Manuel I y su segunda esposa María de Aragón. Esta era hija de los Reyes Católicos, igual que la madre del futuro emperador Carlos V, Juana, conocida como La Loca, con lo que ambos eran primos. Isabel fue educada con gran esmero. Latín y otras lenguas, nociones de ciencias, música y una profunda formación religiosa recibió Isabel siguiendo la educación que había recibido su madre en la corte humanista de los Reyes Católicos. Pero la vida tranquila y feliz del palacio lisboeta se vio truncada en 1517 cuando la reina María falleció al dar a luz a su octavo hijo. Isabel, que entonces tenía 13 años, queda huérfana junto a sus hermanos. Al drama que supuso perder a su madre, los hijos del rey Manuel vieron como este al año siguiente se casaba con Leonor, hermana de Carlos y por tanto prima de los que terminarían siendo sus hijastros. Ante semejante situación, el recelo inicial fue evidente aunque con el tiempo Isabel consiguió mantener una estrecha relación con su prima y madrastra. En aquellos años ya hacía tiempo que la boda de Carlos empezaba a ser un asunto que afectaba no sólo a España sino también al resto de todos los territorios que había recibido en herencia en Europa, África y América. La mujer que se casara con él debía ser elegida con máximo tino y acierto. El nombre de su prima Isabel siempre estuvo en el tablero de las negociaciones pero varios hechos en la política europea retrasaron en más de una ocasión la decisión. Pero a punto de finalizar en año de 1521, fallecía Manuel I y le sucedía su hijo Juan III, hermano de Isabel y soltero como su primo Carlos al que le ofrece afianzar las relaciones entre España y Portugal mediante la negociación de un doble matrimonio: el rey portugués se casaría con Catalina, la hermana pequeña de Carlos, y éste aceptaría por esposa a su prima Isabel. Sin embargo aún pasarían unos años hasta que el doble acuerdo matrimonial se viera realizado. Mientras Catalina salía de su larga reclusión en Tordesillas junto a su madre, la reina Juana, en 1525, Isabel tendría que esperar un poco más. El 17 de octubre de 1525 se firman las capitulaciones matrimoniales y el 1 de noviembre tiene lugar en el palacio real de Almeirim la boda por poderes. Convertida entonces en la esposa del emperador Carlos V, Isabel viaja hasta Sevilla donde tiene que esperar hasta marzo de 1526 para conocer a su marido. El 11 de marzo se casaban en los Reales Alcázares sevillanos. Un matrimonio a todas luces de compromiso, con un largo y difícil camino de negociaciones dinásticas, económicas y políticas, fue sin embargo, un matrimonio de amor sincero. Isabel y Carlos, a pesar de no haberse escogido por amor, desde el primer momento sintieron un mutuo afecto que fue derivando es una mayor estima a lo largo de los años. Aquel mismo verano, cuando la pareja imperial está instalada en Granada, se conocen los primeros síntomas de embarazo en Isabel. Pero ya entonces, la joven emperatriz verá como su vida privada se altera por causa de los acontecimientos internacionales. Aquel mismo agosto de 1526 los turcos amenazan el este de Europa tras salir victoriosos en la batalla de Mohacs, mientras, el rey francés Francisco I sigue amenazando al emperador con una nueva guerra. Todo ello hace que la pareja tenga que terminar su tranquila estancia en Granada y trasladarse lo más rápido posible a Valladolid. El 21 de mayo de 1527 nace el príncipe Felipe. Pocos meses después, ya en 1528, Isabel queda por primera vez sola como gobernadora con los plenos poderes recibidos de su esposo. Pero vuelve pronto de Aragón para reencontrarse con su esposa, de nuevo embarazada. El 21 de junio de 1528 nace su segunda hija, María, dejando a la emperatriz peligrosamente debilitada. En marzo de 1529 Carlos no puede demorar su viaje a Italia que se encuentra más que revuelta después del Saco de Roma sufrido dos años antes. En aquella larga ausencia Isabel tiene su tercer hijo, Fernando, nacido el 22 de noviembre de 1529. La noticia le llega al emperador en Bolonia. Pero no llegará a conocer al niño que fallecerá el 13 de julio de 1530 sumiendo en la tristeza a la emperatriz. Una tristeza que debilita a Isabel hasta hacerla caer enferma de unas peligrosas fiebres tercianas. Tres años después, tiempo en el que la joven gobernanta ha tenido que reponerse de sus enfermedades y tristezas y seguir adelante con su cometido político, se reencuentra por fin con su añorado esposo. De este nuevo encuentro nacerá en 1535 una nueva infanta, bautizada como Juana. Pero la alegría de Isabel durará sólo dos años. Un nuevo conflicto, esta vez en Túnez, vuelve a alejar al emperador de tierras españolas. En 1536 la familia imperial se reúne de nuevo y en 1537 Isabel vuelve a sospechar la llegada de un nuevo hijo. Cuando el 19 de octubre da a luz a Juan, vuelve a estar de nuevo sola y en tal estado de salud que hace temer lo peor. Carlos consigue regresar al lado de Isabel a la que vuelve a dejar embarazada de su sexto hijo, un niño que nacerá muerto el 19 de abril de 1539 a los cuatro meses de embarazo. Isabel de Portugal no sobrevivió a este último parto. Con 36 años de edad, el 1 de mayo de 1539 fallecía a causa del aborto sufrido pero también muy probablemente por su debilitada salud, alimentada de la tristeza y la soledad que durante demasiado tiempo sufrió en su corta vida. Isabel fue una buena reina, hizo aquello que se esperaba de las mujeres de la realeza, dar muchos herederos a su rey y ayudar en lo posible en el gobierno de sus reinos. Pero es más que probable que como mujer, fuera muy desdichada. Ilusionada en un primer momento por un matrimonio que, a pesar de ser concertado, fue del agrado de ambas partes, se topó con una realidad de responsabilidades políticas prematuras, largos periodos de soledad y una salud débil agravada por los constantes embarazos y alumbramientos. Enterrada en Granada y trasladados sus restos años después a El Escorial, Isabel fue una reina hermosa, culta y piadosa. Su esposo quedó desolado por la pérdida de su esposa a la que amó y respetó desde el primer día pero a la que condenó a vivir una vida en soledad.

24 de octubre de 1.617. Las Corte Reunidas en Madrid, declaran a Santa Teresa de Jesús patrona de todos los reinos de España. No olvidemos que también lo es de la Intendencia y del Regimiento de Infantería Guadalajara 20 por la promesa de su coronel y oficiales al ponerse bajo su advocación en un contraataque en Italia contra seis batallones enemigos y lograr la victoria.

24 de octubre de 1648. Efeméride general. Desmembramiento del Imperio Español. En este día queda reconocida la independencia de Holanda por el Tratado de Westfalia (el 30 de enero se había firmado la paz de Münster). Por el Tratado de los Pirineos (1659), España perdió el Rosellón, Alta Cerdaña, Artois y plazas de Flandes. Tras la muerte de Felipe IV, la Paz de Aquisgrán (1668) nos hizo perder más plazas flamencas, el Tratado de Lisboa (1668) reconoció la independencia de Portugal, y la Paz de Nimega (1678) produjo la pérdida definitiva del Franco Condado y resto de plazas que se conservaban en Flandes. Se conoce como Paz de Westfalia o Tratado de Westfalia a un conjunto de tratados relacionados entre sí por el hecho de que supusieron el fin de la Guerra de los Treinta Años, reconociendo la independencia de las Provincias Unidas de los Países Bajos y de la Confederación Suiza. Entre todos los estados implicados en la guerra -(Francia, España, Provincias Unidas (Países Bajos), Sacro Imperio Romano Germánico, Suecia y Dinamarca) – hubo largas conversaciones diplomáticas y numerosos acuerdos parciales, que tuvieron lugar simultáneamente con las campañas bélicas. De hecho, el curso de las negociaciones se veía frecuentemente alterado según el éxito o fracaso de las batallas. El Sacro Imperio Romano Germánico, Francia y Suecia eligieron Münster y Osnabrück, dos ciudades imperiales entre Francia y Suecia, para celebrar conversaciones de paz que comenzaron en 1643. En Münster se reunió el Sacro Imperio con Francia (católicos) y en Osnabrück con Suecia (protestantes), actuando como mediadores el embajador de Venecia y el nuncio papal. Hubo una fuerte polémica entre el Emperador y los estados imperiales acerca de si éstos también deberían sentarse a negociar. Francia y Suecia les invitaron unilateralmente, y por último el emperador cedió y también aceptó su presencia en las negociaciones. En 1645, España y las Provincias Unidas enviaron delegados a Münster. El acuerdo concluyente se firmó el 24 de octubre de 1648 en la Sala de la Paz del Ayuntamiento de Münster, en la región histórica de Westfalia. En castellano, la ciudad de Münster en aquel tiempo era llamada Muñiste (un exónimo hoy fuera de uso), por lo que el tratado de paz es conocido en español como el Tratado de Muñiste.

24 de octubre de 1648. Tal día como hoy se firma la Paz de Westfalia. Esta se refiere a los dos tratados de paz de Osnabrück y Münster, firmados el 24 de octubre de 1648, este último en la Sala de la Paz del ayuntamiento de Münster, en la región histórica de Westfalia, con los cuales finalizó la guerra de los Treinta Años en Alemania y la guerra de los Ochenta Años entre España y los Países Bajos. En estos tratados participaron el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (Fernando III de Habsburgo), la Monarquía Hispánica, los reinos de Francia y Suecia, las Provincias Unidas (Países Bajos) y sus respectivos aliados entre los príncipes del Sacro Imperio Romano Germánico.

24 de octubre de 1772. Nace en Tricio D. Joaquin Osma y Tricio, Caballero de la Orden de Santiago. Mariscal de Campo de Artillería, en posesión de la Cruz de San Fernando, soldado brillante y magnífico maestro.

24 de octubre de 1778. Posesiones españolas. Las islas africanas de Annobón y de Fernando Poo, descubiertas por los portugueses en 1471 y 1472, respectivamente, fueron cedidas a España en virtud de un convenio firmado el 11 de marzo de 1778, según el cual se permutaban por la isla de Santa Catalina y la Colonia de Sacramento. En este día el conde de Argelejos toma posesión de Fernando Poo y meses más tarde lo haría de Annobón el teniente coronel Primo de Rivera. En 1858 serían ocupadas ambas islas formalmente y agregadas a las posesiones españolas del Golfo de Guinea, mantenidas bajo pabellón español hasta su independencia en 1968.

24 de octubre de 1781. Se creó en Segovia el 5º Batallón de Artillería, en lugar de las cuatro compañías de Voluntarios que allí había y que habían sustituido a las que antes destacaban los cuatro batallones sueltos en los que se había distribuido el Regimiento Real por los años de 1765.

24 de octubre de 1814. Campaña 1808-1814. Condecoración Cruz de Distinción por la Batalla de San Marcial. Se concedió por R.O. de 24 de octubre de 1814, premiando a las fuerzas del General Freyre que el 31 de agosto de 1813 se batieron con los franceses sobre el río Bidasoa a la altura de San Marcial. Es de oro y está constituida por una cruz de cuatro brazos esmaltados en rojo que rematan en punta y con globillos de oro en los extremos. El centro es circular, donde en campo blanco figuran dos sables cruzados dentro de una corona de laurel, orlados por una banda azul con letras de oro donde se lee: “EL REY A LOS VENCEDORES DE SAN MARCIAL”. Entre los brazos figuran, en la parte superior una flor de lis y un león, representándose entre los brazos inferiores una torre y otra flor de lis, todos ellos en oro. La cinta de la que cuelga es bicolor: roja y morada.

24 de octubre de 1.887. Nace en Escocia en el castillo de Balmoral Victoria Eugenia Julia Ena de Battemberg futura reina de España.

24 de octubre de 1.924. Las Banderas Iª, IVª y VIª forman parte de la Columna del Teniente Coronel Franco, constituyendo el flanco izquierdo del dispositivo de ataque montado para llegar a la posición de Draa-El-Asef y reconstruir los Blocaos y avanzadillas que habían caído en poder del enemigo. Iniciando el avance, ocupa la Iª Bandera un puesto en el grueso de la Columna y la IVª Bandera va en vanguardia con un Tabor de Regulares y formaciones indígenas. Cuando se llega a Uta-Lecha el enemigo, emboscado en la arboleda próxima, ataca con decisión y grandes efectivos, tanto a las Compañías de la Iª Bandera como a las de la IVª Bandera que habían ocupado posiciones cerca del bosque de Tenafa. Al ataque replican las Banderas con rápida y enérgica reacción, asaltando los linderos del bosque con bombas de mano y armas blancas, apoderándose del bosque y liberándose el Blocao de Tenafa, donde se municionan y llegan más tarde con ligera hostilización, a Draa-El-Asef, cumpliendo el objetivo propuesto.

24 de octubre de 1.945. Entrada en vigor de la carta fundacional de la Organización de las Naciones Unidas, cuyo objetivo es mantener la paz y seguridad internacionales.

24 de octubre de 1.996. Entra en vigor la Convención de Seguridad Nuclear, después de haber sido ratificada por 27 estados.

25 de octubre de 1349. En tal día como hoy, del año 1349, tuvo lugar un combate naval, en aguas de Mallorca, entre las tropas de Don Pedro IV de Aragón y las que servían a Don Jaime II, ex Rey de la isla, que eran francesas. El encuentro fue extremadamente violento, pues ambos contendientes se batieron valerosamente y con gran fiereza; más don Jaime fue decapitado y los franceses dejaron el mar de batalla derrotados.

25 de octubre de 1.521. María Pacheco, viuda de Padilla, rinde Toledo en honrosas condiciones a las tropas de Carlos I, con lo que termina la Guerra de las Comunidades.

25 de octubre de 1.533. Carlos I nombra a Fernández de Oviedo primer cronista de las Indias.

25 de octubre de 1555. Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico abdica del trono imperial y de sus posesiones alemanas en su hermano Fernando, el futuro Fernando I de Habsburgo. Después de tantas guerras y conflictos, Carlos entró en una fase de reflexión: sobre sí mismo, sobre la vida y sus vivencias y, además, sobre el estado de Europa. Los grandes protagonistas, que junto con él habían trazado la escena europea en la primera mitad del siglo XVI, habían fallecido: Enrique VIII de Inglaterra y Francisco I de Francia en 1547, Martín Lutero en 1546, Erasmo de Róterdam diez años antes y el papa Paulo III en 1549. El balance de su vida y de aquello que había completado no era del todo positivo, sobre todo en relación con los objetivos que se había fijado. Su sueño de un Imperio universal bajo los Habsburgo había fracasado, así como su objetivo de reconquistar Borgoña. Él mismo, aunque autonombrándose el primer y más ferviente defensor de la Iglesia Romana, no había conseguido impedir el asentamiento de la doctrina luterana. Sus posesiones de ultramar se habían acrecentado enormemente, pero sin que sus gobernadores hubiesen podido implantar estructuras administrativas estables. Pero tenía consolidado el dominio español sobre Italia, que se aseguraría después de su muerte con la Paz de Cateau-Cambrésis en 1559 y duraría ciento cincuenta años. Carlos comenzaba a tener conciencia de que Europa se encaminaba a ser gobernada por nuevos príncipes, los cuales, en nombre del mantenimiento de los propios Estados, no intentaban mínimamente alterar el equilibrio político-religioso al interior de cada uno de ellos. Su concepción del Imperio había pasado y se consolidaba España como potencia hegemónica. En las abdicaciones de Bruselas (1555-1556), Carlos dejó el gobierno imperial a su hermano Fernando (aunque los electores no aceptaron su renuncia formalmente hasta el 24 de febrero de 1558)2 3 y la de España y las Indias a su hijo Felipe. Regresó a España en una travesía en barco desde Flandes hasta Laredo, con el propósito de curar la enfermedad de la gota en una comarca de la que le habían hablado por su buen clima y alejada de las grandes ciudades, la comarca extremeña de La Vera. Tardó un mes y tres semanas en llegar a Jarandilla de la Vera, lugar donde se hospedó gracias a la hospitalidad del III conde de Oropesa, Fernando Álvarez de Toledo y Figueroa, que lo alojó en su castillo de Oropesa. Allí esperó desde el 11 de noviembre de 1556 hasta el 3 de febrero de 1557, fecha en que finalizaron las obras de la casa palacio que mandó construir junto al monasterio de Yuste. En este plácido lugar permaneció un año y medio en retiro, alejado de las ciudades y de la vida política, y acompañado por la orden de los Jerónimos, quienes guiaron espiritualmente al monarca hasta sus últimos días.

25 de octubre de 1.747. Firma del Pacto de Familia, que estableció una alianza defensiva entre España y Francia

25 de octubre de 1815. En tal día como hoy, del año 1815, en Méjico, tropas de Marina se baten valerosamente en la acción de la Hacienda de Santa Inés (Nueva España), derrotando a las fuerzas insurgentes. En este combate el Oficial de Marina don Juan Sanjurjo y Montenegro, por su comportamiento y pericia dirigiendo el fuego de la división del Coronel Hevia, es recomendado como distinguido extraordinario.

25 de octubre de 1.924. Intervienen la XIª, IVª y VIª Bandera para la evacuación y retirada sobre Akarrat. Salió la Columna en dirección a Uta-Lecha y desde los primeros momentos se entabló combate en el flanco izquierdo de la dirección de marcha. Las tres Banderas toman dispositivos y el movimiento se efectúa con gran precisión, obteniendo combate que va intensificándose por momentos, mientras se da paso al interminable convoy de víveres, municiones, heridos y a la Columna Núñez Prado, encargada del camino de Tenafe a Akarrat. Más tarde se organiza bajo el fuego del enemigo sólidos escalones que cortan el paso a éste dando tiempo al repliegue sobre retaguardias, alcanzando Akarrat, donde se establece el vivac.

25 de octubre de 1999. Naciones Unidas. UNAMET/UNTAET. Medallas de las Naciones Unidas: UNAMET/UNTAET. MISIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS EN TIMOR ORIENTAL/ ADMINISTRACIÓN DE TRANSICIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA TIMOR ORIENTAL La misión se estableció el 25 de octubre de 1999 por la adopción de la resolución 1272 del Consejo de Seguridad. Los principales objetivos de la misión eran proporcionar seguridad y mantener el orden público en todo el territorio de Timor Oriental, establecer una administración eficaz, contribuir al desarrollo de los servicios civiles y sociales y apoyar el fomento de la capacidad para el autogobierno. La medalla UNAMET/UNAET se estableció el 9 de diciembre de 1999. La cinta presenta en sus exteriores dos bandas de color azul como el de la bandera de la ONU, que representan la presencia de las Naciones Unidas en Timor Oriental. Dentro de las dos bandas, hay dos barras de dimensiones iguales entre sí -la barra más cercana al azul es de color carmesí, mientras que la barra más cercana al centro es de un color amarillo similar al del amanecer. Estos colores representan los brillantes y espectaculares amaneceres y atardeceres de Timor Oriental. En el centro de la cinta hay una banda en blanco, el color tradicional de la paz y la esperanza, la meta que intenta alcanzar esta misión. El tiempo de servicio estipulado como requisito para la obtención de la medalla UNAMET/UNTAET es de 90 días. Los siguientes países participan en el componente Militar y de Policía Civil de la UNAMET/UNTAET: Argentina, Australia, Austria, Bangladesh, Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Canadá, Cabo Verde, Chile, China, Dinamarca, Egipto, Fiji, Francia, Gambia, Ghana, Irlanda, Jordania, Kenya, República de Corea, Malasia, Mozambique, Namibia, Nepal, Nueva Zelanda, Níger, Nigeria, Noruega, Pakistán, Perú, Filipinas, Portugal, Federación de Rusia, Samoa, Senegal, Singapur, Eslovenia, España, Sri Lanka, Suecia, Tailandia, Turquía, Ucrania, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Estados Unidos de América, Uruguay, Vanuatu, Zambia y Zimbabwe.

26 de octubre de 1540. Al valle de Copiapó (en el norte de Chile) llegan 1200 hombres al mando de Pedro de Valdivia, tras cruzar a pie el desierto de Atacama.

26 de octubre de 1785. Nace Evaristo de San Miguel, militar español. fue un noble, militar, político, senador por la provincia de Pontevedra (1843), senador vitalicio (1851-1862)​ e historiador español, duque de San Miguel.

26 de octubre de 1810. En Cuba se desata la Tormenta de la Escarcha Salitrosa (12 días hasta el 10 de noviembre). En La Habana se hunden 70 buques. El mar pasa 8 varas sobre las astas de las banderas de las fortalezas de la villa. El mar inunda la calle Obispo, y los botes navegan por esa calle hasta frente a donde después estaría la librería La Moderna Poesía.

27 de octubre de 1492. Cristóbal Colón y sus marinos son los primeros europeos en llegar a la isla de Cuba.

27 de octubre de 1524. Guerra italianas, cerco francés previo a la batalla de Pavía. En las Guerras italianas, las tropas francesas sitian la villa de Pavía. 4 Meses más tarde se produce la batalla de Pavía con la decisiva victoria de los tercios españoles. En el primer tercio del siglo XVI, Francia se veía rodeada por las posesiones de la Casa de los Habsburgo. Esto, unido a la obtención del título de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico por parte de Carlos I de España en 1520, puso a la monarquía francesa contra las cuerdas. Francisco I de Francia, que también había optado al título, vio la posibilidad de una compensación anexándose un territorio en litigio, el ducado de Milán (Milanesado). A partir de ahí, se desarrollaría una serie de contiendas de 1521 al 1525 entre la corona Habsburgo de Carlos V y la corona francesa de la Casa de Valois.

27 de octubre de 1535. En Madrid (España), el rey Carlos I concede a la villa mexicana de Cholula de Rivadavia el título de ciudad.

27 de octubre de 1553. Persecuciones calvinistas. Asesinato del científico español Miguel Servet en Ginebra. El 27 de octubre de 1553 en las afueras de Ginebra (Suiza) los calvinistas queman vivo al teólogo, médico y humanista aragonés Miguel Servet. Servet, llamado también Miguel de Villanueva, Michel de Villeneuve o, en latín, Michael Servetus, cuyo nombre auténtico era Miguel Serveto y Conesa, alias «Revés» (Villanueva de Sigena, Aragón. 29 de septiembre de 1509 o 1511-Ginebra, 27 de octubre de 1553), fue un teólogo y científico español. Sus intereses abarcaron muchas ciencias: astronomía, meteorología, geografía, jurisprudencia, teología, física, el estudio de la Biblia, matemáticas, anatomía y medicina. Gran parte de su fama y reconocimiento posterior es debido a su trabajo sobre la circulación pulmonar descrita en su obra Christianismi Restitutio. Participó en la Reforma Protestante y desarrolló una cristología contraria a la Trinidad. Repudiado tanto por los católicos como por los protestantes, fue arrestado en Ginebra, sometido a juicio y condenado a morir en la hoguera por orden del Consejo de la ciudad y las iglesias Reformadas de los cantones, cuando en ella predominaba la influencia de Juan Calvino.

27 de octubre de 1807. Napoleón Bonaparte y Manuel Godoy firman el Tratado de Fontainebleau, que permite a los franceses introducir sus tropas en España para atacar Portugal junto con España.

27 de octubre de 1834. En el marco de la Primera Guerra Carlista sucede la Acción de Alegría de Álava.

27 de octubre de 1992. España entra como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

28 de octubre 1483. Guerra de la Reconquista. Rodrigo Ponce de León y Núñez reconquista definitivamente la villa de Zahara de la Sierra.

28 de octubre de 1538. En la villa de Santo Domingo, en la isla La Española, en medio del mar Caribe, se funda la Universidad de Santo Tomás de Aquino (hoy Universidad Autónoma de Santo Domingo), la primera universidad de América.

28 de octubre de 1588. Muere el Irlanda de un héroe de los tercios, Alonso martínez de Leyva. Tal día como hoy, un aciago 28 de octubre de 1588, fallecía frente a las costas del condado de Leitrim, en Irlanda, junto a varios de sus marineros, el comandante riojano Alonso Martínez de Leyva. De familia noble y de arraigo militar, Miguel de Cervantes lo elogia, junto con otros siete militares de su tiempo, en “El Canto de Calíope”, perteneciente al sexto libro de la primera parte de “La Galatea”. No en vano, Leyva fue capitán general de las galeras de Sicilia y capitán general de la Caballería de Milán, y durante la campaña de la Gran Armada, su última campaña, fue capitán del “Santa María Encoronada”.

 28 de octubre de 1885. Inauguración del primer ferrocarril en España, la línea Barcelona-Mataró.

28 de octubre de 1746. Lima, capital del Virreinato del Perú, es devastada por un terremoto de magnitud 9,0 en la escala de magnitud de momento, que deja un saldo de más de 5000 muertos. El puerto del Callao es completamente arrasado por el tsunami resultante, que deja otros 5000 muertos (solo sobreviven 250 personas). Se registran daños a lo largo de la costa del Pacífico sur sudamericano.

28 de octubre de 1848. Primer ferrocarril español en la península ibérica. El 5 de octubre de 1848 se realiza una primera prueba y, tres días después, un viaje con 400 personas. La inauguración oficial de la línea Barcelona-Mataró tiene lugar el 28 de octubre. Pero el primer ferrocarril español se inauguró el 19 de noviembre de 1837 en Cuba. Fue el primer tramo del ferrocarril La Habana-Güines, que era además el primero que se construía en España y también en toda Iberoamérica. https://lapaseata.net/2019/11/12/cuba-fidel-castro/

29 de octubre de 1507. Nace el Gran Duque de Alba. Fernando Alvarez de Toledo y Pimentel III Duque de Alba. (1507-1582). Noble español nacido en Piedrahita (Ávila) el 29 de octubre de 1507 y muerto en Lisboa el 11 de diciembre de 1582.

29 de octubre de 1507. Fernando el Católico nombra al almirante Diego Colón gobernador de las Indias con asiento en Santo Domingo de Guzmán.

29 de octubre 1762. Pedro de Cevallos, gobernador de Buenos Aires, reconquista Colonia del Sacramento para España.

29 de octubre de 1859. España declara la guerra a Marruecos por destruir unas fortificaciones en Ceuta.

29 de octubre de 1981. El Congreso de los Diputados autoriza al Gobierno a negociar la adhesión de España a la OTAN

30 de octubre de 1340. Se libra la Batalla del Salado en la actual provincia de Cádiz. Fue una de las batallas más importantes del último periodo y derrotaron decisivamente a los benimerines, que trataría de invadir la península ibérica mediante la batalla. El rey triunfador, Alfonso X el Sabio, que combatió en alianza con los portugueses, es recordado mediante una estatua en el Alcázar de Córdoba.

30 de octubre de 1975. El príncipe Juan Carlos de Borbón asume interinamente la Jefatura del Estado, por enfermedad del dictador Francisco Franco.

30 de octubre de 1813. En Pamplona capitulan las tropas francesas. Finaliza la Guerra de la Independencia española.

30 de octubre de 1991. Se inaugura la Conferencia de Paz de Madrid para Oriente Próximo.

30 de octubre de 1991. Se firma el protocolo del Tratado Antártico entre 30 países, que durante 50 años protege a la zona de la explotación.

30 de octubre de 2009. Entrega de la Enseña Nacional a la UME. Orden Ministerial 15/2009 de fecha 16 de abril del 2009, se acuerda el uso de la Enseña Nacional como Estandarte por parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME). SM la Reina Doña Sofía presidió el acto e hizo entrega de la Enseña Nacional a la UME en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz en Madrid.

31 de octubre de 1517. Lutero comienza en Wittenberg (Alemania) sus ataques a la Iglesia de Roma. Inicios de la Reforma protestante.

31 de octubre de 1571. Se recibe en Madrid la primera noticia de la victoria de Lepanto.

31 de octubre de 1615. Miguel de Cervantes dedica al Conde de Lemos la segunda parte de El Quijote.

31 de octubre de 1768. Fallece el heroico soldado de Infantería centenario Joseph Moreno. Se trata de la dilatada hoja de servicios de un soldado a caballo entre los siglos XVII y XVIII. José Moreno nació en Toledo en 1665, se alistó en 1690 y falleció como sargento de Inválidos en 1768, previo paso por una prisión de Argel y una participación destacada en la Guerra de Sucesión. Era natural de Toledo, donde nació en 1665. A los veinticinco años de edad se alistó en la compañía del maestre de campo Téllez de Zepeda, del Tercio de los Morados Viejos. En 1703 lo hallamos en el Regimiento de Guardias de Infantería Española, participando en la Guerra de Sucesión y distinguiéndose en la batalla de Alcántara de 1709. Asimismo, estuvo seis años cautivo en Argel; algo que no le afectó tanto la salud como a otros, pues alcanzó gran longevidad: falleció en 1768, nada menos que con ciento tres años. Para entonces, habiéndose retirado del servicio en 1747, había alcanzado el grado de sargento de Inválidos. Por tanto, le tocó vivir las épocas, muy diferentes, de seis reyes de dos dinastías (Felipe IV, Carlos II, Felipe V, Luis I, Fernando VI y Carlos III).

31 de octubre de 1850. En Madrid, la reina Isabel II inaugura en la Carrera de San Jerónimo la sesión inaugural de las Cortes Españolas en su nueva sede, el actual Congreso de los Diputados.